Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de zonas de riesgo

Desde que el mundo es mundo, han existido una diversidad de eventos naturales que han acabado en un verdadero desastre, en donde la vida de las personas, incluso, han sido arrastradas en estos eventos catastróficos. En lo que respecta a la madre naturaleza, la misma no sabe de tiempo, espacio o vidas, sino de gritar y pedir auxilio. Porque es exactamente eso lo que realmente hace: pedir ayuda. En lo que va de siglo, es bien sabido que la Tierra se ha ido deteriorando gracias a la mano del hombre, recibiendo un trato lleno de basura, golpes y una contaminación ambiental que amenaza con acabar con lo poco que nos queda.

El calentamiento global es un problema que a pesar de que va evolucionando de forma lenta, trae consigo consecuencias muy grandes, como el derretimiento de los polos de la Tierra y la muerte de los animales que en ellos habitan.

Cuando se habla de zonas de riesgo, o mejor conocidas como zonas vulnerables, se habla de todas aquellas zonas del planeta que se encuentran expuestas a cualquier tipo de evento natural catastrófico, pudiendo acabar con la zona, la fauna, la flora y la vida de las personas que se encuentran, incluso, tan sólo cerca de estas zonas de riesgo.

Zonas de riesgo

Por otro lado, además de hablar sobre estas zonas expuestas, también hablamos sobre todas aquellas zonas del mundo en el cual las placas tectónicas estén vulnerables a movimientos inesperados, lo cual podría desatar más que sólo un evento desastroso: podría desatar la muerte de miles de personas. Una vez que estas placas tectónicas se mueven, el suelo se agrieta, y dependiendo de la fuerza con la que el movimiento surja, tanto edificios como árboles pueden caer sin medir fuerza o lugar.

Partiendo de lo anterior, se dice entonces que todas las áreas de la Tierra son vulnerables, por lo que se requiere de diversos estudios para evitar eventos sorpresivos en un futuro. Estas zonas se estudian según una diversidad en los suelos, de modo que si existe algún sitio poblado cerca, debe ser anticipado y educado con una mentalidad preventiva que les ayude a superar este tipo de eventos. Sin embargo, lo más recomendable es abandonar estos sitios.

¿Qué es lo que causa el desastre?

A pesar de que se considera un evento desastroso a cualquier evento natural que haya podido ser anticipado, o bien puede ser sorpresivo, el verdadero desastre ocurre cuando existe una proximidad humana al lugar en el cual ocurren estos eventos.

Se debe estar atento a cualquier terreno inclinado cerca de cualquier zona poblada, además de cualquier cambio en el suelo. Este primer factor (el terreno inclinado), junto una densidad poblacional y cualquier erosión del suelo, son factores directos que prometen un deslizamiento desastroso en estaciones del año como el invierno, en donde la brisa es fuerte y la nieve hace de las suyas con potencia.

Por otro lado, en lo que respecta a los eventos desastrosos por lluvias, es importante tener en cuenta el hecho de que basura acumulada y el suelo suelto, provoca que los escombros fluyan de forma rápida en medio de un desastre natural por lluvias torrenciales, lo cual genera desastres como laderas, pendientes pronunciadas y hasta la muerte de quienes son golpeados por esta marea.

¿Qué hacer ante una zona de riesgo?

Es importante mantener un ojo en lo que respecta al suelo en el cual se encuentra nuestra vivienda, e incluso lo más cerca que puedan observar, de modo que puedan crear sus propios análisis para llegar a algunos efectos preventivos. Es necesario que se capacite a las personas con conciencia, materiales y educación con respecto a los mejores métodos de escape en medio de un desastre natural, empezando por la paciencia y la calma.

Esta capacitación ayudará a que se eduque a las personas, incluyendo en esto a las escuelas, y así se logre un buen desarrollo de soluciones y medidas preventivas que ayuden a salvar vidas.

¿Existen varios tipos de zonas de riesgo?

En efecto, al existir una diversidad de desastres naturales, existen también distintos tipos de zonas de riesgo, específicamente tres, las cuales se clasifican gracias a los eventos naturales posibles.

A continuación les hablamos sobre cada una de las zonas de riesgo existentes:

Zonas vulnerables a inundaciones

Estas son aquellas zonas que se encuentran expuestas a desastres naturales que vienen directamente de las inundaciones. Dentro de estas zonas, encontramos ríos que cuentan con un cauce mayor y que se mantienen siempre expuestas a inundaciones frecuentes. Y partiendo de estos cauces, también encontramos llanuras aluviales que acaban estando expuestas a inundaciones.

Por otra parte, estas zonas vulnerables a inundaciones también son todas aquellas que cuenten con depresiones costeras que cuenten con cotas que se encuentren inferiores en cuanto al nivel de mar se refiere. Sin embargo, estas se encuentran expuestas a un verdadero desastre siempre que ocurran inundaciones grandes, como por ejemplo, gracias a un tsunami.

Zonas vulnerables a terremotos

En segundo lugar, tenemos aquellas zonas de riesgo que se encuentran siempre vulnerables a terremotos. Estas son aquellas que sólo existen en donde existe más movimiento de las placas tectónicas en el planeta.

Es importante indagar cuáles son estas zonas para que si existe un peligro extremo, las personas que se encuentren cerca, puedan tomar sus previsiones e incluso salir de allí. Son zonas peligrosas cuyos desastres pueden ser más grandes de los que imaginan.

Zonas vulnerables a derrumbes

Para finalizar, tenemos las zonas vulnerables a derrumbes, las cuales son aquellas que se encuentran en un estado de debilidad ante un evento catastrófico, lo cual acabaría en un derrumbe seguro.

Estas zonas predominan en laderas empinadas que pueden estar escasas de vegetación o con un exceso de vegetación en cuanto a árboles se refiere, y cuyo suelo es suelto y con rocas fracturadas que acaban en derrumbes y desastres.

Por último, es importante recalcar que la madre naturaleza no avisa, por lo que mantener una población informada sobre estos desastres es algo importante y debería ser obligatorio, de modo que existan pautas grabadas en la memoria de cada individuo para protegerse sus vidas en eventos como estos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies