Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de switch

Es bien sabido que el mundo de la informática es bastante amplio, y que existen términos que bien pueden ser conocidos por un gran número de personas, así como existen otros que son extraños para los oídos de cualquier usuario. La verdad es que esto puede llegar a ser tan amplio, que pocas personas se aprenden cada uno de estos términos, aprendiendo a medida que se va conociendo cada parte de este mundo tan complejo.

Dentro de esto encontramos el término switch. Estos son unos dispositivos específicos que consisten en hacer uso de ciertas redes locales con el fin de transmitir diversos datos, siempre y cuando se apliquen ciertas técnicas de conmutación de hardware. Se les conoce también como un conmutador, y la idea es que a pesar de que exista una conexión con muchos elementos, la velocidad nunca disminuya y cada elemento reciba su mensaje claro y contundente.

Es decir, al ser dispositivos que dan permiso para conectar diversas redes locales, la misma permite que la conexión del equipo pueda ser muy amplia, sobretodo por el hecho de que más de dos equipos se pueden conectar en una misma red, permitiendo el hecho de que los datos se transmiten de un ordenador al otro.

Esto funciona de forma excelente con la red de Internet, siendo esta bastante flexible y adaptable a las configuraciones de cada dispositivo. Por otro lado, es importante mencionar el hecho de que esto puede encontrarse en muchos sitios, variando desde una pequeña red local en cualquier hogar en donde existan dos o más dispositivos, hasta empresas en donde se requiera una conexión veloz y ágil entre más de diez elementos.

¿Cómo funcionan los switches?

Cada switch forma parte importante de cada ordenador, siendo clasificado como uno de los más importantes y necesarios de todos. Por lo general, para poder clasificar estos dispositivos se emplean técnicas de marketing y comercio según sea cada fabricante, por ende, los tipos que surgen hoy en día están creados en base a los intereses de cada empresa o usuario, pero siempre pensando en las mejores técnicas para poner en marcha.

La idea de cada fabricante es crear productos de calidad, cuyo precio sea accesible sin necesidad de perder ni tiempo, ni dinero. Esto le ofrece confianza a cada comprador, de modo que con un buen equipo y un buen precio, las ventas siempre irán viento en popa.

Estos dispositivos sirven para que diferentes elementos se conecten en una misma red. Esto puede variar depende del tipo de red, si bien puede ser una PC, una impresora, cualquier televisión o hasta un MODEM de WiFi. Estos son bastante útiles en cualquier ocasión, si bien en el trabajo o en el hogar, todo con el fin de que una diversidad de equipos se interrelacionan entre ellos en una misma red.

Si bien con el paso del tiempo estos dispositivos han ido evolucionando, siguen manteniendo un funcionamiento básico, pero más cambiado y avanzado. La idea de esto consiste en que el equipo conectado emita un mensaje claro, y el dispositivo lo reciba y lo retransmita en Pro de su objetivo.

Todo esto se realiza gracias a una dirección física que se encuentra en la tarjeta de red. Si existen distintos switches, los mismos se organizan entre ellos y envían la información precisa al lugar correcto. Es por esto que se dice que los switches han sido pensados para que la perfecta comunicación entre diferentes equipos, resulte de forma satisfactoria.

¿Qué es un HUB?

Lo que se conoce como un HUB, es un dispositivo físicamente parecido a los switches, que funciona de forma similar a este. Si bien ambos son dispositivos que permiten que diferentes elementos se conecten en una misma red, existe una diferencia entre ellos que hace resaltar a uno sobre otro.

Cuando se trata del HUB, el mismo genera su mensaje por absolutamente todos los canales existentes, de forma mecánica, sin marcar diferencias de direcciones físicas. Completamente distinto al switch, el cual distingue de direcciones y elementos.

Si bien este es un excelente dispositivo, el mismo baja la calidad de su servicio una vez que se conectan más de dos o tres elementos, ya que al compartir la velocidad de la conexión entre esos, la misma disminuye. Es por esto que los switches son una mejor opción para estas situaciones.

¿Y qué es un router?

Un router es un dispositivo que busca dividir diversos segmentos de una misma red. Por lo general, se le conoce gracias a que el mismo funciona de maravilla en la parte de conectar algunas sedes, a otras. La idea de estos aparatos es controlar la conexión que existe entre los diferentes elementos que existen en una misma conexión, de modo que no exista un acceso directo y sencillo entre todos ellos.

Estos dispositivos se diferencian de los switches debido a que los mismos funcionan con redes diferentes, en donde los routers funcionan con redes grandes. Es decir, el router trabaja directamente con direcciones IP, mientras que los switches trabajan con direcciones MAC.

La diferencia destaca en que las MAC se usan dentro de redes locales y amplias, y las IP trabajan con números de teléfonos.

¿Se pueden clasificar switches?

En efecto. Si bien es un dispositivo común y necesario en una diversidad de situaciones, la verdad es que existen muchos modelos que se adaptan a cada usuario y cada situación como debe ser, contando cada uno de ellos con similitudes y diferencias muy marcadas.

Si bien este tema puede parecer bastante amplio, se puede realizar una clasificación bastante técnica de estos dispositivos, logrando que los mismos atiendan a ciertas cuestiones técnicas.

La clasificación de los switches es la siguiente:

  1. Switch tronca

Estos son aquellos switches que se caracterizan por contar con un core, siendo esto conocido como un núcleo central, siempre y cuando sea de las grandes redes. Además, son aquellos que se consiguen siempre conectados a otros servidores simples e inferiores, por lo que se catalogan como dispositivos inferiores pero eficientes.

  1. Switch gestionable (managed)

Esta clasificación hace énfasis en todos aquellos dispositivos más complejos y menos básicos, que ofrecen a todos los usuarios una grandiosa serie de ventajas y características, que los vuelven complejos en cuanto a configuración.

Y bien, ¿existen distintos tipos de switch?

Partiendo entonces de la clasificación anterior, se realiza una división que abarca los diferentes tipos de switch que existen hoy en día, siendo los siguientes:

Switch desktop

Para comenzar con esta lista, tenemos el dispositivo de conexión más simple de todos, siendo este caracterizado por contar con una composición básica. Al no ser tan complejo, ni requerir de demasiada asistencia, son los dispositivos que habitualmente se les consigue en hogares, oficinas o empresas de pequeño tamaño, debido a su comodidad y simpleza.

Estos funcionan de maravilla siempre que no se les añadan demasiados equipos, para que su configuración básica logre dar la talla como debe ser.

Switch perimetral no gestionable

Estos switches son similares a los anteriores en cuanto a su configuración básica, sobretodo porque no pueden ser configurables en ningún momento. Son muy utilizados en diversas empresas de pequeño y mediano tamaño, esto último gracias a que este dispositivo se diferencia del anterior por el número de puertos con los que cuenta, siendo este mayor, variando entre los cuatros, y los veinticuatro puertos.

Switch perimetral gestionable

Avanzando un poco en los modelos de estos dispositivos, estos son aquellos que funcionan de maravilla para todas aquellas empresas o situaciones en donde se requiera que un número mediano de equipos se deba conectar. Su configuración cuenta con opciones avanzadas, una gestión más compleja que los anteriores y un número mayor de puertos, en donde el más pequeño ofrece dieciséis puertos, y el más grande, cuarenta y ocho. Sin embargo, son switches que se mantienen en un nivel jerárquico inferior.

Switch troncal de prestaciones medias

De nuevo estamos ante un tipo de switch más complejo que los primeros de esta lista, en donde funcionan de maravilla para lugares en donde se requiera que un número mayor de equipos sea conectado. Por lo general, prestan un servicio más avanzado, con una configuración más amplia y funciones más marcadas.

Se caracteriza por ofrecer un nivel 3 como enrutamiento IP, y un mínimo de veinticuatro puertos, y un máximo de cuarenta y ocho.

Switch troncal de altas prestaciones

Y para finalizar, tenemos aquellos switches troncales que a diferencia de los anteriores, estos son aquellos que se caracterizan por ser de altas prestaciones, en un nivel jerárquico más alto.

Son dispositivos que ofrecen una operatividad magnifica, con un rendimiento alto y llamativo, además de una modularidad correcta en todo momento. Por lo general, se les consigue en lugares en donde exista una conexión muy alta entre un gran número de ordenadores, por lo que las empresas de gran tamaño siempre recurren a ellos.

Son tan amplios en cuanto a puertos, y prestan un tipo de gestión tan correcto, que esto varía desde los quinientos puertos de 10/100, hasta los doscientos puertos de Gigabit.

También suelen conseguirse algunos de estos dispositivos con veinticinco puertos, pero de 10GbE.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies