Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de inmunidad

La inmunidad es una condición para poder resistir una enfermedad en particular, especialmente a través de la prevención del desarrollo de microorganismos patógenos o contrarrestando los efectos de sus productos.

Tipos de inmunidad

Existen diversos tipos de inmunidad, pero en esencia, todas se refieren a la capacidad del cuerpo para resistir a los microorganismos dañinos o virus de entrar en ella.

El proceso inmunológico saludable es capaz de reconocer virus invasores, bacterias y también producir anticuerpos para destruir o deshabilitarlos. Es la capacidad del cuerpo para restringir los microorganismos peligrosos o virus de entrar en ella.

Inmunidad Innata

La inmunidad innata (también llamada inmunidad inespecífica o natural) se refiere a la capacidad innata del cuerpo para resistir diversos factores; y se transmite genéticamente de una generación a la siguiente. Esta inmunidad ofrece resistencia a cualquier microorganismo o material extraño encontrado por el huésped.

Incluye mecanismos generales heredados como parte de la estructura innata y función de cada vertebrado, y actúa como primera línea de defensa. La inmunidad innata carece de memoria inmunológica, es decir, se produce en la misma medida cada vez que se encuentra un microorganismo o un material extraño.

La inmunidad innata, también llamada inmunidad nativa, existe en virtud de una constitución de organismos, es decir, su constitución genética; sin estimulación externa o una infección previa. Se divide en dos tipos de inmunidad:

  • Inmunidad innata no específica: uno de los tipos de inmunidad que posee un cierto grado de resistencia a todas las infecciones en general.
  • Inmunidad innata específica: una resistencia a un tipo particular de microorganismo solamente. Como resultado, algunas razas, individuos específicos o razas en la agricultura no sufren de ciertas enfermedades infecciosas.

Los tipos de inmunidad adaptativa se puede subdividir dependiendo de cómo se introdujo la inmunidad en ‘naturalmente adquirida’ a través del contacto fortuito con un agente causante de enfermedad; o la inmunidad adquirida artificialmente se desarrolla a través de acciones deliberadas como la vacunación.

Tanto la inmunidad natural como artificialmente adquirida puede subdividirse más si el huésped construye la inmunidad por antígeno como “inmunidad activa” y dura a largo plazo, a veces durante toda la vida. La “inmunidad pasiva” se adquiere mediante la transferencia (inyección o infusión) de anticuerpos o células T activadas de un huésped inmune. Es de corta duración, por lo general sólo dura unos pocos meses.

Inmunidad naturalmente adquirida (específica o adaptativa)

La inmunidad adquirida de forma natural, también llamada inmunidad específica o adaptativa, se refiere a una inmunidad desarrollada por el huésped en su cuerpo después de la exposición a un antígeno adecuado o tras la transferencia de anticuerpos o linfocitos de un donante inmune.

La inmunidad adquirida es altamente adaptativa y es capaz de reconocer específicamente y eliminar selectivamente microorganismos y macromoléculas extraños, es decir, antígenos.

Por otro lado, este tipo de inmunidad adquirida es extremadamente antígeno-específica, ya que actúa contra un patógeno microbiano particular o una macromolécula extraña; y la inmunidad a este antígeno normalmente no confiere resistencia a otros. Por conveniencia, la capacidad de los anticuerpos para diferenciar entre moléculas de antígeno difiere incluso por un único aminoácido.

El sistema inmunológico adquirido genera una tremenda diversidad en sus moléculas de reconocimiento. Como resultado, es capaz de reconocer específicamente billones de estructuras diferentes sobre antígenos extraños.

Una vez que el sistema inmunitario adquirido ha reconocido y responde a un antígeno, es capaz de responder a este antígeno más rápidamente y con más fuerza después de una exposición posterior. Esto se debe a la constitución de la memoria inmunológica que constituye la base de la inmunidad a largo plazo en el cuerpo del huésped.

Inmunidad Artificialmente Adquirida

  • Inmunidad Pasiva adquirida artificialmente

La inmunidad pasiva adquirida artificialmente es una inmunización a corto plazo inducida por la transferencia de anticuerpos, que puede administrarse en varias formas; como plasma sanguíneo humano o animal, como inmunoglobulina humana combinada para uso intravenoso o intramuscular, y en forma de anticuerpos monoclonales.

 La transferencia pasiva se utiliza profilácticamente en el caso de las enfermedades de inmunodeficiencia, como la hipogammaglobulinemia. También se utiliza en el tratamiento de varios tipos de infección aguda, y para tratar el envenenamiento.

La inmunidad derivada de la inmunización pasiva dura sólo un corto período de tiempo y existe también un riesgo potencial de reacciones de hipersensibilidad y enfermedad del suero, especialmente de las gammaglobulinas de origen no humano.

La inducción artificial de la inmunidad pasiva se ha utilizado durante más de un siglo para tratar enfermedades infecciosas, y antes de la llegada de los antibióticos, a menudo era el único tratamiento específico para ciertas infecciones.

  • Inmunidad Activa adquirida artificialmente

La inmunidad activa adquirida artificialmente puede ser inducida por una vacuna, una sustancia que contiene antígeno. Una vacuna estimula una respuesta primaria contra el antígeno sin causar síntomas de la enfermedad.

El término vacunación fue acuñado por Richard Dunning, un colega de Edward Jenner, y adaptado por Louis Pasteur para su trabajo pionero en la vacunación. El método utilizado por Pasteur consistió en tratar a los agentes infecciosos para esas enfermedades, por lo que perdieron la capacidad de causar enfermedades graves.

Pasteur adoptó el nombre de vacuna como un término genérico en honor al descubrimiento de Jenner, sobre el que se basó la obra de Pasteur.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies