Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de keratina

Actualmente, en distintas peluquerías se ha estado implementando un tratamiento que en Brasil ya tiene más de diez años en el mercado, y que ayuda a que el cabello se alise y se torne más manejable. Esta es la keratina. Este es el método brasileño para que las personas (sí, incluyendo a los del sexo opuesto), logren una cabellera perfecta sin necesidad de utilizar cremas ni aparatos de calor que lo único que realmente hacen es dañar el cabello. En lo que respecta a los profesionales en la industria de los cosméticos, están más que encantados de distribuirlos, y los peluqueros adoran utilizarlo.

A pesar de que el término puede darnos a entender que el producto puede ser sacado de un laboratorio, la verdad es otra. Y es que la keratina es una proteína que produce el cuerpo humano, y que la misma se halla en nuestro cabello, piel y uñas. Pese a esto, por lo general la tenemos en abundancia cuando somos pequeños, pero a medida que va pasando el tiempo y vamos creciendo, esta va disminuyendo poco a poco, lo cual se acelera en lo que respecta al cabello, gracias a cremas y champús que van dañando la fibra capilar, causando que el cabello pierda su elasticidad, sedosidad y el tan soñado brillo televisión. Sin embargo, gracias a que en el 2004 en Brasil lograron crear un producto a base de keratina, hoy en día estas características pueden volver a nuestro cabello en un dos por tres.

Existen cuatro tipos de keratina, en donde cada uno de ellos cuenta con distintas características que se adaptan a los gustos y necesidades de cada persona. Además, cada uno cuenta con un costo diferente, por lo que es otro factor que se debe tener en cuenta a la hora de elegir el indicado. Sin embargo, todos son excelentes y se diferencian básicamente por los resultados que ofrecen, pero esto no es todo, ya que existen otros factores externos que hay que tomar en cuenta al momento de comprar un frasco de keratina.

Para poder escoger el tipo de keratina adecuado para tu cabello, tienes que tener en cuenta el estado en el cual se halle tu cabello, desde la raíz hasta las puntas. Hay que tener en cuenta el hecho de que un cabello maltratado por tintes y planchas, es muy distinto a un cabello que está sin tratar en lo absoluto. Lo más ideal es consultar con un profesional para saber cómo se encuentra la hebra del cabello, la elasticidad y el estado del cuero cabelludo. Además, si tu cabello ha pasado por algún proceso químico con anterioridad, es importante que se realice una prueba exhaustiva para poder llegar a una conclusión que os indique el tipo de keratina adecuada a utilizar.

Una vez que se haya llegado al final del examen y ya se sepas cuál keratina es la mejor, es cuando se debe hablar de los cuidados posteriores a su utilización. Esta charla debe ser profunda con tu profesional y debes seguir los pasos al piel de la letra. De este modo harás que el tratamiento con la keratina dure mucho más de lo que piensas.

A continuación les hablamos sobre los tipos de keratina que existen y que pueden ayudarte a mejorar tu cabello en poco tiempo:

Keratina con formol

El formol es una sustancia química radical y fuerte que puede afectar a tu salud y a la de cualquiera que esté cerca una vez se aplique la keratina. Sin embargo, es un procedimiento magnifico que deja tu cabello liso y evita suavizantes químicos que lo único que hacen es dañar tu cuero cabelludo. Es muy utilizada en salones de belleza de alta calidad, pese a que es nociva para la salud.

Keratina sin formol

Esta keratina es, prácticamente, natural, ya que la misma al no contener formol, tampoco contiene químicos que afecten nuestro cuero cabello. La misma está compuesta de keratina capilar y keratina botánica, las cuales unidas forman un tratamiento que alisa y deja tu cabello como nuevo. Además, es una keratina muy suave, por lo que los daños a la salud de quien la aplica, y de quien la recibe, son mínimos. Es muy recomendada por profesionales y muy buscaba por clientes.

Keratina hidrolizada

Esta keratina es excelente, sólo que algo costosa. Sin embargo, cuesta lo que vale, ya que la misma nos permite recuperar todo ese brillo perdido por años de maltrato a nuestro cabello. Además, nos ayuda a reestructuras cada una de las fibras de cabello y acondiciona cada una de ellas. Estamos hablando de un producto magnifico que alisa y cauteriza nuestro cabello, reparando el daño de años atrás, de forma rápida en tan sólo un par de horas.

Nanokeratina

Por último, está la nanokeratina. Este tipo de keratina es más reciente que las anteriores y muy efectiva, sólo que cuenta con un procedimiento distinto a las anteriores. La nanokeratina consiste en un sistema que va generando nanomoléculas recargadas con las cuales se busca reparar específicamente las fisuras del cabello. Es decir, este sistema lo que busca es crear depósitos de proteína que con el tiempo regenerarán la fibra capilar de tu cabello. Esta keratina debe ser sellada con calor, por lo que se utiliza una plancha de alisar cabello, y una vez listo el alisado, se debe cepillar el cabello. Este tipo de keratina ha ido tomando popularidad gracias a sus excelentes resultados.

Como ven, existen distintos tipos de keratina que bien se pueden adaptar a tus necesidades, por lo que no debes preocuparte si tu cabello está demasiado maltratado o feo, no hace falta que lo cortes para que crezca más sano, ya que todo tiene reparación, tan sólo necesitas elegir la keratina y dejar que un profesional te la aplique.

¡Suerte!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies