Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de zombies

Todos y cada uno de nosotros sabemos lo que es un zombi: uno de esos asquerosos y podridos seres que buscan atemorizar a las personas y que existen gracias a diversas situaciones. Son muy comunes en las películas y series de televisión que buscan atrapar la atención del televidente, y miren qué sí lo logran, y es que con el pasar del tiempo han ido surgiendo más y más programas en donde se les nombra con el fin de que se conozca más sobre ellos.

Hoy en día, y luego de detallar todas las películas y series del momentos, hemos llegado a la atemorizante conclusión de que o existe un solo tipo de zombi, ni dos… ¡sino muchos! Y si algo más pudimos analizar, es que no se les debe subestimar.

Tipos de zombies

A continuación les mostramos todos y cada uno de los tipos de zombies que existen hoy en día para que no te dejes engañar:

Zombies frescos

Este tipo de zombi es bastante peligroso en comparación con lo que puedas pensar, y es que son veloces, inteligentes y saludables, pese a que lo que estás imaginando en estos momentos. Los mismos se caracterizan por no contar con ningún tipo de herida que le impida los movimientos de rapidez, por lo que pueden llegar a correr y saltar de forma muy astuta.

Además, su apariencia puede ser bastante confusa ya que son aquellos que apenas tienen veinticuatro horas con el virus, y hasta menos, y aun así pueden llegar a ser rápidos y aparentar no estar enfermos, lo cual los hace peligrosos ya que tienden a atacar e infectar a otros humanos.

Zombies normales

Tan normales como puedes creer que son, nos le quita esto el hecho de que son igual de peligrosos que los anteriores. Estos son aquellos que tienen el virus en su cuerpo por más de veinticuatro horas, por lo que su cuerpo comienza a cambiar de aspecto de forma rápida. Su piel comienza a morirse y empiezan a salirle manchas amarillas y negras por todas las áreas que puedas imaginar. Además, sus ojos se vuelven opacos y la putrefacción es más que notable a simple vista. Pese a esto, los mismos también son rápidos y es que pueden correr y saltar sin ningún problema.

Zombies pupas

Estos zombies son aquellos que cuentan con más de setenta y dos horas infectados con el virus y cuya piel se asemeja mucho a los zombies normales, sin embargo, cuentan con la característica principal de que han sido mutiladas algunas partes de su cuerpo, así como sus brazos, piernas y rostro. Debido a esto, no son rápidos ni pueden saltar o correr con tanta facilidad como los anteriores. Pese a esto, suelen ser más peligrosos de lo que te puedes imaginar.

Zombies podridos

Estos son aquellos zombies que cuentan con semanas infectados, por lo que empiezan a desprender un olor bastante malo, y es que de esta forma se les puede reconocer de forma fácil y rápida. Están tan descompuestos, que su piel está muerta en casi todas las áreas visibles y escondidas, por lo que a medida que van caminando se les van cayendo trozos de piel.

Son tan feos que dan miedo a la vista. Sin embargo, en cuanto a la rapidez, no son tan peligrosos ya que son más lentos que todos los zombies anteriores, debido a su debilidad muscular. Son confundidos con marionetas sin hilo.

Zombies reptadores

Este tipo de zombi es sumamente peligroso, y es catalogado como el arrastrado. Este zombi cuenta con una rapidez más grande de la que te podrías imaginar, y así como nos lo indica su apodo, es bastante ágil en el suelo. Se le reconoce fácilmente ya que el mismo ha sido partido por la mitad por alguna u otra razón, por lo que su parte inferior no existe. Es decir, cuenta tan sólo con la parte media y superior intacta, siendo entonces un ser que se arrastra con las manos por todo el suelo.

Al ser más pequeños de los comunes, tienden a confundir a los humanos y les aparecen por donde menos se les espera, en sitios tan comunes y menos pensados como camas y carros estacionados en algún sitio, o bien, en estado de movimiento. Tienden a atacar con la boca y de forma rápida, atacando así a sus víctimas en las zonas más desprotegidas e infectándolos de forma rápida.

Niños zombies

¿Se imaginan un Apocalipsis zombi liderado por seres pequeños, ágiles y traviesos?, algo así debes imaginarte al pensar en estos zombies de edad muy joven. Son rápidos, se escurren de cualquier sitio en el cual logres verlos y son una auténtica pesadilla. Y es que, si son una pesadillas buenos y sanos, ¿se los imaginan con un virus encima? Son el diablo en persona, sólo que sin conciencia de lo que hacen. Apenas llegan a medir un metro, lo cual impide que en múltiples ocasiones se les pueda disparar en la cabeza. Son flexibles, veloces, saltan mucho aunque en porciones pequeñas y son tan inesperados que te aparecen en cualquier sitio y sin que te des cuenta.

Lo peor de todo esto, es que como de por sí los niños son tremendos, en muchas ocasiones no les observa con detalle y no notan que están infectados; y al ser niños, el hecho de que un adulto sano quiera abrazarlos, es sinónimo de otro ser infectado, ya que los “dulces niños” no serian capaces de no hacerlo. Pero en realidad los muerden, y eso acaba en una gran desgracia. Mortales e impredecibles, tan sólo así podemos definirlos en dos palabras.

Animales zombies

¡Cuánta tristeza que estos lindos seres deban ser convertidos en estas asquerosidades! Pero la verdad es que ni siquiera ellos se salvan del virus, y son peores que los otros en cuanto a infección. Su olor es putrefacto, su piel va cayéndose a pedazos conforme van apenas y caminando y su vista ofrece mucho miedo a quienes los observan. Sus extremidades están muy heridas, por lo que no son rápidos sino los más lentos de todos los zombies.

Pese a esto, no hay que subestimarlos en lo más mínimo, ya que pueden llegar a ser más peligrosos de lo que puedes pensar, ya que tan sólo una mordida puede llegar a matarte de una sola vez. Es importante recalcar que los animales se infectan del mismo modo que los humanos, y que algunos animales son bastante peligrosos si se infectan, y es que de por sí los animales salvajes son peligrosos sin virus, imaginen un león zombi, o un oso, un completo desastre.

Zombies radiactivos

Este tipo de zombi es bastante extraño, pero existe ya que son aquellos que surgen después de que hayan sido sometidos a una alta dosis de radiación. El color de su piel se vuelve verde y su cuerpo puede llegar a transformarse en una asquerosidad con malformaciones, y extremidades de sobra debido a los mismos radiactivos.

Sin embargo, son bastante rápidos ya que no pierden en lo absoluto su movilidad, sino que más bien la duplican en algunos casos. Además, son peligrosos en un punto crítico, ya que si mantienes algún tipo de contacto físico con él, puedes llegar a contraer el virus y los radiactivos que deben tener en su cuerpo.

Zombies bebés

Tan triste como puedes imaginar, estos lindos amiguitos están infectados debido a que sus madres también lo fueron mientras estaban embarazadas; de modo que nacen siendo unos zombies.

Sin embargo, esto no quita el hecho de que puedan llegar a ser peligrosos si muerden a algún humano. Pese a esto, no son tan peligrosos ni malos como puedas pensar, ni mucho menos tan horripilantes.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies