Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de micrófonos

Lo que tan fácilmente conocemos como un micrófono, no es más que un dispositivo electrónico que tiene una tarea sencilla: transformar cualquier energía acústica en una energía eléctrica. Gracias a esto, es que actualmente contamos con distintos tipos de micrófonos que nos ayudan a la hora de comprometernos en distintas situaciones.

Son dispositivos que son fácilmente manejables y cómodos, además de que son muy utilizados en distintos escenarios, como en estudios o bien, en fiestas y celebraciones. Son ideales para grabar canciones, algún tema, información o para hablar por la radio, y a pesar de que existen diversos tipos de micrófonos, se clasifican en dos grandes, según su construcción.

Estos micrófonos son los más utilizados en cualquier país y cuentan con grandes diferencias que ayudarán a que sepas cuál debes escoger, o bien, utilizar los dos. Además, son micrófonos que pueden utilizarse por profesionales y por cualquier persona que desee hablar a gran escala con un grupo de persona. Es decir, suelen adaptarse a las necesidades de los usuarios.

Estos dos grandes tipos de micrófonos son magníficos y a continuación les hablamos sobre cada uno de ellos y cómo escoger entre ambos:

Micrófonos dinámicos

También conocidos como micrófonos de bobina móvil, estos son aquellos que más son comprados por personas particulares, ya que además de que son más económicos que los demás, funcionan muy bien en distintos eventos musicales de gran escala, entiéndase como obras de teatro o incluso conciertos. Suelen funcionar muy bien y de forma similar a los generadores de corriente alterna, además de que cuenta con un alto nivel de presión sonora.

Por otro lado,  debido a que suelen ser económicos, no cuentan con un nivel muy alto en cuanto a perfección, por lo que realmente no capta muy bien las distintas señales acústicas. Sin embargo, encaja muy bien con las personas rústicas ya que estamos hablando de micrófonos que suelen ser robustos y fuertes.

Por otra parte, no son micrófonos que se limiten sólo a conciertos o a ese tipo de escenarios, sino que existen diversos modelos que se adaptan muy bien en diferentes estudios, por lo que se habla de micrófonos profesionales y de gran escala para determinadas situaciones.

Micrófonos de condensador

Entonces tenemos los micrófonos de condensador, los cuales se caracterizan por ser más costosos y frecuentemente utilizados en estudios de grabación gracias a que son altamente sensibles a las ondas sonoras. Debido a que trabajan con un condensador, requieren de una fuente de electricidad para poder alimentarlo y que funcione sin ningún tipo de daño, por lo que se dice entonces que para cargar el condensador con el cual se funciona, se debe alimentar de forma previa.

Suelen ser micrófonos magníficos y cuentan con una gran respuesta a cualquier nivel de rango de frecuencias, incluso si son muy altos, por lo que su fidelidad es perfecta. Además, al ser tan sensibles, en algunas ocasiones pueden llegar a saturarse pero esto no suele generar tanto problema. Actualmente se consiguen modelos robustos y fuertes, ya que con el paso del tiempo los han ido mejorando, ya que a pesar de que siempre han sido mejores, en años pasados eran muy débiles y solían romperse cada cierto tiempo.

¿Cómo saber cuál micrófono utilizar, y cuándo?

Si bien ambos tipos de micrófonos son geniales dentro de sus propias áreas, a veces no es sencillo saber cuándo, y cuál de ellos es mejor utilizar ya que a veces se tiende a confundir sus características. Además, suelen ser adaptables a cualquier situación, por lo que sólo hay que tener en cuenta algunas consideraciones.

Si una vez que hagas una prueba de sonido, te fijas en que la fuente del sonido es bastante fuerte, tanto como el amplificador de una guitarra, lo mejor es elegir el micrófono dinámico. Sin embargo, si la fuente cuenta con un timbre suave y sabroso, con una excelente frecuencia, lo mejor es escoger un micrófono condensador. Es indispensable tener en cuenta estos aspectos para salir cuál de estos dispositivos quedará mejor con el sonido.

Por otro lado, en algunos estudios se suele aplicar una técnica bastante conocida, y es que ambos tipos de micrófonos se combinan y sus respuestas generan un gran sonido. Esto sucede cuando se graban las respuestas de cada uno de forma independiente y una vez se mezclen, se combinará cada señal y se puede moldear el sonido al gusto del productor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies