Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de hormonas

Las hormonas son moléculas de distintos tipos de naturaleza que son producidas en las glándulas secretoras o endocrinas de nuestro organismo. En su trabajo conjunto con el sistema nervioso, son responsables por nuestras acciones, sentimientos y pensamientos de la forma en que los vivimos.

Tipos de hormonas

Los diversos tipos de hormonas son liberados a través de los vasos sanguíneos o en el espacio intersticial en el cual circulan solas (biodisponibles); o donde se asocian a ciertas proteínas hasta llegar a los órganos o tejidos blanco (dianas) donde operan. Los diversos tipos de hormonas son parte del conjunto de mensajeros químicos del cuerpo, como los neurotransmisores como la dopamina, la serotonina o el GABA.

Las hormonas desempeñan distinta cantidad de funciones para asegurar el crecimiento adecuado del ser humano. La glándula pituitaria es aquella que se ocupa de secretar las hormonas del crecimiento a través de la infancia y la adolescencia.

Por otro lado, en los animales invertebrados, como sucede con los insectos, la hormona del crecimiento intercede en la muda o la renovación de los tegumentos o recubrimientos del cuerpo; en otras palabras, el desprendimiento de la capa externa.

En lo que a las plantas se refiere, existen diversas hormonas que se hacen cargo del crecimiento adecuado de las raíces, de las hojas y de las flores.

Existen distintos tipos de hormonas, las cuales se clasifican mediante diversos parámetros. Se clasifican en cuatro criterios principales: por la proximidad de su sitio de síntesis a su sitio de acción; según su composición química; según su naturaleza; y según su solubilidad en el medio acuoso.

Por proximidad de su sitio de síntesis a su sitio de acción

En base a si cumple su función en las mismas células que la sintetizaron o sobre células adyacentes, las hormonas pueden ser:

  • Hormonas Autocrinas: Se refiere a aquellas hormonas que actúan sobre las mismas células que las sintetizaron.
  • Hormonas Paracrinas: Son aquellas cuyo centro de acción queda cerca de donde se sintetizaron; en otras palabras, que el efecto de la hormona es provocado en una célula vecina a la célula emisora.

Según su composición química

En cuanto a la condición de su composición química, se pueden nombrar cuatro tipos de hormonas:

  • Hormonas Peptídicas: Este tipo de hormonas se encuentran compuestas por cadenas de aminoácidos, polipéptidos u oligopéptidos. La mayor parte de esta categoría de hormonas no alcanzan traspasar la membrana plasmática propia de las células dianas; lo cual ocasiona que los receptores de este tipo de hormonas se sitúen en la superficie celular. Algunos ejemplos de hormonas peptídicas, incluyen: la insulina, las hormonas del crecimiento y la vasopresina.
  • Derivadas de Aminoácidos: Las hormonas derivadas de aminoácidos provienen de diversos aminoácidos, como son el triptófano o la tirosina. Tal es el caso de una hormona muy conocida, la adrenalina.
  • Hormonas Lipídicas: Son un tipo de hormonas eicosanoides o esteroides. En contraste con las anteriores, sí logran atravesar las membranas plasmáticas. Como ejemplo de estas hormonas, se tienen las prostaglandinas, el cortisol y la testosterona.

Según su naturaleza

Si se habla de la clase de sustancias producidas por el organismo clasificándolas por su naturaleza, las hormonas se dividen en los siguientes tipos:

  • Hormonas Esteroideas: Las hormonas esteroideas son provenientes del colesterol y son originadas primordialmente en los ovarios y testículos; además de en la placenta y la corteza adrenal. Un par de ejemplos de estas hormonas son: los andrógenos y la testosterona, originados en los testículos; y la progesterona y el estrógeno, que se fabrican en los ovarios.
  • Hormonas Proteicas: Son tipos de hormonas conformadas por cadenas de aminoácidos y péptidos.
  • Derivados Fenólicos: Aunque su naturaleza proteica lo niegue, estos derivados tienen un peso molecular bajo. Entre estos, se encuentra la adrenalina, una hormona capaz de participar en situaciones en las que se invierte gran parte de las reservas de energía del cuerpo en mover los músculos velozmente.

Según su solubilidad en el medio acuoso

Dependiendo del nivel de solubilidad de una hormona en el medio acuoso, se tienen los siguientes tipos de hormonas:

  • Hormonas Hidrofílicas (hidrosolubles): Como el término lo dice, este tipo de hormonas son solubles en el medio acuoso. Dado el hecho de que el tejido diana posee una membrana con características lipídicas, las hormonas hidrofílicas no consiguen atravesar la membrana. De esta manera, las hormonas de esta categoría se unen a receptores hallados en el exterior del tejido diana. Ejemplos de estas hormonas son la insulina, la adrenalina o el glucagón.
  • Hormonas Lipofílicas (lipofílicas): Por último pero no por ello menos importantes, estas hormonas realmente no son solubles en agua; sin embargo, sí son solubles en lípidos. A diferencia de los tipos de hormonas anteriores, las hormonas lipofílicas sí son capaces de atravesar la membrana. Es por ello que los receptores de este tipo de hormonas tienen la capacidad unirse a receptores intracelulares para poder ejecutar su acción. Ejemplos de estas son las hormonas tiroideas u hormonas esteroideas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies