Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de orgasmos

A pesar de que el amor es el comienzo de todo, el sexo no se queda atrás, y es que luego de que existe un nivel de confianza adecuado, la intimidad forma parte crucial de una relación.

Cuando dos personas se unen íntimamente en una cama, se dice que se vuelven uno solo, sobretodo cuando se combinan el sexo y el amor. Es esa magia segura que se forma cuando el calor corporal comienza a aumentar, que va subiendo el nivel conforme las caricias van apareciendo hasta llegar a la parte crucial de todo: el orgasmo.

¿Qué es un orgasmo y cómo se consigue?

A pesar de lo que puedas estar pensando y a los malos comentarios insípidos, el orgasmo no es la parte culminante de una relación sexual, pero sí la mejor, porque si bien las caricias ayudan a que el cuerpo se vaya preparando, es esa explosión de placer la que es capaz de hacerte ver estrellas en cualquier momento.

Para los hombres es muy sencillo conseguir un orgasmo gracias a que sus zonas erógenas atacan de forma directa su intimidad, ayudando a que en poco tiempo y una buena estimulación, el orgasmo llegue a su vida. Para las chicas es un poco más complicado, pero cuentan con la maravillosa ventaja de contar con varios tipos de orgasmos, de los cuales hablaremos más adelante.

Para ellas es más complicado debido a que necesitan de un buen amante y una buena técnica para ello, además de que requieren de una excitación estimulada para que su orgasmo sea fulminante. Sin embargo, esto no es malo, sino todo lo contrario: ellas son capaces de alcanzar varios orgasmos… ¡seguidos!

¿Qué parte del cuerpo permite que una mujer alcance un orgasmo?

El sistema nervioso central es el causante de que una mujer logre alcanzar un orgasmo y sienta todos esos impulsos eléctricos que van recorriendo su cuerpo gracias al placer de cualquier roce o caricia. Las sensaciones recorren la médula espinal y pasan de forma directa a nuestro cerebro, en descargas que hacen temblar el cuerpo en segundos.

Las zonas erógenas, tanto de ellos como de ellas, son particularmente estimables y funcionan para preparar el cuerpo para un orgasmo, permitiendo así que poco a poco el placer se vaya acumulando hasta explotar.

¿Menos es más?

Dentro del sexo todo se vale, siempre y cuando todas las partes estén de acuerdo con ello, por lo que cualquier tipo de juego o estimulación es válida. Hay una teoría por ahí que dice que menos es más, o como dicen los que practican sexo tántrico: alargar la estimulación y retardar el orgasmo.

Como decíamos, todo vale, y si algo hemos podido experimentar a través de otras personas, es que mientras más estimules y niegues el orgasmo, más placentero será.

¿Lo has intentado?, retarda el orgasmo, juega con tu pareja, aumenta el placer poco a poco y cuando estés a punto de alcanzar el orgasmo, o de hacer que tu pareja lo haga, detente y estimula otras partes menos erógenas, sin dejar de acariciar. Verás cómo se va enfriando y cuando sepas que no explotará en un clímax al tocarle nuevamente, comienza otra vez. Repite el ciclo hasta que pidan clemencia y, una vez que esté cerca, hazle explotar.

Te lo agradecerá más de lo que te imaginas.

Tipos de orgasmos

Como decíamos, para las chicas es más placentero ya que pueden alcanzar más de un orgasmo en apenas una relación sexual, y de varias formas. A continuación les hablamos sobre los tipos de orgasmos femeninos que existen hoy en día:

Orgasmo a través del clítoris

Este es el orgasmo más popular y conocido de todos, por no decir uno de los mejores. El clítoris es un órgano pequeño pero poderoso que engloba más de ocho mil terminaciones nerviosas que envían pequeñas descargas por todo el cuerpo de las mujeres siempre que se estimule de forma correcta. Este tipo de orgasmo es uno de los mejores para ellas, e incluso para ellos, ya que se sienten poderosos al darles placer de diferentes maneras.

Sin embargo, es importante resaltar que es un órgano delicado y que debe ser tratado con suavidad, por lo que no deben pensar que es un control de videojuegos.

Orgasmo vaginal

Este orgasmo debería ser uno de los principales ya que es el que se consigue tras la penetración vaginal. Sin embargo, sólo un porcentaje reducido de mujeres logran alcanzarlo. Esto se debe a que esa distancia que existe entre la uretra y el clítoris, en algunas ocasiones puede ser muy larga y esto impide la estimulación de este punto. Pese a esto, en algunas mujeres esta distancia no es tan larga, por lo que el órgano pequeño puede ser estimulado de forma indirecta, alcanzando así un grandioso orgasmo que hará ver estrellitas a los hombres.

Orgasmo a través del punto G

El famoso punto G existe, y se encuentra detrás de la pared frontal de la vagina, justo detrás del hueso púbico y el cérvix. Debe ser localizado con los dedos para una mejor visualización y las mujeres relatan que este tipo de orgasmo es tan potente, que en algunas mujeres existe una eyaculación gracias a su estimulación.

Es posible encontrarlo siempre que la pareja se sienta a gusto con esto, y por qué no, es bueno saber cosas nuevas en la cama.

Orgasmo a través del punto A

¡Sí! Existe otro punto sensible en la vagina que en algunas ocasiones, si es bien estimulado, es capaz de dejar sin sentido a quienes sienten la estimulación. Este punto se sitúa a siete y diez centímetros de profundidad en lo que respecta a la pared frontal de la vagina.

No dejes de buscarlo, ¿quién sabe?, quizás este punto podría llevarte al infinito y devolverte en un instante.

Orgasmo a través del punto profundo

Este tipo de orgasmo puede ser experimentado con juegos y hasta en solitario, una vez que las chicas intenten conocer un poco más su cuerpo. El orgasmo se logra si se estimula la pared más profunda y posterior de la vagina, logrando este cometido con un juguete sexual de preferencia. Una vez que lo consigas y sepas cómo alcanzar el orgasmo, coméntale a tu pareja y diviértanse juntos en este laberinto.

Orgasmo a través del punto U

Este tipo de orgasmo es más difícil de conseguir que los anteriores, pero igual de potente. Para alcanzarlo es necesario que se estimule un tejido eréctil y sensible que tienen las mujeres encima de la abertura de la uretra. También funciona en algunas mujeres si se estimula la parte de los lados. Esta zona es muy sensible y las caricias ayudan a alcanzar este orgasmo.

¡Recuerda que todo está en la mente!

Orgasmo a través de los senos

¿Creías que todo se lograba a través de la vagina y sus partes?, los senos son parte fundamentales en el cuerpo de una mujer, sobretodo para alimentar la vista de los hombres, por lo que jugar con ellos es casi un deber.

Estimular los senos de tu pareja te hará sentir un rey, y seguro disfrutarás cómo ella te observa jugando con ellos, además de que si lo haces bien, harás que ella se retuerza de placer.

Si quieres aumentar la sensibilidad de los mismos, puedes usar algún tipo de lubricante comestible, miel, chocolate o cualquier otro detalle que los haga ver estrellas, juntos.

Orgasmo oral

¿Quién dice que no se puede alcanzar un orgasmo a través de una larga sesión de besos húmedos y sexys?, este tipo de orgasmo existe y puede ir desde el más suave sentimiento hasta la bomba más explosiva, dependiendo de tu pareja y su modo de besar. Además, no se trata sólo de besar su boca…

Orgasmo a través de la piel

Por otro lado, también está el orgasmo que sienten las mujeres cuando su piel toca la piel de su pareja. Esto puede ser ayudado por caricias, masajes y hasta soplos, en donde la piel se pone sensible al tacto y las zonas erógenas hacen de las suyas en todo momento.

Orgasmo mental

Por último, tenemos el orgasmo mental, el cual es aquel que ayuda a las mujeres a tener un orgasmo sin darse cuenta de que están a punto, y es que la estimulación parte por la mirada y acaba en una bomba explosiva entre las piernas.

Esto sucede cuando se está observando alguna imagen con alto contenido erótico, o leyendo algún tipo de relato de la misma magnitud, logrando que la imaginar pase a un siguiente nivel y acabe en un orgasmo inesperado y potente que es capaz de hacerte temblar en tu sitio.

Tan sólo asegúrate de no leer estas cosas estando frente a otra persona que no sea tu pareja, porque podría no poder disimular.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies