Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de montacargas

Un montacargas es un aparato tan rústico como su propio nombre, y funciona de maravilla para la realización de transporte, en donde por lo general suelen ser materiales pero también han llegado a ser personas. Son aparatos magníficos que facilitan la movilización de cualquier cosa, y consisten exactamente en que los objetos que estén en ellos, se eleven. Esto se da gracias a que un cabrestante es el intermedio que existe entre un cable de acero y una roldana de retroceso. Además, esto se logra gracias a que el equilibrio ocurre gracias a un contrapeso situado en un extremo del montacargas.

Hoy en día, estos aparatos han evolucionado tanto, que existen diversos tipos de montacargas en donde cada uno de ellos cuenta con diferentes características que se pueden llegar a observar a simple vista. Todos los modelos que se pueden hallar actualmente por ahí, cuentan con un gran sistema de seguridad que impiden accidentes ya que, si existe algún problema como el hecho de que el cable tractor se rompa, de forma automática el montacargas se frena.

De los diversos tipos de montacargas que existen, clasificados de diferentes formas, cada uno de ellos se han ido especializando, lo cual ha llegado a permitir sus clasificaciones, lo cual nos permite entonces decir que cada montacargas sirve para algo en especial. A continuación les hablaremos sobre cada uno de los tipos de montacargas que existen, atendiendo a cada clasificación.

Tipos de montacargas según su tipo de motor

Según esta clasificación, los montacargas se dividen en eléctricos y de combustión interna, y aquí les hablamos sobre cada uno de ellos:

Montacargas eléctricos

Estos son aquellos montacargas que funcionan de maravilla en espacios cerrados y pequeños ya que no molestan puesto que no general ningún tipo de ruido. Así como su nombre nos lo indica, estos aparatos no funcionan con combustión, sino que se alimentan gracias a una gran batería de plomo que puede llegar a durar hasta ocho horas consecutivas y sin descanso. Son muy funcionales y las preferidas por muchos.

Montacargas de combustión interna

Dentro de este tipo de montacargas, existen esos que se alimentan de gasolina, de diesel o de GLP, en donde los dos primeros suelen ser contaminantes y no deben encontrarse en espacios cerrados. A diferencia de estos, el de GLP sí puede ya que su nivel de contaminación es muy bajo. Son montacargas que funcionan muy bien y cuentan con la ventaja de que no deben cargarse de ningún modo. Es decir, no se detienen en ningún momento.

Tipos de montacargas según su diseño y aplicación

Por otra parte, según la ITA (Asociación Industrial de Montacargas), existen siete tipos de montacargas en donde cada uno de ellos cuenta con diseños distintos y aplicaciones que también permiten su diferenciación:

Montacargas clase I

Este tipo de montacargas es aquel que funciona muy bien para cargar hasta tres toneladas y es bastante seguro gracias a que cuenta con un contrapeso en la parte posterior, de modo que con él se eviten cualquier tipo de volcadura o desvío. Además, trabaja con un motor eléctrico y cuenta con tres llantas sólidas y resistentes que permiten su vialidad. Por otro lado, cuenta también con un asiento en la parte central e interior del aparato para quien lo vaya a manejar.

Montacargas clase II

Este tipo de montacargas también funciona con un motor eléctrico y no es tan grande, por lo que resulta ideal para espacios pequeños en donde haga falta transportar algo. Dentro de este tipo, existen algunos modelos que sobresalen:

  • Reach trucks: catalogadas también como carretillas retráctiles, estos montacargas se pueden elevar hasta unos diez (10) metros y es bastante seguro. Y su capacidad puede llegar a ser hasta de 1500 kg.
  • Orderpickers: estos montacargas son conocidas mejor como recogepedidos y se caracterizan gracias a que son capaces de transportar diversos objetos pequeños en un mismo viaje. Su capacidad puede llegar a ser de hasta 2000 kg.
  • Turrettrucks: y por último dentro de este tipo, se encuentran las turret trucks, las cuales son aquellas que se pueden elevar hasta unos catorce (14) metros y pueden llegar a cargar hasta 1.2 toneladas.

Montacargas clase III

Estos son aparatos pequeños que no son manejados desde su interior, sino que se operan de forma manual. Son bastante clásicos y muy funcionales para transportar cargas más pequeñas.

Montacargas clase IV y V

Estos montacargas son aquellos que se alimentan de combustión interna y cuentan con un asiento para quien lo vaya a manejar. Tanto el de clase IV como el de clase V son similares y tan sólo se diferencian gracias a sus neumáticos, en donde los primeros cuentan con neumáticos sólidos y los segundos, con neumáticos inflables.

Montacargas clase VI y VII

Y por último, tenemos estas dos tipos de montacargas, los cuales han sido diseñados para que circulen por terrenos difíciles y complicados. Por lo general, estos montacargas son aquellos que se ubican muy bien en construcción y zonas agrícolas e industriales.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies