Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de estudios

Un estudio es un medio por el cual se buscan desarrollar habilidades nuevas, además de aptitudes por medio de la adquisición de nuevos conocimientos. Son muy utilizados en diferentes ramas y por lo general son muy comunes en nuestro día a día.

Existen diferentes tipos de estudios que se caracterizan por distintos detalles, como la información que se espera obtener, los objetivos, el análisis y más; y son los siguientes:

Estudios exploratorios

Para lograr un primer nivel de conocimiento científico, se necesita un problema de investigación lo cual se empieza gracias a un estudio exploratorio. Tiene un objetivo claro y conciso, que es la formulación de un problema para luego avanzar con una investigación mucho más profunda o bien, el desarrollo claro de una hipótesis. Este tipo de estudio es muy útil ya que permite al investigador el hecho de formular hipótesis de primer y segundo grado.

Estudios descriptivos

Este tipo de estudio es muy peculiar ya que se manifiesta como un fenómeno junto a sus componentes, y el mismo permite detallar dicho fenómeno estudiando la medición de uno o más de sus atributos. Como un ejemplo claro de este tipo de estudio, está la investigación en Ciencias Sociales, misma que se ocupa de la descripción de aquellas características que identifiques los elementos y componentes, así como su interrelación.

Los estudios descriptivos son más profundos que los exploratorios y tienen como propósito el de delimitar los hechos que conforman un problema de investigación, como el hecho de establecer las características demográficas (número de población, nivel educativo, etc.), identificar distintas formas de conducta, actitudes de las personas y establecer algunos comportamientos en concreto.

Estudios explicativos

Dentro de todos los tipos de estudios que existen, este es aquel que busca encontrar causas o razones específicas que causen ciertos fenómenos. Su objetivo es muy claro: explicar por qué ocurre un fenómeno, y en qué condiciones se ha dado. Además, son estudios que están orientados directamente a la comprobación de las hipótesis de tercer grado, es decir, que identifican y analizan las causas y sus resultados, lo cual se expresa en hechos reales.

Por lo general, estos estudios requieren de un esfuerzo mayor por parte del investigador, además de una capacidad de análisis, síntesis e interpretación del mismo, y es que él debe señalar con precisión cuáles son las razones por las cuales ese estudio se debe considerar como explicativo.

Estudios correlacionales

Este tipo de estudio es aquel que busca y logra desarrollar habilidades nuevas y aptitudes por medio de la adquisición de conocimientos nuevos. Consiste en pretender cómo se debe visualizar el modo en que se relacionan o vinculan los diversos fenómenos entre sí, o bien, visualizar que no exista relación entre ellos.

El objetivo principal de este tipo de estudio es saber cómo puede llegar a comportarse una variable, siempre que se conozca el comportamiento de otra variable que esté involucrada.

Estudios experimentales

Entre todos los tipos de estudios que hemos visto hasta ahora, este es aquel en el que el investigador necesita y desea comprobar todos los efectos de una intervención en específico, llevando a cabo una intervención bastante activa y presencial, ya que además de observar, también manipula las condiciones de investigación.

Este tipo de estudio se utiliza mucho en la salud, ya que en la misma se utiliza para evaluar la eficacia de distintas terapias, actividades preventivas o de planificación, así como también aquellas actividades de programación sanitarias.

Estudios no experimentales

En este tipo de estudio, el investigador tiene la tarea de observar todos los fenómenos tal y como ocurren de forma natural, sólo que no debe interferir de ninguna forma en su desarrollo.

Estudios analíticos

En este tipo de estudio, se identifica a las personas con una enfermedad, siendo esta una variable de interés mayor, misma que se tiene que estudiar y comparar con un grupo de control que sea apropiado y no tenga la enfermedad. Se debe de examinar y comparar con mucha frecuencia para mantener todos los factores relacionados con la enfermedad, bajo control.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies