Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de karma

El Karma es un concepto enseñado por varias culturas a lo largo de la historia humana, y es una idea que se remonta a miles de años. A pesar de su proliferación, la idea del karma o de varios tipos de karma parece ser generalmente incomprendida; por lo que ha sido frecuentemente transmitida sin una comprensión real de su verdadero significado.

El Karma es una palabra sánscrita que significa “acto”, “acción” o “palabra”. La ley de los diversos tipos de karma nos enseña que todos nuestros pensamientos, palabras y acciones comienzan una cadena de causa y efecto; y que experimentaremos personalmente los efectos de todo lo que causamos.

Aun así, podemos no experimentar el efecto, es decir, el karma que regresa, de inmediato, y puede que ni siquiera sea en esta vida, pero el karma llega en algún momento, de cualquier manera. Es una ley cósmica, que significa que se aplica a todos, en todas partes, todo el tiempo.

Esta ley existe enteramente para nuestro propio bien. Nos permite avanzar en la evolución de nuestra alma. Como ustedes saben, las cosas que pensamos, decimos y hacemos pueden ser positivas o negativas. De la misma manera, se dice que el karma puede ser positivo o negativo.

Es un gran benefactor, devolviéndonos la energía de todos los pensamientos y hechos amorosos que enviamos al mundo. También es nuestro mejor maestro, haciéndonos responsables de lo que hacemos y dándonos oportunidades de aprender de nuestros errores y reparar.

Karma Familiar

El karma familiar es el karma de tu linaje ancestral, de tus padres a ti. Digamos que su padre fue el más desarrollado espiritualmente dentro de su familia y que tenía cinco hermanos, él sería el portador de “bloqueos energéticos” en la línea de la familia kármica. Él lleva esta carga desde que nació y continuará haciéndolo toda su vida, a menos que la libere. Es un paso hacia abajo de la energía ya sea a través de medios físicos y verbales, o completamente enérgico y subconsciente.

Puede afectar la manera en que nosotros interactuamos con nuestra familia en un nivel inconsciente.

Si te consideras sensible y naces de dos padres con carga espiritual, puede parecer que llevas el doble de carga. Muchos de nosotros no nos llevamos naturalmente con nuestros padres, ya veces esto tiene que ver con lazos energéticos con experiencias pasadas. Todo es fundamentalmente energía, por lo que nuestra conciencia existe más allá de nuestra vida física y nuestra comprensión del tiempo lineal.

Hemos vivido la vida antes de esta encarnación. Muchas de las personas de su familia son la conciencia que han conocido antes de esta vida, y han elegido venir a la Tierra juntos. Dependiendo de la trayectoria de su pasado, usted puede haber elegido tomar una vida más intensa para equilibrar su karma.

Karma Colectivo o Mundial

El karma mundial se le conoce como aquel castigo que es infundado sobre toda la humanidad en consecuencia de sus malas acciones.

El planeta entero y todos en él nos vemos afectados por este tipo de karma, que puede traer como consecuencia las guerras mundiales, las epidemias, desastres naturales gigantescos como terremotos, cataclismos, maremotos, entre otros.

Así como acumulamos el karma como individuos, lo hacemos a nivel colectivo. Nuestras acciones como una raza humana global tendrán consecuencias, y ha sido demostrado una y otra vez.

Uno de los ejemplos más grandes es cómo estamos operando aquí en el planeta Tierra; así como nuestra relación con el medio ambiente y otras formas de vida que comparten el planeta con nosotros.

Resulta verdaderamente importante cuestionar qué es exactamente lo que estamos haciendo aquí en este mundo. Es decir, lo que estamos pensando y cómo estamos actuando; y luego examinar qué tipo de realidad estamos manifestando como resultado de esos pensamientos y acciones.

Después de todo, la física cuántica está poniendo en claro cuán importante es la conciencia humana; y cómo los factores asociados con la conciencia están afectando nuestro mundo material físico.

Karma duro

El karma duro es el karma que nace debido a las malas acciones perpetradas contra la conciencia; y sin duda es uno de los tipos de karma más estrictos, puesto que no resulta negociable. Al desarrollarse este karma, la única manera de pagarlo es a través de mucho sufrimiento y dolor incesante.

El karma duro se produce en el momento en que hacemos las cosas mal, sabiendo que estamos ocasionado daño y dolor a otras personas. El karma duro se genera entonces debido a la forma en que nuestra conciencia se ha visto obligada a cometer aberraciones tales como el asesinato, la violación y la tortura.

Se dice que estos tipos de karma se pagan con la misma sentencia; es decir, el que viola, será violado; el que asesina será asesinado; el que tortura, será torturado, y así.

El karma duro también se conoce como uno de los tipos de karma de vidas pasadas. Este karma nos plantea que todas las acciones tienen consecuencias, y esta ley universal gobierna todo el universo.

El karma duro de vidas pasadas viene como resultado de las acciones que hemos cometido en vidas anteriores. Normalmente, las buenas acciones resultan en un buen karma, mientras que las malas acciones dan como resultado un mal karma.

Contrariamente a la creencia popular, el karma no es un castigo para las personas que te han hecho daño, y tampoco es una recompensa. Más bien, la causa y efecto es más un principio que otra cosa.

Entonces, el Karma duro es el resultado de las acciones que hemos cometido mientras hemos estado en la tierra, sean buenas o malas. El karma se crea no sólo a través de nuestras acciones, sino también a través de nuestros pensamientos e intenciones.

Karma saya

Karma saya se trata, por decirlo de alguna manera, de la unión karmática que se deriva del sexo. Cuando una mujer y un hombre se unen de manera sexual, están compartiendo todo entre sí cada vez que lo hacen; esto incluye los karmas y los defectos. Es a través del karma-saya que la pareja se ve unida en el libro del Karma; y el karma se comparte mientras la relación entre ambos dura. Se trata de una especie de enlazamiento karmático, astral y sexual.

Las categorías mentales con las que etiquetamos nuestras relaciones no son comprendidas por la espiritualidad. Ella solo entiende que hay o no unión; por lo cual, si existe una unión, el karma se reparte. Por supuesto, esto no significa que puedas tener solo una única pareja sexual en tu vida; simplemente quiere decir que no se puede tener más de una pareja sexual al mismo tiempo.

De hecho, al romper una relación, por lo general, pasa un tiempo antes de que los lazos kármáticos se desacoplen. Se trata de un período en el que consideramos que no estamos listos para compartir nuestra vida y sentimientos con alguien más.

Por otro lado, el karma saya se genera una persona tiene varias parejas sexuales a la vez; con lo que, por cada pareja sexual que se añada, se tendrá que agregar el karma de todas las personas que ya están unidas entre ellas. Como ya tenemos bastante con nuestro karma propio, y se le agregan dos o tres personas más; toda esta carga de karmas derivados de las uniones sexuales se vuelven el karma-saya.

Por desgracia, el adulterio o karma saya se paga es con la pérdida de la pareja.

Karma individual

Es aquel tipo de karma que le corresponde cada ser humano como castigo o consecuencia de sus malas acciones; hayan sido perpetuadas  en esta o en vidas anteriores.

Se dice que es debido a este tipo de karma individual que algunos individuos nacen ciegos, sordos, huérfanos o con enfermedades como tuberculosis, lepra, epilepsia o con deformaciones en sus cuerpos, gemelos siameses, entre otras afecciones.

El Principio de todos los tipos de karma requiere que las experiencias del ser individual, basadas en sus acciones durante la vida, se impriman en el cuerpo sutil. Por lo tanto, este tendrá que poseer alguna estructura organizada de la materia fina como estado mental dentro de ella, Impulsados a trasladarse a lugares específicos para el renacimiento.

El principio del Karma se basa fundamentalmente en este mismo concepto de que los hechos de hoy configuran los sucesos futuros para el hombre; quien es el más inteligente de los seres y está dotado de la capacidad de discriminación, además de los hábitos instintivos que poseen todas las demás criaturas.

Así, la idea general de todos los distintos tipos de karma es que, cada vez que realicemos una acción, se sepa que estamos creando una causa que tendrá los efectos correspondientes.

Una vez más, el Karma literalmente se traduce en “acción” o “hecho” y se incluyen dentro de esta acción también nuestros pensamientos e intenciones. El principio de karma deja claro que el universo responderá a nosotros, sea en esta vida y/o en la siguiente. En pocas palabras, las acciones tienen “consecuencias”, y los pensamientos también.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies