Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de palabras

Las palabras se definen de forma común como un conjunto de sonidos que si se asocian entre sí, forman un significado.

Desde pequeños, lo primero que se les debe enseñar a los niños es a leer y a escribir, además de ayudarles en el proceso de entender cómo se van formando dichas palabras y en qué se diferencian las unas a las otras.

Las palabras cuentan con una importancia radical en nuestro mundo, ya que sin ellas no sabríamos cómo establecer oraciones con sentido, ni articular preguntas, ni entender todo aquello que se está leyendo. Si bien podemos hablar de un modo, debemos escribir basándonos en aquello que sea correcto, ya que todo tiene un sentido lógico que entenderemos cuando veamos los tipos de palabras que existen.

Es importante saber diferenciar las palabras entre ellas mismas, y cómo establecer su nombre según sea el sitio en el cual se encuentren en la oración. Es decir, las palabras se deben articular de forma ordenada para poder establecer oraciones, y de acuerdo a la posición de cada palabra dentro de dicha oración, la misma puede ser un sustantivo, o un adjetivo, o un pronombre, o cualquier otro tipo de palabra existente. Esto se va a diferenciar según la posición en la cual se encuentren, ya que dos palabras idénticas pueden no significar lo mismo.

Tipos de palabras

Para lograr entender mejor este tema tan importante, nos dimos la tarea de establecer la mejor forma de explicarles los tipos de palabra que existen actualmente, para que puedan entender mejor todos y cada uno de ellos.

A continuación les hablamos de los tipos de palabras que existen:

Artículo

Los artículos son palabras que buscan determinar a un sustantivo. Estos pueden ser tanto determinados, como indeterminados, siendo algunos ejemplos “el, la, los las” y “un, una, unos, unas”, respectivamente.

Sustantivo

Los sustantivos son palabras que se utilizan para establecer cosas, personas y animales. Las mismas pueden variar debido a los diversos morfemas que existen. También sirven para nombrar lo que es una cosa, una idea y hasta una cualidad, en donde se incluyendo algunos artículos y flexiones en plural. Algunos ejemplos son “niño, carro, profesor, belleza”, estableciendo la oración del siguiente modo: La mujer entró en la cocina en completo silencio.

Adjetivo

Los adjetivos son palabras por medio de las cuales se logran expresar ciertas cualidades, en donde las mismas se caracterizan gracias al sustantivo, dependiendo siempre del sitio en el cual se encuentre situado. Los adjetivos suelen clasificarse en determinativos y calificativos. En donde los primeros son aquellos que determinan al sustantivo y pueden llegar a ser demostrativos, indefinidos, posesivos, interrogativos, numerales o exclamativos, y los segundos son los adjetivos como tal. Por lo general, se definen como las palabras que buscan modificar o limitar un nombre. Algunos ejemplos pueden ser “Rojo, triste, feo, siete, alto, bella”.

Pronombres

Los pronombres son palabras muy importantes que cumplen una función específica: evitar que un nombre se repite. De este modo, lo que hacen es sustituir nombres que ya han sido colocados en alguna oración. Estos pueden ser posesivos, personales, numerales, interrogativos, exclamativos y relativos. En sí, son los que sustituyen a los sustantivos y evitan que se formen muletillas en las oraciones. Algunos ejemplos son: “yo, tú, él, ella, nosotros, ustedes, que, quien”. Y un ejemplo común es el siguiente: Ella dijo que mi camisa era bonita.

Determinantes

Los determinantes son palabras que se mantienen siempre acompañando al nombre, cumpliendo un objetivo claro: indicar el número y el género del mismo. Estos determinantes pueden llegar a ser interrogantes, indefinidos y numerales, además de ser demostrativos, artículo y exclamativos.

Verbos

Los verbos son palabras que, según estén establecidas en la oración, buscan expresar algún tipo de acción o proceso. Además, se caracterizan por estar formados por un lexema y diversos morfemas que buscan marcar la diferencia de la variación gracias al número, a la persona, al modo, al aspecto y al tiempo. Estos verbos pueden ser activos, pasivos, subjuntivos, indicativos, imperfectos, imperativos, entre otros. Generalmente, en lo que respecta a los verbos se dice que los mismos contienen información crucial sobre un algo o un alguien, en el tiempo, por lo cual siempre deben estar conjugados. Algunos verbos comunes son: “soñó, jugó, tomó, estudiamos, viviremos”. Y un ejemplo claro es el siguiente: Ella cantó su canción favorita antes de dormir.

Adverbio

Los adverbios son palabras que se encargan de modificar al verbo y al adjetivo, pudiendo incluirse en este caso la modificación de algún otro adverbio. Se compone de morfemas y lexemas y funcionan para expresar diversas circunstancias, como un lugar, el tiempo, una duda, una afirmación, entre otros. Algunos ejemplos comunes son: “Obviamente, menos, más, demasiado, sí, no”. Y un ejemplo claro es el siguiente: “El chocolate es demasiado amargo para mí”.

Preposiciones

Las preposiciones son palabras que se encargan de unir dos o más palabras, formando una relación entre ellas que le de sentido a la oración. Por lo general, la segunda palabra que se engloba dentro de esto, suele ser un sustantivo. Si no se les combina con otra palabra, carecen de cualquier sentido o lógica, en donde algunos ejemplos son: “antes, con, de, desde, entre, hacia, para”.

Un ejemplo claro de esto es el siguiente: “Carmen viajó a Caracas para concursar como modelo”. En este ejemplo existen dos oraciones preposicionales, en donde la primera es “A Caracas” y la segunda es “Para concursar como modelo”, en donde los objetos de la oración que son unidos a las preposiciones (a – para), son “Caracas” y “concursar como modelo”.

Conjunciones

Las conjunciones son palabras independientes que buscan unir algunas palabras y preposiciones que se mantengan en una misma línea funcional de gramática. Además, también buscan relacionar diversas oraciones que bien pueden independizarse entre sí.

Estas palabras suelen clasificarse en aquellas que son coordinantes y las subordinantes, en donde las primeras son aquellas que unen elementos de una misma categoría, y las otras son aquellos que unen oraciones subordinadas con oraciones independientes. Algunos ejemplos son: “Y, o, porque, si, cuando”. Y una oración específica como ejemplo es la siguiente: La casa muestra cambios en la mañana y en la noche.

Interjecciones

Y por último, tenemos las interjecciones, las cuales son aquellas que no forman parte de alguna oración como tal, sino que se utilizan con el fin de expresar sentimientos y actitudes, además de que expresan diversas sensaciones. Por lo general, son muy utilizadas ya que son independientes y buscan expresar emociones repentinas. Algunos ejemplos son: “Ah, oh, hey, ¿Ah, sí?, wow, ah bueno”. Y un ejemplo establecido en una oración es el siguiente: “¡Ah! ¿así que eras tú el que estaba haciendo mucho ruido esta mañana?”

Como ven, es importante establecer el hecho de que cada palabra, según esté compuesta la oración, tiene un nombre y un significado diferente, por lo que es imprescindible entender y saber diferenciarlas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies