Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de cáncer más comunes

El cáncer se produce por el crecimiento descontrolado de células, lo cual llega a sobrepasar a las normales. Esto puede ocurrir en diferentes partes de nuestro cuerpo, desatando diversos tipos de cáncer más comunes que se pueden dar a nivel de la piel u órganos.

Tipos de cáncer más comunes

Cabe destacar que no todos los canceres pueden ser detectados de la misma manera, y es por ello que algunos de ellos representan mayores riesgos, debido a que solo pueden descubrirse cuando han logrado desarrollarse.

Cáncer colorrectal

Según las estadísticas, el cáncer colorrectal suele ser el tercer tipo de cáncer que más fallecimientos ha dejado. En la actualidad, dicha cantidad se ha logrado disminuir gracias a importantes exámenes como pruebas de sangre oculta en la materia fecal o colonoscopia.

Como su nombre lo dice, este cáncer comienza en el colon o recto, que son partes del intestino grueso. Cuando ingerimos algún alimento, este se mueve a través del estómago, en donde es transportado hacía el intestino delgado para luego llegar hasta el colon.

La función que cumple el colon, es la de absorber el agua y los nutrientes de los alimentos, además de también almacenar la materia fecal que luego estará trasladándose desde el colon hacia el recto.

Una gran parte de los canceres colorrectales que se producen, empiezan en las células encargadas de producir moco y otros líquidos. Por lo general, también empieza como un crecimiento llamado pólipo, el cual se forma en la pared interna del colón o recto.

A medida que pasa el tiempo, dichos pólipos se tornan cancerosos. La manera d evitar este cáncer, es el de detectar y eliminar estos pólipos antes de que se vuelvan cancerosos.

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es uno de los más comunes que se produce, en especial en aquellos adultos mayores de 65 años. La próstata se encuentra justo debajo de la vejiga y delante del recto. Su función, es la de elaborar un líquido que forma parte del semen.

La mayoría de los cánceres de próstata empiezan en las células encargadas en liberar moco y otros líquidos. Uno de los factores que hace de este cáncer difícil de detectar, es que no presenta síntomas tempranos.

Cuando el cáncer de próstata se encuentra en un periodo avanzado, puede ocasionar que los hombres orinen con más frecuencia o tengan un flujo débil de la orina.

Cáncer de pulmón

En el pulmón se pueden llegar a producir dos tipos de cáncer: uno de células pequeñas y otro de células no pequeñas. Este último, es mucho más frecuente en las personas.

Este cáncer es el responsable de la mayoría de las muertes por cáncer, y en el mayor de los casos, es ocasionado por el hábito de fumar. En la mayoría de los casos, los tratamientos que se utilizan en la actualidad no logran curar el cáncer de pulmón.

Cáncer de seno

Se origina cuando las células del seno empiezan a crecer de manera descontrolada, formando de esta manera un tumor que puede ser detectado a través de una radiografía. Por otro lado, también se puede palpar una protuberancia.

Se puede decir que el tumor es maligno cuando el crecimiento de las células empieza a penetrar o propagarse en los tejidos circundantes.

A pesar de que es un tipo de cáncer que afecta casi en su totalidad a las mujeres, cabe destacar que los del género masculino también pueden ser afectados, aunque en una cantidad mucho menor.

Cáncer de útero

Este cáncer puede desarrollarse en cualquier parte del útero de la mujer. Una gran parte de ellos empieza a desarrollarse endometrio, razón por la cual se le conoce también como cáncer de endometrio.

Algunos factores que pueden contribuir con el cáncer de útero, son la obesidad, enfermedades que son heredadas y la toma de estrógeno. Una gran manera de detectar el cáncer de útero, es cuando la mujer presenta un sangrado vaginal no habitual.

Melanoma

Se produce mayormente al exponer la piel ante los rayos solares. El cáncer de piel se origina en la epidermis, que es la capa externa de nuestra piel. Sin embargo, el melanoma puede llegar a extenderse a otras partes de manera rápida.

Por otro lado, también existe un cáncer de piel no melanomatoso, el cual se puede tratar. En este caso, las posibilidades de que se extienda a otras partes de la piel son bastante bajas.

Linfoma

El sistema linfático forma parte de nuestro sistema inmunitario, lo cual quiere decir que nos ayuda en la prevención de enfermedades. Este tejido linfático se encuentra en todo nuestro cuerpo, por lo que el linfoma puede afectar cualquier zona.

Existen dos tipos de linfoma: el linfoma de Hodgkin y linfoma no Hodgkin. En el primero de ellos, se presentan linfocitos anormales grandes en los ganglios linfáticos. Este linfoma tiene cura.

Por otro lado, en la mayoría de los casos del linfoma no Hodgkin se forman a partir de las células B. también puede surgir en las células T.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies