Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de microscopios

Los microscopios son instrumentos comúnmente conocidos gracias a que son aquellos que nos permiten detallar distintos objetos que a la vista humana son imposibles de observar y que gracias a esta herramienta se pueden estudiar. Como consecuencia de estos estudios, se han podido llevar a cabo grandes descubrimientos, por lo que toma en cuenta que este instrumento es realmente importante, destacando de este modo su uso.

Estas herramientas cuentan con diferentes métodos que permiten que se pueda aumentar la imagen, de modo que por más pequeña que sea la muestra, podrá ser observada a gran escala y de forma nítida. A la hora de crear estos microscopios, el primero que se obtuvo fue el microscopio óptico, y es aquel que cuenta con una o más lentes de aumento para ir variando el panorama de observación, aumentando cada toma hasta alcanzar el nivel que se desea. Este tipo de instrumento es indispensable en distintas ciencias, así como la medicina, la microbiología y la química. Además, a la hora de observar cómo evolucionan distintos procesos químicos, es un elemento necesario.

Tipos de microscopios

Hoy en día, con esta evolución que estamos viviendo, los microscopios han ido mejorando cada vez más, permitiendo que cada uno de ellos cumpla con funciones distintas y específicas. Esto quiere decir que existen distintos tipos de microscopios en donde cada uno de ellos cumple con sus características. Sin embargo, todos cuentan con una misma similitud: aumentar la imagen de cualquier cosa que a simple vista no pueda observarse, e incluso de ser lo contrario, se pueden observar a gran escala.

A continuación les mostramos los tipos de microscopios que existen hoy en día:

Microscopio simple

El microscopio simple es aquel que está formado por una sola lente, la cual puede graduarse según el aumento que se necesite. Sin embargo, su aumento no es de gran escala por lo que no funciona muy bien con aquellos objetos cuyo tamaño sea extremadamente pequeño. Pese a esto, funciona muy bien en cuanto a cualquier otro objeto cuyo tamaño sea moderado.

Microscopio óptico

Estos microscopios son muy comunes y suelen observarse en las instituciones educativas en donde se requieren para los distintos estudios que se les otorga a los alumnos. Cuenta con distintas lentes que están superpuestas y puede alcanzar un nivel de aumento de hasta 2000 veces más que el tamaño del objeto. Suelen ser económicos y básicos, además de que se consiguen de forma muy fácil. Por otro lado, las lentes pueden graduarse al gusto de quienes la vayan a utilizar y al objeto que quieran visualizar.

Microscopio de campo

También conocido como microscopio claro compuesto, estos son los elementos más utilizados por los médicos, y son aquellos que consisten en dos sistemas de lentes, que se dividen en el objetivo y el ocular. El primero está conformado gracias a distintas lentes que logran mostrar el objeto a gran escala, y que está colocado de forma estratégica para que el ojo humano logre captar la imagen. Por otro lado, cuenta con la capacidad de hacer girar las lentes para graduar el punto de observación al punto exacto.

Microscopio electrónico

Dentro de todos los tipos de microscopios que hasta ahora hemos visto, el electrónico es el que más aumento puede llegar a ofrecer, permitiendo de esta forma el objeto que se está visualizando, se vea de hasta un millón de veces más de su tamaño real. Debido a esto, la resolución puede llegar a ser hasta de 0.1 nanómetros, lo cual permite que sean maravillosos para distintos procedimientos químicos, biológicos, entre otros.

Microscopio digital

Gracias a toda la evolución de hoy en día, contamos con los microscopios digitales, los cuales son avanzados y cuentan con una pantalla LCD, o bien, están conectados a cualquier ordenador. Debido a esto, es posible hacer las observaciones de forma mucho más cómoda y mediante la pantalla del ordenador. Además, es posible que estas imágenes se guarden en una unidad de disco, de modo que puedan observarse en otro dispositivo que soporte el formato. Al contar con estas características, no cuentan con un ocular.

Microscopio de fluorescencia

En este tipo de microscopio, a diferencia de los otros, cuenta con una lente de cuarzo y la iluminación con la que cuenta es a través de lámparas de mercurio. Además, es un instrumento que no utiliza filtros y que cuenta con placas fotográficas. Es excelente para observar distintos procedimientos. Por lo general, se busca que estos microscopios reemplacen el vidrio convencional de los distintos microscopios y los filtros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies