Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de minerales

Lo que comúnmente se conoce como minerales, no son más que aquellas sustancias que generalmente se consiguen en la tierra en distintas zonas, generalmente en el suelo. Por lo general, estas sustancias cuentan con una composición química que puede ser definida, homogénea e inorgánica. Dicho esto, se sobreentiende entonces que los minerales forman parte importante de nuestra naturaleza sin llegar a ser un ser humano ni algo similar.

De los minerales se suelen extraer distintas piedras preciosas, como diamantes, oro, cristales, etc., esto resulta gracias a la minería. Esta es aquella actividad económica mediante la cual se extraen los minerales del suelo. Esto puede ocurrir mediante distintos procedimientos en donde el final de cualquiera de ellos es el transporte del mineral hacia otro sitio, entiéndase como laboratorios o sitios en los cuales se va a estudiar el mineral extraído.

Tipos de minerales

Así como decíamos anteriormente, los minerales forman parte de nuestro planeta por lo que pueden encontrarse de forma muy diversa en él. Además, estas sustancias se utilizan para distintos fines, como producir joyas y una infinidad de productos.

Como ven, no existe tan sólo un mineral sino que se habla en plural debido a que existen distintos tipos de minerales que se diferencian gracias a sus características notables, mismas que varían desde su forma y color, hasta su composición química, y son los siguientes:

Minerales de elementos nativos

Los minerales de elementos nativos son aquellos que conseguimos en el planeta sin ningún tipo de modificación química. Es decir, no han sido combinados con ningún elemento ni nada similar, sino que se mantienen nativos. El oro es un mineral en estado nativo.

Minerales sulfuros

Estos minerales cumplen con la característica de que combinan las propiedades químicas de un mineral nativo, con el azufre, de modo que se forma un mineral completamente nuevo gracias a esta combinación. La galena es un mineral sulfuro.

Minerales sulfosales

Siguiendo el mismo patrón que el mineral anterior, este también surge de la combinación de distintos minerales, por lo general el azufre, la plata (o el cobre) y con algunos otros no tan conocidos, como el antimonio. De esta forma surge un mineral cuya composición química es más compleja que el de los minerales de arriba. La proustita es un ejemplo de los minerales sulfosales.

Minerales óxidos

Por otro lado, tenemos los minerales óxidos, los cuales son aquellos que así como nos indica su nombre, combinan distintos elementos junto con el oxígeno, dando como resultado la creación de distintos minerales que se identifican de forma muy fácil y rápida, gracias a sus colores y formas. La bauxita es un mineral óxido muy conocido hoy en día.

Minerales haluros

Los minerales haluros son aquellos que llaman bastante la atención debido a su composición, y es que combinan algún halógeno con otros elementos, así como el cloro. Decimos que son llamativos debido a su forma y a su color, y es que se forman cristales que brillan y atraen miradas. La sal es un mineral haluro.

Minerales carbonatos

Así como su nombre nos lo indica, estos son aquellos minerales que surgen gracias a la combinación del ácido carbónico con cualquier metal, sin importa cuál sea. El mármol es un mineral carbonato.

Minerales nitratos

El nitrato de sodio es un ejemplo claro de estos minerales, y es que son aquellos que surgen gracias a la acción directa del ácido nítrico. Si bien no son muy comunes, suelen ser bastante llamativos debido a sus formas y colores.

Minerales boratos

En lo que respecta a este tipo de minerales, no suelen ser muy comunes ni observarse de forma regular. Son aquellos que se forman gracias a la interacción directa del ácido bórico y suelen ser bastante llamativos y apreciativos gracias a su textura, además de sus colores. El bórax es un mineral borato.

Minerales fosfatos

Los minerales fosfatos suelen ser igual de extraños y poco regulares que los anteriores, con la diferencia de que estos contienen tóxinas que pueden llegar a dañar la salud de cualquier ser humano de forma inmediata. Sin embargo, son manejables y surgen gracias a la combinación de ácido fosfático con algún otro elemento. La turquesa es un mineral fosfato.

Minerales silicatos

Los minerales silicatos sí son bastante conocidos debido a que se encuentran en una gran parte de nuestra litosfera. Estos minerales son aquellos que poco a poco se van creando partiendo del ácido silícico, en donde la sílice es el ejemplo más claro de ellos.

Minerales radioactivos

Y para finalizar esta gran clasificación, tenemos aquellos minerales que llaman la atención debido a que son aquellos que cuentan con la gran capacidad de que transmiten y/o emiten raciones. La uraninita es un mineral radiactivo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies