Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental que afecta a una gran cantidad de persona al rededor de todo el mundo. Es un grupo de trastornos psiquiátricos muy graves que tienen que ver de forma directa con anomalías a nivel cerebral. Es causado, específicamente, por una anomalía en los procesos cognitivos de una persona, además de una respuesta emocional muy encarecida. Pese a lo que muchas personas creen, los trastornos no tienen que ser iguales, ni siquiera parecerse entre sí.

Tipos de Esquizofrenia

Son seis los tipos de esquizofrenia que existen y son los mismos lo que han servido para determinar la salud mental de los pacientes y su nivel, gracias a los síntomas que padezcan y el hecho de poder reconocerlos y distinguirlos, lo cual no resulta una tarea sencilla.

Actualmente, se debate el hecho de ser necesario o no lo de diferenciar distintos tipos de esquizofrenia o abordar el tema de una forma global y completa. Sin embargo, se prefiere separarlos ya que cada diagnostico suele ser distinto, por lo que nosotros hablaremos sobre los distintos tipos de esquizofrenia que existen.

Esquizofrenia catatónica

Este es un tipo que se caracteriza principalmente por contar con graves alteraciones psicomotoras, mismas que presenta el paciente con regularidad. No siempre son las mismas, pueden variar entre la inmovilidad y la rigidez cérea, mismas en las cuales la persona afectada tiene los músculos tan tensos, que presenta similitud con alguna figura de cera. Por otro lado, también está la incapacidad del habla, o bien, el hecho de adoptar posturas extrañas e incómodas estando de pie o en el suelo.

Esquizofrenia paranoide

Este es uno de los tipos de esquizofrenia más escuchados, hablados y vistos de forma actual. Los síntomas suelen ser más psíquicos que motores, ya que la persona no presenta ningún tipo de incapacidad motora o del habla, sino que presenta alteraciones en las funciones psíquicas, como el hecho de sentir o presentir la creencia de que otras personas le quieren hacer daño tanto en el presente como en un futuro. Esto se conoce como manía persecutoria.

Por otro lado, este tipo de esquizofrenia también presenta otros síntomas, como las alucinaciones auditivas o delirios. En los delirios no se presentan elementos extraños y externos, sino que el pensamiento está tan alterado, que se alterna la realidad con la fantasía.

Esquizofrenia simple

Este tipo de esquizofrenia es aquel en el cual no hay tantos síntomas positivos, como las iniciativas de la persona o las conductas proactivas, pero sí muchos síntomas negativos, como la ausencia de procesos psicológicos básicos, una falta de voluntad y de motivación. Es decir, estamos hablando de un trastorno que se caracteriza principalmente por el hecho de que los procesos mentales se vean disminuidos y no `por los excesos inusuales de actividad mental.

Entre los síntomas más comunes de ella, están las formas de inhibición, la debilitación emocional y afectiva, y una poca comunicación social.

Esquizofrenia residual

Este tipo de esquizofrenia es muy peculiar ya que se da cuando en el pasado hubo un brote del trastorno pero en la actualidad los síntomas negativos son de muy baja intensidad, siendo los síntomas positivos los más estables. Para poder entender este tipo de esquizofrenia, es muy importante tener el cuenta el factor tiempo, por lo que comparar un antes y un después es de suma importancia.

Esquizofrenia desorganizada o hebefrénica

Esta clase es una de las peores. En ella existen comportamientos bruscos, como la adopción de una postura rígida. Y es que esta enfermedad se expresa directamente sobre las acciones de la persona. Es decir, las acciones van apareciendo de forma desordenada en comparación con el resto.

La conducta del afectado suele ser totalmente caótica y fuera de control, por lo que el orden alrededor de temas que se mantienen es casi nula. Es decir, no existe una narrativa controlada o coherente, y el ejemplo más común, es la desorganización de sus cuadros emocionales y la forma en la que habla o se mueve.

Esquizofrenia indiferenciada

Este tipo no se considera consistente ya que es una categoría “cajón de sastre”. Es decir, se clasifica ya que no encaja en los criterios y diagnósticos de los otros distintos tipos de esquizofrenia.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies