Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de espejos

Los espejos son superficies que cuentan con la increíble capacidad de reflejar una imagen de la realidad que se está viviendo en ese momento. Por lo general, están compuestos de vidrio y la nitidez y la tonalidad del mismo puede variar según el tipo de vidrio que utilice. Lo que es la reflexión del vidrio se da partiendo de las leyes de la física, de esas que tienen que ver con la incidencia de la luz y la superficie en sí, sobre la cual se refleja. Al ser objetos que reflejan la vida misma, suelen ser muy comunes y utilizados en el día adía. Son fácil de adquirir y pueden llegar a estar acompañados de cuadros muy bonitos con diferentes colores y formas. Además, los tamaños también pueden variar y los hay de bolsillo como del tamaño de una pared entera, siempre dependiendo del uso que se le quiera dar. Por otro lado, también existen espejos que está hechos para distorsionar la imagen o generar centros de luz alternativos.

Todos y cada uno de los especialistas en decoración, creen y afirman que los espejos son elementos fundamentales en un hogar, por lo que no pueden faltar. Y es que los mismos suelen agrandar los espacios y los hace más infinitos y profundos, dando una sensación de amplitud que siempre es buena tener en casa.

Tipos de Espejos

Existen distintos tipos de espejos que no tienen mucho que ver con colores o tamaños, pero sí con sus formas. Son tres los modelos existentes y comunes y aquí hablamos sobre cada uno de ellos.

Espejos planos

Los espejos planos son aquellos que cuentan con una superficie lisa y sumamente pulida. Son tan nítidos e increíbles, que la imagen que resulta es impresionante y hace ubicar la misma por detrás de la superficie y no por el frente. Es decir, hace una ilusión óptica que simula el hecho de que la imagen se halla dentro del mismo espejo.

La imagen que brindan estos espejos es casi virtual y se caracteriza, además, por se simétrica, del mismo tamaño al del objeto que se está reflejando. Es decir, se mantiene la misma orientación que el reflejo.

Toda la luz que reflejan estos espejos cumple con las leyes de la reflexión.

Espejos cóncavos

Por otro lado, este tipo de espejos son aquellos que se caracterizan por contar con una superficie en forma de paraboloide, en donde su lado reflexivo está dentro del mismo. Es decir, dentro de su curvatura.

En estos espejos, las leyes de reflexión se cumplen pero sólo cuando los rayos de luz que son emanados por el objeto, suelen ser paralelos al eje central del espejo. Estos, además, se caracterizan por reflejar imágenes reales y virtuales, tan nítidas que pueden parecer dos objetos reales en vez de uno. Sin embargo, la imagen se muestra real cuando se refleja en el mismo lado que el objeto, mientras que se muestra virtual cuando la imagen y el objeto se muestran en lados distintos.

Espejos convexos

Dentro de los tipos de espejos, estos son aquellos que son esféricos y que su parte reflexiva es ubicada en el exterior del mismo. Por lo general, no muestra imágenes reales ya que los rayos de luz que emana no se intersecan entre sí, sino que se divergen tras rebotar. Es decir, las imágenes que muestra son siempre virtuales.

Como pueden ver, estamos hablando de objetos que no pueden faltar en una sala, un comedor, un cuarto, una oficina de trabajo, una cartera o un baño, y es que son tan necesarios como el aire que se respira. Además, las chicas no pueden vivir sin uno de estos…

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies