Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de yesos dentales

El yeso es un material cerámico que ha sido utilizado en diversas áreas desde hace muchos años atrás, incluyendo siglos pasados, ya que el mismo se utilizaba con la esperanza de crear magnificencias increíbles, tanto en interiores como en exteriores, y se lograba en acabaos que eran de la realeza. En esa época, el yeso era catalogado como un material costoso que no todos se podían permitir, por lo que siempre que se le observaba en hogares o tiendas, se llegaba a la conclusión de que los dueños de esos lugares eran personas de dinero. Pese a ello, con el paso de los años el uso del yeso ha ido evolucionando en un punto increíble, llegando a ser utilizado no sólo en la arquitectura o decoración, sino también en la parte médica, incluyendo dentro de esto a la parte odontológica.

En el año 1756 se empezaron a crear diversos materiales que ayudaban en esta área de la medicina, hasta llegar a lo que es ahora: un material maravilloso que se emplea en diversas áreas de nuestros dientes. Conforme fue adelantándose la ciencia, se fueron haciendo diversos estudios hasta llegar a la conclusión de que el yeso dental tenía que ser un material irremplazable, por lo que luego de muchas pruebas, se logró el objetivo. Sin embargo, es importante destacar el hecho de que no todos los yesos dentales sirven para todas las personas, por lo que antes de tomar una decisión así, es necesario visitar un odontólogo para que realice los estudios pertinentes y luego se llegue a la conclusión de qué tipo de yeso se debe emplear en el paciente. Porque sí, existen distintos tipos de yesos dentales de los cuales hablaremos más adelante.

El yeso es un material que se consigue en la superficie de la tierra en forma de piedra. La misma lleva por nombre aljez, y para poder ser utilizada en este ámbito o en cualquier otro, es necesario que la misma sea sometida a diversos procesos, comenzando por una deshidratación exhaustiva, y es exactamente este tipo de yeso el que puede ser utilizado por cualquier odontólogo. Siempre que el material crudo sea sometidos a procesos, el mismo podrá ser utilizado para el manejo común y permitido de forma Nacional e Internacional.

El yeso dental se utiliza para reproducir detalles de una estructura física que generalmente abarca tan sólo los dientes, ya que además de contar con un color similar al de nuestros dientes, es bastante moldeable y suave, por lo que una vez que acaba el proceso de utilización, no se deberían sentir molestias de ningún tipo en lo que respecta este tipo de material en nuestra boca. Por otro lado, es importante resaltar que este material es bastante resistente, tanto así que era utilizado para crear edificios y no sólo elementos decorativos o fachadas, por lo que no debe catalogarse como un material débil, y en que respecta a la medicina es sencillamente maravilloso.

Tipos de yesos dentales

En el siglo XIX, el yeso dental comenzó siendo un material de impresión que era bastante popular en esos tiempos, por no decir costosos. Luego, cuando un mejor producto apareció, el mismo fue quedando atrás hasta que años después, volvió al mercado, y aún más repotenciado.

Como decíamos, existen distintos tipos de yesos dentales que se clasifican según sus propiedades y su elaboración, por lo que vamos a definir cada uno de ellos:

Yesos dentales para impresiones (Tipo I)

Este tipo de yeso es aquel que se buscó procesar de modo que la mezcla quede con elasticidad y pueda ser mejor para moldear. De este modo, se convirtió en uno de los primeros y mejores materiales de impresión de dientes en épocas pasadas, siendo aún utilizado gracias a su mezcla repotenciada.

Yesos dentales para modelos de laboratorio (Tipo II)

Este tipo de yeso es menos poroso que el anterior y es más regular en cuanto a sus partículas y mezcla final. Es aquel que se utiliza en los laboratorios para crear moldes específicos para zonas de la boca, como prótesis removibles parciales o totales. Son muy utilizados, aunque se caracterizan por ser costosos.

Yesos dentales para modelos de estudio (Tipo III)

Estos yesos se caracterizan por contar con una densidad bastante alta en lo que se puede observar a simple vista, y una excelente capacidad que les permite comprimirse sin ningún problema, por lo que se utiliza de forma muy frecuente en la parte estética de la odontología, y de la ortodoncia. Por otro lado, es también bastante utilizado para crear prótesis removibles.

Yesos dentales de alta resistencia (Tipo IV)

Este tipo de yeso, así como su nombre nos lo indica, se consigue por medio de un proceso preciso que permite que el mismo sea resistente, por lo que resiste en gran medida golpes y cosas duras. Gracias a esto, se les utiliza en gran medida para la creación de prótesis fijas.

Yesos dentales de piedra de alta resistencia y expansión (Tipo V)

Un yeso bastante similar al anteriormente descrito, sólo que este pasa por un proceso en donde las temperaturas son mucho más altas, por lo que se puede decir que su resistencia es un poco más alta.

Yeso dental sintético

Y por último, tenemos un tipo de yeso dental bastante peculiar, el cual es catalogado como sintético ya que el mismo se crea a partir de partículas diferentes a los anteriores.

Sin embargo, se caracterizan por ser más costosos que cualquiera de los tipos de yesos anteriores, ya que este iguala y hasta supera las propiedades de los mismos. Se le considera un tipo de yeso dental moderno y mejorado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies