Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de presión

El término presión puede ser definido según una diversidad de situaciones, dependiendo siempre del ámbito en el cual se le está aplicando. En sí, la definición más común que se le puede aplicar, es aquella en la cual se dice que es aquella consecuencia que surge tras apretar o comprimir algo en contra de un cuerpo. Todo esto se logra con la ayuda de cierta cantidad de fuerza que se ofrece a través del peso del cuerpo que busca ejercer la presión.

Sin embargo, esto apenas es una definición que se adapta a situaciones comunes, ya que la presión es una palabra que coge forma una vez que se le asocie con ciertos ámbitos. Veamos más sobre esto de forma breve.

La presión en medicina

Presión es un término bastante utilizado en la medicina, sobretodo cuando se le asocia con la presión arterial.

La presión arterial de un cuerpo es aquella que se caracteriza por ser la misma que se ejerce en nuestra sangre. Es importante saber medir este tipo de presión y hacerlo de forma adecuada, ya que estamos hablando de un elemento característico de nuestro cuerpo que si no se encuentra en control, puede causar efectos negativos en nuestra salud.

Presión en la física

Por otro lado, tenemos la presión que se observa en la física. Esta consiste en la fuerza que ejerce un cuerpo en una superficie. Esta es mejor definida como una magnitud física que tiene la capacidad de medir cualquier tipo de fuerza que fluya en dirección perpendicular, siempre sobre alguna superficie, con el fin de determinar cómo se aplica cierta fuerza sobre una misma línea.

Tipos de presión

Como hemos visto, este término puede aplicarse en diversos ámbitos de nuestra vida, en donde algunos son muy comunes, como en el ámbito de la medicina.

Sin embargo, es importante mencionar que dentro de cada grupo en el cual se asocia una definición distinta de lo que es, existen distintos tipos de presión de los cuales hablaremos a continuación, según sus clasificaciones:

Tipos de presión en medicina

Presión diastólica

La presión diastólica es aquella que mejor se conoce como la presión alta, y es aquella que se caracteriza por ser un tipo de presión que sobrepasa los 120 mmHg. Suele irse incrementando conforme van pasando las horas, en un periodo de tiempo no mayor a dos horas. Suele ser peligrosa si no se le controla, sobretodo porque en relación a los latidos del corazón, suele ser demasiado alta.

Presión sistólica

Esta, a diferencia de la anterior, es una presión que se considera demasiado baja y está altamente ligada a la presión cardíaca. Esta se caracteriza por aparecer cuando el corazón se mantiene en un estado de reposo, y cuando la presión se encuentra por debajo de los 80 mmHg.

Lo ideal es que esta presión se encuentre en 80 mmHg, y se mantenga en este número, ya que de este modo el organismo funciona de forma continua y el corazón no realiza esfuerzo para bombear sangre.

Tipos de presión en física

Presión atmosférica

La presión atmosférica es aquella que va ejerciendo el aire en toda la atmósfera sin importar el punto en el cual se esté ejecutando. Suele ser medida por un barómetro, y la presión común que ejerce la Tierra sobre el nivel del mar, es de 1013.15 Pa-. Esto suele ser logrado gracias a cierta cantidad milimétrica de mercurio.

Por lo general, esta presión jamás suele ser igual ya que la presión del aire va variando. Por ejemplo, cuando la presión empieza a bajar, significa que el aire está en temperatura alta. Esto genera cierto estado de inestabilidad en la atmósfera. Si por el contrario, el aire se mantiene en una temperatura baja, se genera estabilidad, ya que la presión aumenta.

Es importante saber que este tipo de presión no ocurre tan sólo en nuestro planeta, sino también en otros, mostrándose también en algunos satélites.

Presión absoluta

Por otro lado, tenemos lo que es la presión absoluta, la cual es aquella que se consigue gracias a la presión atmosférica sumada a la presión manométrica, de la cual hablaremos más adelante. Por lo general, esta se caracteriza por mantenerse siempre por encima de la presión atmosférica, catalogando esta situación como sobrepresión. Sin embargo, en ciertas situaciones esto suele ser lo contrario, lo cual genera un estado de catalogado como depresión.

Esta también suele ser medida con un barómetro.

Presión manométrica

La presión manométrica es aquella que surge gracias a la diferencia que existe entre la presión atmosférica y la absoluta, por lo que se dice que esta se ejerce de forma distinta a las anteriores.

Este tipo de presión es aquella que se caracteriza por aplicarse siempre que la presión atmosférica es menor a esta, lo cual da como resultado un valor completamente negativo. Debido a esto último, en algunas ocasiones se le conoce como presión negativa.

A diferencia de las presiones anteriores, esta no suele medirse con un barómetro, sino con un manómetro. De aquí parte su nombre.

Presión termodinámica

Y por último dentro de este grupo, tenemos la presión termodinámica, la cual es aquella que se caracteriza por interponerse entre lo que es la presión de un fluido en específico, y la ecuación del movimiento. Suele ser mejor conocida como presión en un fluido.

Dentro de este grupo conseguimos otra clasificación, observando entonces otros tipos de presión:

  • Presión media

La presión media, dentro de esta clasificación, es aquel promedio que se observa entre las presiones de cierto fluido, siempre que se observe en relación a las direcciones en las cuales se le observa.

  • Presión hidrostática

Esta es aquella presión que se caracteriza por existir siempre que un fluido se mantiene en reposo. Por otro lado, es importante mencionar que una vez que el mismo se encuentre en movimiento, la presión va aumentando en relación a la velocidad en la cual se va moviendo el fluido.

  • Presión hidrodinámica

Esta es aquella presión que surge gracias a un fluido, siempre en relación con un punto en específico, tomando en cuenta el peso, el movimiento y la dirección que el mismo tome.

  • Presión relativa

Y para finalizar, tenemos la presión relativa, la cual es aquella que se calcula basándose en la presión atmosférica, además de tomar en cuenta la absoluta, ya que cuando este valor es cero, el valor de la presión absoluta suele ser la misma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies