Saltar al contenido

Tipos de tuberías para tu vivienda

Nuestro hogar está lleno de instalaciones bastante importantes para su funcionamiento, entre las más importantes, por no decir la que más, se encuentran las instalaciones de fontanería, todo lo referente a las tuberías, bien sean de agua potable o de aguas residuales. Una casa sin estas instalaciones sería totalmente inhabitable. Por lo tanto, en este artículo os mostraremos todos los tipos de tuberías para vivienda que existen.

Existen muchos tipos de tuberías, de distintos materiales y con distinta características, todos para distintos propósitos, en este artículo te enseñaremos todo lo que debes saber referente a instalaciones de fontanería, ya que puede que exista la posibilidad de que desees hacer una reforma de alguno de tus sistemas de tuberías.

Para empezar, debemos tener claro, ¿Qué son las tuberías para viviendas?, esto es sencillo, como su nombre lo dice, son sistemas de tubos que se conectan entre ellos y que por lo general desembocan en una cañería general. Su finalidad es suministrar agua, así como también, evacuarla de los hogares.

Teniendo en cuenta esto, podemos proceder a conocer los tipos de tuberías para vivienda y sus materiales.

Tipos de tuberías para vivienda

¿Cuáles son los tipos de tuberías de agua?

Existen bastantes tipos de tuberías de agua para vivienda, cada una aportará una resistencia diferente y estará diseñada para un propósito distinto. A continuación te hablaremos sobre algunas de las más usadas en todas las instalaciones de fontanería:

Tuberías de agua potable de metal

Para empezar te hablaremos de los tipos de tuberías hechas de metal, que son de las más usadas actualmente.

Tuberías de acero inoxidable: Las tuberías de acero inoxidable son altamente rentables, ya que son extremadamente resistentes a la corrosión, tienen estabilidad metalúrgica y se sueldan bastante fácil. Para empezar, estos tubos ofrecen una mayor resistencia que otros tubos, ya que soportan altas temperaturas, tensión e incluso roturas. Además de esto, estos son más económicos, tanto a la hora comprar, como de mantener, así que supondrán un ahorro económico bastante significativo. Estas también son tuberías de agua para exteriores por excelencia.

Tuberías galvanizadas: Los tubos galvanizados, como su nombre nos lo indica, son tubos de un material que se ha sometido a la galvanización, ¿Qué es la galvanización?, es un proceso en el cual se somete al metal a un baño de Zinc, por lo cual, este queda protegido de la oxidación y la corrosión. Estos tubos son bastante resistentes a factores naturales, como el agua, por ejemplo. Este tipo de tuberías tiende a ser bastante económicas si la comparamos con las de acero.

Tuberías de cobre: Este tipo de tubo es altamente usado para sistemas de calefacción, gases, agua potable, aguas residuales, etc. Tiene bastantes propiedades interesantes, como por ejemplo, su resistencia a temperaturas extremas, a la corrosión, a presiones altas, etc. Además de eso son bastante maleables. Este el único metal que está certificado como agente antimicrobiano, según el EPA. El cobre le aportará a los tubos y posteriormente a todo el sistema de instalaciones de fontanería, una longeva vida de uso. Además, el cobre es reciclable, esto quiere decir que el impacto que tendrá en el medio ambiente no será tan fuerte como el de otras alternativas.

Tuberías de plástico para agua potable

Este tipo de tuberías entran entre las más usadas en hogares, junto con las de cobre. Las tuberías de plástico son bastante económicas, además de que contribuyen al ahorro de energía. Son ideales para redes de agua potable, riego y aguas residuales.

Tuberías de Polypipe: El Polypipe es un revestimiento que combate la corrosión, está diseñado como un aislante anticorrosivo, tanto para tuberías de acero como de plástico. Es algo parecido al proceso de galvanización, solo que en vez de hacerse un baño de Zinc, se realiza de un polímero especial. Este material puede crear tuberías multicapa para agua potable.

Tuberías de PEX (Polietileno reticulado): Este es un material que mezcla el polietileno con algunas reticulaciones. Este material es altamente usado para crear tubos y mangueras. Además de eso, es comúnmente usado en sistemas de calefacción, en cañerías de agua domésticas, etc. Este material se ha convertido en una buena alternativa al PVC y al CPVC, como tuberías para sistemas de agua de hogares.

Tuberías de PVC: El cloruro de polivinilo, mejor conocido como PVC o simplemente Vinilo, es un material muy económico y bastante versátil, el cual se puede usar en una variedad de instalaciones. En el caso de las tuberías de PCV, estas son resistentes a la corrosión y a la tensión del medio ambiente. El PVC tiende a tener índices de ruptura bastante bajos.

Tuberías de CPVC: Este material es un termoplástico que es sacado a raíz de la cloración de la resina en el policloruro de vinilo, o sea, el PCV. Las tuberías hechas de CPVC son altamente resistentes a temperaturas elevadas, a la corrosión y a las rupturas, así que pueden ser usadas tranquilamente para redes de tuberías domésticas.

¿Cuáles son los mejores materiales para tuberías?

Esta es una pregunta bastante común, ya que al haber tantos tipos, nos preguntaremos ¿Cuál es el mejor material?, todo eso dependerá del tipo de instalación, pero ya que estamos hablando de redes de fontanería para hogares, podemos decirte como recomendación personal, que los mejores materiales para tuberías son: El acero inoxidable, el cobre y el PVC.

¿Cuáles son las tuberías de agua más recomendadas para tu vivienda?

Luego de definir todos estos tipos de tuberías de agua para vivienda, te preguntarás: ¿Ok, y ahora qué?, ¿Cuál debo escoger?, es una pregunta perfectamente racional. Te recomendamos que antes de escoger cualquier tipo de tubo, te armes con un buen presupuesto y definas tus necesidades, ¿Qué tipo de instalación es?, ¿Cuál será la presión de agua en las tuberías?, etc. Partiendo de un presupuesto y unas necesidades claras, podremos decidir cuál escoger. Normalmente los sistemas de tuberías más recomendados son los que mezclan un alto nivel de resistencia, manejabilidad y longevidad. Como mencionamos anteriormente, materiales como el cobre o las tuberías de acero inoxidable o galvanizado, son ideales para cumplir estos propósitos. Esperamos que este artículo sea de ayuda para ti en tu búsqueda del sistema de tuberías ideal.