Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de escaleras

Las escaleras son algo básico y fundamental en la vida diaria de cualquier persona, pero si tenemos que darle una definición clara y concisa sobre lo que ya se conoce desde hace años, entonces diríamos que no es más que el conjunto de escalones unidos que van formando la estructura de la escalera. Estas son magnificas y ayudan en distintas áreas, además de ser necesarias. Son requeridas para unir dos ambientes o alcanzar distintas alturas. Las hay de diferentes materiales y formas, por lo que existen distintos tipos de escaleras que cuentan con características propias y fáciles de observar.

Las escaleras pueden ser seguidas, con descansos, muy alta, muy bajas, portátiles, de madera, de metal, blancas, negras y más, y las mismas dependen del gusto y la necesidad de cualquier persona y/o situación. Las escaleras son muy peculiares y han sido tomadas como elemento especial para realizar ejercicios físicos, siendo incluidas en gimnasios y otros lugares. Y es que las mismas cuentan con el interesente hecho de que una vez que se realiza el movimiento de subir y bajar las escaleras, el cuerpo se adapta al mismo por lo que no requiere de un esfuerzo planeado con anterioridad. Por lo general, cada escalón tiene una medida exacta y universal, lo cual aplica como principal razón de que lo anterior explicado, ocurre.

Tipos de escaleras

A pesar de que suena a un término global, existen dos tipos de escaleras distintas en donde dentro de cada uno, existe otro pequeño grupo más, y aquí hablamos un poco sobre cada tipo de escalera:

Escalera portátil

Así como su nombre lo indica, estas escaleras son portátiles, o dicho de modo, transportables de forma muy cómoda y fácil. Estas existen en distintos materiales, en donde las más comunes son las de metal (específicamente aluminio) y las de madera. Sin embargo, las primeras son más livianas por las que se recomiendan más que aquellas que son pesadas.

Dentro de estos tipos de escaleras, existen las siguientes:

  1. Escalera simple: estas escaleras son básicas y cuentan con dos vigas que suelen estar en una posición vertical y que luego son unidas a través de distintas tablas del mismo material. Estas tablas son aquellas que servirán de apoyo para los pies de quienes van a utilizar la escalera. Sin embargo, se debe tener cuidado con ellas ya que requieren de un apoyo fuerte ya que no pueden mantenerse firmes sin ayuda. Por lo general, se inclinan hacia una pared y luego son utilizadas con seguridad.
  2. Escalera doble: a diferencia de las escaleras simples, estas si logran mantenerse estables sin ayuda de una pared o cualquier otro apoyo, ya que las mismas consisten en dos escaleras simples, unidas en la parte superior gracias a bisagras. Esto permite un equilibrio y un balance, por lo que son más seguras que las simples.

Escalera fija

A diferencia de las escaleras portátiles, estas son aquellas que no pueden ser removidas de su sitio, por lo que hay que colocarlas en un sitio estratégico porque quedarán fijas en ese lugar. Estas son aquellas que comúnmente observamos en casas, edificios, centros comerciales y más, y están hechas generalmente a base de cemento y hierro. Dentro de este grupo, existen distintos tipos de escaleras que se clasifican según su forma o bien, según su funcionamiento, y son las siguientes:

  1. Escalinata: estas escaleras son aquellas que llaman la atención gracias a su gran tamaño, y es que las mismas cuentan con escalones largos. Suelen observarse en edificaciones monumentales, como las grandes iglesias.
  2. Caracol: estas escaleras son cómodas y las que más se utilizan en espacios reducidos, ya que al tener la forma de un caracol, reducen espacio y cumplen con su objetivo. Por lo general se encuentran hechas en material de hierro y se observan también en distintas edificaciones.
  1. Ida y vuelta: estas son las famosas escaleras que generalmente las llaman “U”, y es que las mismas están compuestas por dos tramos de escaleras que se separan gracias a un descanso, lo cual es un tramo amplío en el cual la persona se detiene para luego seguir subiendo, o bajando. Estas son muy comunes en edificios de viviendas u oficinas.

  1. Mecánica: y por último, están las famosas escaleras eléctricas que se observan en centros comerciales o cualquier otra edificación moderna y actual que brinde este tipo de facilidad, ya que las mismas suben por sí solas. Es decir, están en constante movimiento gracias a un motor interno que no se encuentra a la vista de las personas, y una vez que subas a un peldaño, no hace faltas que hagas esfuerzo alguno ya que ella misma te dejará arriba, o bien, abajo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies