Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de yoyo

Actualmente, existe una cantidad extraordinaria de juguetes con los cuales los niños pueden distraerse, en donde ellos se la pasan escribiendo cartas a Santa cada diciembre, aprovechando cada día del niño y cada cumpleaños, observando cuánto juego nuevo sale en la televisión, y viendo cómo se van llenando los estantes de las jugueterías de todo el mundo.

Es impresionante la creatividad de las empresas que crean juguetes nuevos, para todas las edades, y la cantidad de popularidad que son capaces de ganar en tiempo record. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto no siempre ha tenido este gran auge, ni han existido tantos modelos de juguetes como ahora, por lo que en tiempos pasados los estantes no estaban llenos de carros último modelo en versión miniatura ni de un sinfín de Barbies.

La realidad es que en años anteriores, retrocediendo incluso al siglo pasado, los juguetes no se trataban de cosas como las que ahora surgen, sino que eran más bien menos elegantes pero sí más divertidos. ¿Recuerdas un poco de tu infancia?, ¿recuerdas cuáles eran los juegos que solían jugar tú y tus vecinos?, es increíble retroceder la mente a esos días, en donde las metras y el yoyo eran los juegos reales de los niños.

Hoy en día, los niños han dejado atrás estos juegos por prestar más atención a los nuevos juguetes, que si bien no son realmente criticables, no hay nada como los juegos anteriores, esos que nunca se rompían, que se podían prestar y hasta intercambiar. E incluso, existían esos que se ponían en juego y los perdía quien no ganaba la apuesta. Estos juguetes eran los mejores, y uno de los favoritos era el yoyo.

El yoyo es un juego clásico que incluso hoy en día es muy común, pero no tan popular. Sin embargo, existen padres que no han permitido que sus hijos se pierdan de lo que a ellos tanto les divertía, por lo que les mantienen presentes estos juegos tan clásicos y conocidos para ellos mismos. El yoyo es particularmente divertido, a pesar de lo simple de su juego, y es que este consiste en una rueda que tiene enrollada una cuerda y que, una vez que se enrolle a presión y se suelte en posición vertical y a una altura considerable, deberá soltarse y devolverse, gracias a la ley de la gravedad.

Tipos de yoyo

Es un juego desestresante que ayuda a que los niños comprendan que lo más simple es capaz de divertirlos. Además, genera competitividad, ya que suele jugarse en grupos y el yoyo que más tiempo dure subiendo y bajando, es el que gana. El truco de este juego está en la presión que se ejerce en la cuerda mientras el mismo se va enrollando en la rueda. Sin embargo, con el pasar de los años este juego se ha ido modificando, llegando a existir distintos tipos de yoyos actualmente.

Para conocer un poco más sobre este maravilloso juego y sus variantes actuales, a continuación les mostramos los diversos tipos de yoyos que conseguimos actualmente:

Yoyo clásico

El yoyo clásico es aquel que contiene una cuerda, la presión que tú le ejerzas y la base, y por lo general son bastante cerrados. Dentro de este modelo, podemos encontrar algunos tipos nuevos que se adaptan a este pero con algunas modernas modificaciones.

Yoyo automático

Estos son aquellos que funcionan muy bien y de forma similar al clásico, pero con la enorme particularidad de que funciona de forma automática una vez que se queda sin fuerza para poder subir de nuevo.

Yoyo no automático

A pesar de ser similares a los clásicos, estos son peculiares ya que suben siempre que quien juega con ellos les da un tirón a la cuerda.

Yoyo con forma de alas de mariposa

Estos yoyos cuentan con la enorme particularidad de contener una forma de diábolo o bien, como su nombre nos lo indica, de alas de mariposa. Esto permite que con los mismos se puedan crear diversos trucos que son capaces de encantar a los demás individuos. Dentro de este tipo de yoyo, surgen dos modelos, aquellos que cuentan con respuesta, y otros sin respuesta.

La respuesta que pueda tener este yoyo, dependerá siempre del espacio que exista entre las alas, y es que mientras más amplio sea el espacio entre ellas, el nivel de respuesta del yoyo será menor. Lo que ocurre es que cuando la respuesta del yoyo es fuerte, significa que el yoyo sube de un tirón al contar con un roce particular con las paredes del yoyo. Es debido a esto que mientras más espacio, menos sube, pudiendo incluso llegar a no subir en lo absoluto, lo que se denomina yoyo sin respuesta.

Como pueden ver, existe una gran variedad de yoyos para todos los gustos, y es que desde el clásico, hasta el más moderno, es tan antiguo juguete es increíblemente entretenido y parece que jamás pasará de moda.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies