Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de muestra

Estadísticamente hablando, una muestra no es más que aquella porción de población que busca representar algún estudio. Por lo general, puede utilizarse la muestra completa siempre que no pase de cien individuos, ya que si sobrepasa las cien personas se debe realizar un tipo de censo catalogado como muestreo. Esto no es más que aquella herramienta mediante la cual se efectuarán diversas técnicas para seleccionar la muestra adecuada.

Tipos de muestra

Si bien no existen distintos tipos de muestra, existen diversos tipos de muestreo mediante los cuales se llega a la conclusión de cuál es la porción que se va a estudiar. Por lo general, esto ocurre cuando la población en general suele ser muy grande, tomando como ejemplo diversos estados o ciudades. Es gracias a esto que se requiere de cualquier técnica de muestreo.

Las técnicas de muestreo ya han sido creadas y no pueden variar, por lo que se deben seguir al pie de la letra para alcanzar la muestra adecuada. Como decíamos anteriormente, la muestra es sólo una, pero puede ser escogida gracias al muestreo.

Para saber cuál será la muestra que se va a seleccionar para el estudio estadístico, se emplean las siguientes técnicas de muestreo:

Muestreo de conveniencia o por selección intencionada

Esta es la técnica que se recomienda emplear siempre que no quede ninguna otra alternativa, es decir, es la última a seleccionar, y es aquella que consiste en escoger la muestra a conveniencia y en lo absoluto de forma aleatoria. Por lo general, quien debe elegir la muestra por medio de esta técnica, es el investigador jefe, quien debe regirse por su instinto y su intención de forma subjetiva. Como decíamos al comienzo, no es recomendable escoger esta técnica hasta que no se hayan agotado todas las opciones.

Muestreo aleatorio

A diferencia de la técnica anterior, esta es aquella en la cual el investigador escoge la muestra de forma aleatoria, por lo que todos los elementos tienen la misma posibilidad de ser escogidos por medio de esta técnica. Lo que se busca con este tipo de técnica, es que la población pueda ser escogida o no, en un número de posibilidades idénticas, y existen distintas técnicas aleatorias que se pueden emplear:

  • Muestreo aleatorio simple: así como su nombre nos lo indica, esta técnica es bastante simple y consiste en que se colocan todos los elementos de forma separada en cualquier zona y se van escogiendo al azar. Suele ser eficiente siempre que la muestra no sea tan grande, ya que cuando el número de individuos es muy complejo, resulta ser complicado y para nada eficaz.
  • Muestreo sistemático: esta técnica es mucho más simple que la anterior y resulta ser más eficaz, también. Esta consiste en que el primer elemento sea escogido gracias al azar y de forma rápida, y todos los demás se escogerán partiendo de ese que se ha elegido primero, sobretodo a intervalos constantes. Por lo general, es más simple porque no necesita de una lista con todos los individuos, además de que puede ser aplicado en la gran mayoría de los casos.

  • Muestreo aleatorio estratificado: por lo general, esta técnica es aquella que se emplea una vez que la población cuente con una variable especifica que se desee estudiar. Por otro lado, consiste en que la población se divida en diferentes grupos, siendo la clasificación realizada partiendo de un carácter particular, y luego escogiendo de forma aleatoria una porción de cada uno de estos grupos. De esta forma se acabará escogiendo una parte proporcional de toda la muestra en general.
  • Muestreo aleatorio por conglomerados: por otro lado, tenemos el muestreo aleatorio por conglomerados, el cual es aquella técnica que consiste en que la población sea dividida en diversos grupos, en donde la población será agrupada siempre que los individuos tengan características similares. Una vez que los grupos hayan sido creados, el investigador deberá proceder a analizar cada grupo y dejar de lado todos aquellos que no sean necesarios para el estudio. De esta forma se agiliza el proceso.
  • Muestreo mixto: y por último, tenemos el muestreo mixto, el cual así como su nombre nos lo indica, es aquel en donde se utilizan, como mínimo, dos de los métodos aleatorios explicados anteriormente. Por lo general, esta técnica se emplea siempre que la población que se quiera analizar, sea muy grande, compleja y no se esperen resultados óptimos empleando tan sólo una técnica. Además, se agiliza el proceso y se obtienen mejor resultados.

Gracias a todas estas técnicas es que se puede elegir una muestra para que el estudio que se vaya a realizar sea realizado con éxito, siendo siempre recomendable elegir la muestra gracias a un muestreo aleatorio que se adapte a las características de la población. Una vez que la muestra haya sido escogida, se puede comenzar con el estudio.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies