Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de cables de red

El Internet se ha convertido en un requerimiento indispensable para cualquier persona. Para lograr conectar a las computadoras entre so o a terminales de redes, se requiere de un cable de red, que será la vía por donde estará pasando toda la información que entra o sale de nuestro ordenador.

Dependiendo de las necesidades que se presenten, se puede optar por diferentes tipos de cable de red, en donde tenemos algunos mucho más económicos y manejables debido a su flexibilidad, como lo sería el caso del cable coaxial, uno de los más utilizados por sus bajos costos.

Tipos de cables de red

Por otro lado, también existe otra alternativa que cuenta con algunos aspectos mejorados que el cable coaxial, se trata del cable de par trenzado, el cual cuenta con la protección de unas láminas que permiten una mayor transmisión de datos y de manera segura.

Si la disponibilidad económica puede cubrir lo mejor en tipos de cables de red, entonces el de fibra óptica sería la elección más apropiada, debido a que puede transmitir datos de una manera increíblemente veloz, sin contar que es bastante segura.

Cable coaxial

Una de las ventajas principales de este cable, es que su valor en el mercado es bajo si lo comparamos con el resto. Este hecho hace que sea uno de los más populares, en especial para aquellas personas que requieren de un cable de red pero que no desean gastar altas cantidades de dinero, en especial si se necesitan de varios metros de largo.

Sin embargo, no todo recae en el precio que posee el cable coaxial. Además de ser fácil de manera, también tiene una gran flexibilidad y ligereza, por lo que su instalación es sencilla, ya que se puede adaptar a cualquier área por donde esté pasando. El hecho de que pueda se doblado con facilidad y sin causarle daños, hacen de este cable el indicado para muchos.

Ya habiendo explicado las ventajas que nos ofrece, ahora es momento de resaltar la composición del cable coaxial, la cual es de hilos de cobres que constituyen el núcleo. También se encuentran cubiertos por un aislante, un trenzado hecho de cobre (o metal) y una cubierta externa hecha de plástico, la cual le brinda al cable la protección necesaria contra elementos externos, tales como el agua, polvo, entre otros más.

El cable coaxial también cuenta con una alta resistencia a las interferencias y atenuaciones. Esto se debe a que la malla de metal que compone a este cable, tiene la tarea de absorber aquellas señales electrónicas que se pierden, con la finalidad de evitar que se escapen los datos.

Con dichas características, este cable es ideal para transmitir importantes cantidades de datos a grandes distancias.

Dependiendo de las necesidades de la persona, el cable coaxial se divide en dos tipos: Thinnet y Thicknet. El primero de ellos resulta ser mucho más fino y flexible, siendo ideal para los usos más sencillos. Por otro lado, el Thicknet es rígido y cuenta con un núcleo ancho, por lo que se pueden transferir datos a distancias mayores.

Cables de par trenzado

Como su nombre lo dice, es un cable cuya composición se basa en dos hilos de cobre entrelazados y aislados. El cable de par trenzado se divide en dos grupos: apantallados (STP) y sin apantallar (UTP). En el caso del segundo, se utilizan mayormente en el cableado LAN, lo que implica que también son de utilidad en los sistemas telefónicos.

El UTP normalmente tiene una longitud que no llegar a superar los cien metros, y los hilos que permanecen aislados en él están compuestos por cobre. Por otro lado, el STP también cuenta con una cobertura de cobre trenzado, aunque esta tiene una mayor calidad y protección que el anterior.

Una de las ventajas de este cable, es que cada par de hilo se encuentra protegido con láminas que permiten una transmisión de datos mayor y con mejor protección.

Cable de fibra óptica

El cable de fibra óptica es uno de los más seguros que existe en la actualidad, ya que no hay manera de que los datos puedan ser robados. Este cable transporta señales digitales por medio de pulsos modulados de luz.

La fibra óptica se compone de un delgado cilindro hecho con vidrio, el cual recibe el nombre de núcleo. Dicha parte se encuentra cubierta por un revestimiento de vidrio. Sobre este, también se localiza un forro de goma o plástico.

Cabe destacar que los hilos de vidrio solo cuentan con la capacidad de transmitir señales en una sola dirección. Por esta razón, cada uno de los cables tiene dos de ellos con diferente envoltura, lo que implica que uno de los hilos recibirá las señales mientras el otro las transmite.

En la actualidad, la fibra óptica es uno de los mejores medios para la transmisión de largas distancias. Lo mejor de todo, es que lo puede hacer en poco tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies