Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de osos

Los osos son animales preciosos y llamativos, sobretodo por su apariencia dócil y aspecto tranquilo y perezoso, lo cual no se aleja más de la realidad.

Estos animales son peligrosos, agresivos en su gran mayoría y elegantes, pero son dignos de observar en cualquier situación, incluso cuando están alimentándose.

Suelen tener un parentesco con los perros, quizás por su pelaje y rostro, con la diferencia de que los osos pueden llegar a tener un tamaño muy grande y los mismos carecen de cola. Este último hecho, cuando están descansando, les hace parecer animales tranquilos y simpáticos, y a pesar de que con suerte pueden ser realmente simpáticos, son capaces de asesinar en menos de un minuto.

No se caracterizan por ser animales domesticables, por lo que se les consigue en sus hábitats de forma común.

Características de los osos

Dentro de las características principales de los osos, conseguimos que su tamaño puede variar entre los 70 y los 150 centímetros, y su nombre científico es Ursidae.

Existen diez especies de osos actualmente, cuyo peso varía entre los 80 y los 600 kg, dependiendo de su edad y su especie. Pueden llegar a vivir hasta 25 años cada uno de ellos y se alimentan de frutas, peces y carne, por lo que pueden vivir en diversos lugares del mundo.

Su reproducción es vivípara y existen desde hace más de 12 millones de años.

¿Cómo han ido evolucionando desde su existencia?

Desde que se descubrió el primer oso, el mismo tenía el mismo tamaño que un zorro y eran bastante similares en algunas cosas. Sin embargo, con el pasar del tiempo estos animales han ido evolucionando y pasaron a tener un tamaño más grande y un aspecto más robusto, aumentando de peso cada cierta época, hasta llegar al tamaño que tienen actualmente.

Los osos son animales mamíferos que forman parte de la orden de los carnívoros, a pesar de que algunos de ellos se alimentan de matas y no de carne. Dentro de las diez especies existentes actualmente, cinco de ellas son omnívoras y las otras suelen dividirse según sus propias características. Algunos de ellos son carnívoros, otros herbívoros y otros insectívoros. Sin embargo, esto es tan sólo de forma general, ya que se pueden alimentar de otros tipos de alimentos que se encuentren disponibles en ese momento.

Dentro de sus características evolutivas principales está el hecho de que en todas las especies se produce el dimorfismo sexual. Esto quiere decir que el macho siempre será más grande que la hembra, y las especies van en aumento partiendo del oso negro americano y acabando en el oso pardo, los cuales son los más grandes.

¿En dónde viven exactamente los osos?

Si bien decimos que se le consiguen en diversos lugares del mundo, específicamente y de forma actual, se les consigue en América, Europa y Asia. Muchas de las especies que conseguimos en estos países se encuentran en peligro de extinción, y algunas otras se mantienen en peligro y amenazadas por la mano del hombre.

En algunos países se asesinan osos para tomar sus pieles y confeccionar abrigos de piel, por lo que se dice que cada uno de ellos se debe mantener protegido ya que forman parte del mundo tanto como cualquier otro animal.

¿Cuáles son los tipos de osos que existen?

Como decíamos, existen diez especies de osos de los cuales hablaremos un poco a continuación:

Oso pardo

El oso pardo es un oso llamativo y precioso que en algunas ocasiones puede llegar a ser confundido con el oso grizzli ya que se asemejan en el físico. Hoy en día, en algunas partes del mundo se encuentra en peligro de extinción.

Oso grizzly

Como decíamos, son confundidos con los osos pardos ya se asemejan en el físico y en algunas de sus características principales. En algunas zonas del mundo también se encuentran en peligro de extinción.

Oso Kodiak

Este tipo de oso no es muy conocido y poco popular, pero es aquel que cuenta con un tamaño bastante considerable, lo cual lo ha colocado en la lista de los osos más fuertes de todo el mundo.

Oso negro americano

El oso negro americano no siempre es negro, por lo que cabe destacar que en algunas ocasiones también es de color marrón. Tiene un tamaño bastante llamativo, es robusto, grande, imponente y muy fuerte por lo que puede llegar a ser mortal.

Oso negro asiático

El oso negro asiático, sí es todo negro, a excepción por una pequeña mancha blanca que simula una media luna. Estos osos, actualmente, están sufriendo una situación bastante trágica ya que se han visto atrapados en el tráfico internacional de partes de osos, en china. Por lo tanto, es un animal que ya se está extinguiendo.

Oso labiado

Mejor conocido como el oso perezoso, este es aquel que se la pasa en estado de pereza por lo que a pesar de que puede ser realmente pesado y juguetón, llegando a lastimar, no suele catalogarse como peligroso. Se le nombra de este modo ya que es similar a un perezoso, sobretodo en el físico.

Oso de anteojos

El oso de anteojos es una de las especies más curiosas de todas, ya que tiene ciertas características en su rostro que les permite llevar en alto su nombre. Son llamativos, grandes y peculiares, sobretodo cuando te los quedas viendo fijamente.

Oso malayo

De todas las especies, esta es la que cuenta con el menor tamaño de todas. El oso malayo es el oso más pequeño y cuchi de todos, llegando a pesar apenas y unas cien libras. Se dice que debido a grandes amenazas del hombre y del destrozo de su hábitat, es una especie que se mantiene el peligro de extinción.

Oso panda

El oso panda es una de las especies más conocidas, llamativas y diferentes de todas las demás, siendo esta una de las más especiales gracias a su aspecto. Se caracterizan principalmente por contar con dos colores en su cuerpo: el blanco y el negro. Hoy en día, apenas y quedan 1000 de estos osos en todo el mundo.

Oso polar

Y por último, tenemos al oso polar. El mismo es un tipo de oso bastante diferente en diversos aspectos que los otros osos antes mencionados. Este se mantiene en un hábitat bastante frío y logra alimentarse siempre que puede, sobreviviendo gracias a su propia grasa. Generalmente se le consigue de color blanco y actualmente no es una especie en peligro o amenaza. Sin embargo, se le debe vigilar muy bien.

Y por último, ¿cómo nacen los osos?

Aunque suene extraño, los osos nacen según las estaciones del año en diversas zonas templadas y árticas, sacando de esta lista las zonas tropicales.

Los osos se caracterizan por ser promiscuos, y siempre el macho es el dominante sobre las hembras. Por lo general, no gesticulan demasiado ni realizan sonidos para comunicarse, incluso cuando van a aparearse.

Una vez que la osa queda en gestación, la misma puede llegar a tener entre uno y tres oseznos. El periodo de gestación es relativamente corto y las crías nacen desnudas completamente y no superan los 700 gramos.

Por otro lado, todos los osos que se mantienen en lugares fríos, se mantienen en un letargo invernal en el cual tienen sus crías. Debido a este proceso, los osos no comen pero tampoco mueren ya que sobreviven de su propia grasa acumulada. Sin embargo, esto afecta a las crías, ya que al momento de nacer, las mismas nacen muy pequeñas y no logran mantener una temperatura adecuada al invierno. Debido a esto, las crías nacen y se mantienen siempre protegidos en las guaridas.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies