Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de placas

El término placa se puede adecuar a diferentes sentidos, dependiendo siempre la situación en la cual se le observe. Por lo general, existen dos clasificaciones en donde una de ellas se refiere a las láminas que se encuentran sobrepuestos en la materia, denominadas como placas tectónicas, y está otra clasificación más general, en donde se incluyen placas más comunes, como las placas dentales.

Tipos de placas

Para hablar de forma más específica, decidimos hacer una recopilación de las placas existentes actualmente, según las dos clasificaciones anteriormente nombradas.

Partiendo de este hecho, a continuación hablamos sobre los tipos de placas que existen:

Tipos de placas, según las placas de la Tierra

Placas tectónicas

Las placas tectónicas son mejor conocidas como las placas litósferas, debido a que forma parte crucial de la capa de la Tierra denominada como litósfera. Estas placas se caracterizan por generar un movimiento sobre la astenosfera, como si fuese un bloque rígido tratando de moverse. Es una situación bastante peculiar, ya que la misma permite que surjan explicaciones sobre las características y los movimientos que surgen en el planeta, incluyendo dentro de esto lo que ha ocurrido en tiempos pasados.

Por lo general, las placas tectónicas forman un proceso de movimientos que surgen de forma común, y son los siguientes:

  1. Movimientos convergentes: estos son aquellos movimientos que generan que las placas choquen entre sí.
  2. Movimientos divergentes: estos movimientos, los cuales son aquellos que permiten que las placas se separen.
  3. Movimientos transformantes: y están los movimientos transformantes, los cuales son aquellos que dan como resultado que las placas se deslicen.

A pesar de que son estos tres los movimientos que suelen realizar las placas tectónicas de nuestra Tierra, son tan sólo cuando realizan los movimientos convergentes cuando surgen los terremotos y todas aquellas manifestaciones terrestres que suelen ocurrir.

A su vez, las placas tectónicas dan lugar a otras placas, que surgen gracias a una división de las mismas. Los tipos de placas tectónicas son los siguientes:

Placas oceánicas

Las placas oceánicas son aquellas que, así como su nombre nos lo está indicando, están cubiertas integralmente por corteza oceánica. Se caracteriza, además, por ser delgada y por componerse principalmente de hierro y magnesio.

Por lo general, estas placas suelen mantenerse siempre sumergidas, por lo que a simple vista no se les observa, a excepción de cuando se les observa en edificios volcánicos intraplaca.

Placa tectónica continental

Las placas tectónicas son aquellas que, unidas, están formando todos los continentes de este planeta. Suelen caracterizarse por ser menos pesadas que las oceánicas y por estar compuestas de ciertos minerales, en donde destacan el potasio y el calcio.

En algunas ocasiones suelen estar compuestas de sodio.

Placas mixtas

Las placas mixtas son aquellas que se caracterizan por contar diversas características similares a las placas anteriores, y es que están cubiertas de forma parcial tanto de corteza continental, como de corteza oceánica, por lo que de aquí deriva su nombre.

Por lo general, son las que más abundan en la Tierra, y suelen caracterizarse, en algunas ocasiones, por no contar con bordes dorsales, lo cual las cataloga como placas continentales casi en su totalidad.

Placa de colisión

Así como nos lo indica su nombre, estas son aquellas placas que forman parte del choque de dos placas tectónicas, específicamente. Este choque se caracteriza por ocurrir siempre y cuando exista un borde continental que esté activo, en contra de uno que esté pasivo completamente.

Placa pacífica

Las placas pacíficas son aquellas que cubren nuestro océano pacífico en casi todo su esplendor, siendo entonces considerada como la de más tamaño en todo el mundo.

Placa sudamericana

Tal como nos lo deja saber su nombre, estas son aquellas placas que forman parte del área Sudamericana, llegando a ocupar cierta zona del Atlántico Sur. Son de gran tamaño.

Placa antártida

Sí, estas también son placas que nos indican su definición con tan sólo el nombre, y es que estas son aquellas que cubren toda la Antártida, y cierta parte de todo el océano que mantienen al borde.

Placa nazca

Y para finalizar ese grupo, tenemos la placa nazca, la cual es aquella que también es catalogada como una placa secundaria, ya que esta no forma parte de ningún continente como tal, sino más bien forma parte de una zona oriental del Océano Pacífico. Generalmente, se caracteriza por cubrir algunas partes de Perú y de Chile.

Placa norteamericana

Esta, a pesar de que las anteriores parecieran ser más conocidas, es una de las principales placas tectónicas de nuestra Tierra, siendo aquella que se extiende por una gran cantidad de tierra. Esta cubre desde Groenlandia en su totalidad, pasando por Norteamérica, para llegar a cierta parte del Glaciar Ártico y luego del Caribe, para luego acabar por el Atlántico hasta llegar a Siberia.

Placa africana

Esta placa se caracteriza por cubrir toda el área de África, siendo catalogada como una de gran tamaño en todo el mundo.

Placa Euroasiática

De nuevo estamos ante una de las placas tectónicas más principales de nuestro planeta, siendo esta aquella que cubre casi todo el área de Eurasia, llegando al oeste del centro de atlántica. Sin embargo, es importante mencionar que no cubre Arabia, ni la India, ni Siberia.

Placa indoaustraliana

Estas placas son aquellas que se caracterizan por cubrir toda Australia, incluyendo a la India y a todo el océano que mantengan alrededor.

Microplacas

Las Microplacas son aquellas que se caracterizan por cubrir ciertas zonas no tan conocidas, así como lo son Birmania, Timor, Cabeza de pájaro y Panamá.

Placas secundarias

Estas, a su vez, son aquellas que se caracterizan por cubrir cierta parte de todo el Caribe, los Cocos, Arábiga y Nazca, además de algunas otras zonas, como Filipinas,

Placa del caribe

La placa del caribe es una placa que a pesar de su nombre, en comparación con las anteriores, es considerada como una placa secundaria. Esta es aquella que conseguimos en el Caribe, presentando unas superficie de 3.2 millones.

Puede llegar a cubrir toda Panamá, o al menos una gran parte, incluyendo en este grupo a Costa Rica, al Salvador y a Puerto Rico.

Placa anatólica

La placa anatólica, no tan conocida como las demás, es aquella que se consigue en la parte norte de Turquía. Esta placa resulta peculiar gracias a que la misma se mantiene encima de otra placa de menor tamaño.

Tipos de placas según una clasificación general

Como decíamos, también se consiguen otros tipos de placas, que poco y nada tienen que ver con las placas tectónicas. De ellas hablamos a continuación:

Placa dental

La placa dental, así como nos lo deja saber su nombre, es un tipo de placa que se consigue en la dentadura de las personas, y se define como toda la acumulación de diversos organismos que se encuentra en nuestros dientes. Esta acumulación puede ser una ingrata combinación de hongos, bacterias, residuos de comida, entre otros elementos más que de forma microscópica se van quedando almacenadas en nuestra boca hasta que comienzan a surgir en consecuencias visibles, como el sarro, las caries y algunas enfermedades comunes.

Por lo general, suele ser de color blanco o amarillo muy claro, por lo que en muy pocas ocasiones se le observa. Además, estas placas se forman en muy poco tiempo, por lo que para evitarlas es necesario mantener una higiene drástica, cepillando los dientes de forma diaria y luego de cada comida. De este modo, junto a una pasta dental correcta, se evita cualquier tipo de acumulación indeseada en nuestra boca.

Por otro lado, el hilo dental es también poderoso en contra de la placa, ya que este es nuestro mejor aliado a la hora de limpiar nuestros dientes en zonas en donde un cepillo no llega.

Placa madre

Como decíamos al comienzo, en informática también existe un tipo de placa, siendo esta mejor conocida como motherboard o placa base. Esta es aquella placa que se caracteriza por formar parte fundamental de cualquier ordenador y que funciona de maravilla para alojar a una gran diversidad de dispositivos.

Además, también se caracteriza gracias a que la misma cuenta con un microprocesador con puertos en donde se conectan los dispositivos, además de una memoria principal y conectores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies