Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de problemas

Desde que el mundo comenzó a tener conocimiento sobre la diversidad de la vida y sus variables, todo empezó a girar en torno a diferentes factores que permitían las diferencias entre un individuo y otro, comenzando por las similitudes y las diferencias. Con el paso del tiempo, los conflictos pasaron de ser algo casi inexistentes, a ser algo de todos los días, debido a que cada individuo comenzó a tomar conciencia sobre sus acciones y sobre cómo estas afectaban a su entorno y sobre los demás.

Es así, como los mejores psicológicos se han tomado la exhaustiva tarea de estudiar y comprender las conductas humanas, sus consecuencias y causas, buscando poder precisar lo que, quizás, podrían realizar en un futuro. Esto nos quiere decir que todos los problemas por los que pasa una persona, pueden no afectar a otra del mismo modo, ya que cada situación alimenta el cuerpo de alguien de formas insospechadas, dependiendo siempre de otros factores tanto internos como externos.

Un problema se define como un asunto de diversas maneras que tiene que ser tratado de la mejor forma para encontrarle una solución y evitar que el mismo empeore. Los problemas pueden encontrarse en una gran variedad de ámbitos, como en lo social, lo filosófico, lo empresarial, lo familiar, lo religioso, etc.

Dentro de todas las áreas de estudios en donde se pueden encontrar los problemas, en cuanto al marco de la inteligencia artificial (I.A.), existen técnicas que se aplican para resolver estos problemas, en cualquiera de los ámbitos en los cuales se encuentren. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los problemas tienen una solución acertada, por lo que existen algunos que no tienen solución en lo absoluto.

Cuando el problema tiene solución, se tienen que tomar en cuenta todas las pautas posibles para confirmar que esa sea la solución correcta, ya que un factor puede aliviar el asunto pero no eliminarlo ni mejorarlo completamente. Es necesario estudiar el problema, lo que lo causó y las consecuencias, para estimar el tiempo requerido para superarlo y no llegar a un caso extremo.

En el ámbito familiar los problemas suelen ser emocionales y sentimentales, y estos se deben solucionar con un medio de comunicación y ley que indique quién tiene la razón y quién no, por lo que se tiene que comenzar por estudiar aquello que causó el conflicto. Y, si existe una solución tangible, buscarla, y si por el contrario el problema sigue y aumenta, se puede solucionar con una terapia familiar.

Del mismo modo, otros problemas pueden ser solucionados siguiendo este patrón.

Entonces, ¿existen distintos tipos de problemas?

Si bien los problemas son un conjunto de factores negativos que recaen sobre la vida de las personas, ya dejamos en claro que no todos los mismos son iguales, por lo que se dice que los problemas pueden clasificarse según sus características y modos de solución.

A continuación les hablamos sobre los tipos de problemas que existen actualmente:

Problemas convergentes, estructurados o lógicos

Dentro de este tipo de problemas, se encuentran aquellos que requieren de una solución sólida, definida y llena de lógica. Para hallar la mejor forma de alcanzar esta solución, es necesario que el individuo cuente con habilidad y rapidez para sacar deducciones que sean concretas y válidas, además de poseer un pensamiento inflexible.

Para resolver estos problemas, se necesitan varias soluciones que vayan siendo estudiadas y logren ir convergiendo de forma creciente para que la solución correcta surja. La idea de esta solución es que la misma sea prolongada, ya que para ser catalogada como la correcta, la misma debe solucionar el problema por un tiempo alargado y no de forma momentánea, de modo que la misma cumpla con todos los requisitos previamente establecidos para confirmar que sea la solución correcta.

Se requiere de un nivel alto de inteligencia, de modo que si no se utiliza no podrá ser resuelto el problema. La idea de utilizar la inteligencia es para que la solución encontrada sea la ideal, por lo que es necesario tener en cuenta que no se puede tomar a la ligera. Dentro de estos problemas se encuentran aquellos que deban ser resueltos con la lógica y la inteligencia, como los juegos de ajedrez, los problemas matemáticos y la química.

Problemas divergentes

Los problemas divergentes son aquellos que requieren de un nivel de inteligencia grupal, por lo que el tema tiene que ser estudiado por numerosas personas que sean profesionales en el tema. Gracias a esto, se estudian todas las soluciones diferentes otorgadas por cada persona y se van estableciendo razones por las cuales algunos de ellas no funcionarían.

Lo que sucede con estos problemas, es que mientras más soluciones existan de forma clara, más se van contradiciendo las mismas y divergen entre sí.

En estos tipos de problemas, lo que es la lógica y la estadística no resuelven nada, de modo que estos factores no generan beneficios. Lo que se trata es de aplicar distintas soluciones, escogiendo elementos que se encuentren alejados del asunto.

Para lograr encontrar la solución indicada, se deben hacer uso de facultades supra-lógicas, y luego desarrollarse.

Problemas de razonamiento

Los problemas de razonamiento son aquellos que utilizan el razonamiento para poder ser solucionados, de modo que la solución correcta debe ser estudiada de varias maneras.

Dentro de los problemas de razonamiento encontramos dos tipos:

  • Inductivos: los problemas inductivos son aquellos que buscan ser resueltos con la probabilidad, y no con la lógica, ya que los mismos buscan definir diversas conclusiones que son del todo seguras, pero que pueden ser confirmadas con las pruebas que estén disponibles.
  • Deductivos: a diferencia de los problemas inductivos, estos son aquellos que utilizan la lógica para poder ser resueltos, de modo que las conclusiones a las cuales se puedan llegar se toman como válidas. En sí, se toman en cuenta que para poder resolver esto problemas es necesario que la persona encargada de ello tenga diversos conocimientos en su poder para poder hacer uso de su entendimiento e inteligencia para llegar a una respuesta correcta.

Problemas por analogía

Los problemas por analogía son aquellos que, así como nos lo indica su nombre, tienen que ver directamente con el tiempo. Estos consisten en que las especificaciones y características de la situación actual, sean comparadas con las de experiencias pasadas para entender qué cambios han ocurrido y cómo mejorarlo.

La idea de buscar en las experiencias del pasado, es entender cuáles podrían ser las causas principales del problema actual, además de establecer ciertas pautas que pueden ayudar a mejorar el mismo o a llegar a una conclusión correcta.

Problemas de dificultad

Los problemas de dificultades son aquellos en donde el individuo que está tratando de resolver el problema, tiene la solución o una idea asertiva sobre ella, pero existen factores externos o internos que puedan estar generando una dificultad fija para que el problema no pueda ser resuelto.

Problemas de conflicto

Y por último, tenemos los problemas de conflictos, los cuales son aquellos en donde dos o más personas están involucradas en el asunto y tienen intercambios poco favorables, por lo existen contradicciones e intercambios de ideas que no llegan a ningún lado.

Lo que son las emociones y los sentimientos están altamente ligados a este tipo de problemas, generando discrepancias seguras en el grupo social.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies