Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de reciclaje

Antes de entrar en el tema sobre los tipos de reciclaje que existen actualmente, debemos comenzar con la definición del término reciclar, que no es más que la aplicación de procesos sobre un material determinado, para que este pueda ser utilizado nuevamente. Con esta acción, se disminuye la degradación del planeta así como el consumo de recursos naturales.

Ahora sí, hablemos de los tipos de reciclajes, casi todos los productos realizados por el hombre son reciclables. Cada vez más se deberían introducir este tipo de acciones para tratar de salvar el planeta. A continuación, describiremos los distintos tipos de reciclajes que existen.

Reciclaje de plástico

Recordemos que, el plástico tarda alrededor de 180 años en degradarse, razón por la cual reciclar este tipo de material se convierte en una de las principales opciones para preservar la salud del planeta.Para iniciar el reciclaje de plástico, lo primero que hay que hacer es recolectarlo, una vez que lo tenemos debemos limpiarlos, recortarlos y clasificarlos en distintas clases, este último paso dependerá de las características del material.

Luego de realizado todo el proceso descrito en el párrafo anterior, el plástico se funde, con la finalidad de volver a utilizarlo como materia prima alternativa para la producción de otros artículos. Es importante reseñar que, para reducir la contaminación que provoca este tipo de material, además del reciclaje, también es necesario hacer una reducción en la fuente de producción de productos con este material (industria petroquímica), esto no significa dejar de producirlo, sino por el contrario diseñar productos que resulten más amigables con el ambiente.

Reciclaje de papel

En el caso del papel, son muchos los árboles que se derriban para obtenerlo, por lo que la opción de volver a utilizar el papel para producir con éste nuevos artículos, es de las más viables. Este al igual que el plástico, debe ser recolectada, incluso en este proceso se puede utilizar papel molido, desechos previos a ser consumidos y los ya consumidos. Los cuales deben ser llevados a una fábrica de papel para ser procesados, dependiendo de las condiciones en las que sean llevados.

Reciclaje de baterías y pilas

El daño causado por este tipo de material, resulta incalculable, ya que este tipo de material, está formado por metales pesados así como compuestos químicos, que son responsables de la contaminación tanto en el agua como en la tierra, razón por la cual deben ser reciclados, disminuyendo su presencia en el ambiente.

Reciclaje de aluminio

El reciclaje de aluminio, resulta muy sencillo ya que este material debe ser fundido para ser nuevamente utilizado. Incluso su reciclaje resulta más económico e implica un menor uso de energía, que la producción del mismo. Además cabe destacar que, cuando el aluminio es reciclado, no cambian ni sus características, por lo que al igual que el vidrio puede ser reciclado indefinidamente.

Durante los años 90, ya en los Estados Unidos se hacía uso del reciclaje de aluminio, ya que el 50 % de las latas de aluminio fabricadas eran de material reciclado. Actualmente, hay muchos países en los que el reciclaje de materiales como el aluminio, se encuentra dentro de la legislación, y es gestionado a través de consorcios.

Reciclaje de vidrio

Es importante señalar que, el vidrio es uno de los materiales que,dispone de características que lo hacen fácilmente recuperable, a diferencia de los demás materiales, este puede ser reciclado en un 100 %.  Además puede ser reciclado de forma ilimitada.

En el proceso de reciclado de vidrio, para la producción de un nuevo producto, hay una reducción de 30 % de energía, y lo mejor de todo es que no pierde sus propiedades. Durante el proceso, el vidrio es fragmentado en pequeños trozos. En la actualidad, existen muchas ciudades en el mundo que disponen de contenedores para el reciclaje del vidrio.

Reciclaje de metales

Debemos tener en cuenta que, la mayor parte de los metales que existen en el mundo, pueden ser reciclados, y fácilmente fundidos, para nuevamente ser procesados, dando lugar a nuevos productos. Además del aluminio, que ya se describió en párrafos anteriores, hay otros metales que pueden ser reciclados, como: plomo, hierro, acero, cobre, plata y oro, siempre y cuando estos no se encuentren mezclados con otra sustancia. Quizás el hierro, es el metal después del aluminio, con mayor demanda comercial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies