Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de enzimas

Lo que comúnmente conocemos como enzimas, no son más que aquellas moléculas de proteína que tiene como fin principal el de favorecer y acelerar las diversas reacciones químicas del organismo, en donde algunas son vitales y otras son de suma importancia para la industria, sobretodo por su principal acción acelerados de todos los procesos químicos. Generalmente, cuentan con formar globulares y se componen de una serie de aminoácidos que son los que suelen intervenir en las reacciones químicas, bien sea que disminuyan el gasto de energía que se requiere para una determinada reacción química, o bien para acelerar estos procesos.

Tipos de Enzimas

Existen distintos tipos de enzimas, en donde uno de los ejemplos más claros y comunes, es la Amisala. Esta es una enzima que está siempre presente en la saliva y que tiene como objeto el de ayudar al sistema digestivo con la descomposición de los almidones en moléculas de azúcares que son más sencillos de absorber por nuestro organismo, de forma muy rápida. Es decir, y para explicarlo de una forma más sencilla: si se consume pan, la Amilasa se encarga rápidamente de convertir el almidón de azúcar que contiene este alimento, en azúcares asimilables.

Las enzimas pueden ser tanto de origen vegetal como de origen animal, y generalmente están compuestas por distintas partes que cumplen su funciones, y son las siguientes:

  • La apoenzima: esta parte es aquella que se une durante la reacción química, son el sustrato.
  • El cofactor: estas son aquellas moléculas, tanto orgánicas como inorgánicas, que son de vital importancia ya que son necesitadas por la apoenzima para poder ser actividades.
  • El sitio activo: esta es esa parte que se debe unir al sustrato mediante el proceso de la reacción química.
  • El grupo prostético: este grupo es aquel que está conformado por distintas moléculas que se encuentran unidas a la apoenzima.
  • Holeoenzima: Esto es lo que comprende la enzima en sí, y estña conformada por el grupo prostético y el cofactor, o bien por la apoenzima y el cofactor.

Cada tipo de enzima que existe es total y completamente específica. Es decir, cada una funciona con una sustancia química determinada y en lo que respecta a su acción catalizadora, depende de la temperatura que esté presente cuando la reacción química resulte. Un ejemplo de esto, son las enzimas que se encuentran en el pan, cuyo calor al cocinarse es lo que acelera la reacción bioquímica. Por otro lado, es importante tener presente que las enzimas no suelen sufrir cambios durante estos procesos, sino luego de la reacción es que pueden resultar teniendo efectos catalizantesores sobre aquellas sustancias que ejercen influencia. Es decir, dicho de otro modo, las mismas pueden seguir reaccionando en distintos sustratos del mismo tipo.

Los tipos de enzimas suelen ser clasificados en seis grupos: transferasas, hidrolasas, liasas, isomerasas, oxidorreductasas, ligasas.

En lo que respecta a los organismos vivos, dentro de los mismos habitan miles de enzimas que incurren en aquellos procesos bioquímicos de sustratos específicos, lo cual genera que ejerzan su acción catalizadora y de cómo resultado que se aceleren las reacciones biológicas. Estas enzimas suele intervenir en aquellos procesos de alimentación que intervienen de forma directo en aquellos procesos de desdoblamiento/descomposición químicas de distintas sustancias, lo cual tiene como resultado el hecho de que estos procesos se aceleren y el gasto de energía se reduzca.

En lo que respecta a la industria, las enzimas se utilizan principalmente para acelerar distintos procesos químicos y así mejorar diferentes procesos de elaboración. Un ejemplo claro de esto, es el que observamos en las industrias alimenticias o farmacéuticas. Para poder lograr estos, las enzimas deben ser extraídas de distintos cultivos de bacterias, en un laboratorio especial.

Para hablar de forma profunda de cada uno de los tipos de enzimas que nombramos más arriba, aquí se los presentamos de forma individual:

Hidrolasas

Estas son las enzimas que influyen de forma directa catalizando las reacciones químicas que tienen que ver con la ruptura hidrolica en distintos enlaces químicos. La amilasa es uno de los ejemplos más comunes de estas enzimas. Por otro lado, también se encuentran la maltasa, la lipasa, la peptidasa, la pectinoesterasa, la fosfatasa y la ureasa. Por otro lado, también encontramos en este grupo la pepsina y la tripsina, que a pesar de que no terminan en el subfilo “asa”, pertenecen a este grupo.

Oxidorreductasas

Estas enzimas son aquellas que actúan directamente como catalizadores en distintos procesos de transferencia de electrones en moléculas del reductos, directamente a un oxidante.

Transferasas

Estas son las enzimas que se conocen por incidir de forma directa en aquellos procesos bioquímicos catalizadores en distintos grupos funcionales. Entre estas se encuentran las glicositransferasas, las sulfurotransferasas y las sulfotransferasas.

Ligasas

Aquellas enzimas cuya función principal es la de catalizar moléculas de gran tamaño, son las que se conocen como enzimas ligasas, y también son aquellas que fomentan la formación de aquellos enlaces que existen entre el oxígeno, el carbono, el azufre y el nitrógeno, además de otros más, con el fin de obtener la energía de la hidrólisis del ATP. La carboxilasa y la sintetasa son algunos ejemplos de estas enzimas.

Liasas

Estas son las enzimas que tienen un efecto catalizador directo sobre aquellas rupturas de enlaces químicos en aquellos compuestos orgánicos. Estas tienen como objetivo, el de añadir o eliminar elementos del agua. La aldolasa, deshidratasa y descarbozilasas, son algunos ejemplos de estas enzimas.

Isomerasa

Estas son aquellas enzimas que intervienen de forma radical sobre los procesos de catálisis de un isómero de un compuesto, en otro compuesto que cuente con la misma fórmula molecular.

Estos seis tipos de enzimas son fáciles de identificar, pero para conocer un poco más del tema, aquí les dejamos cuatro ejemplos de enzimas para que conozcan más a fondo para que sirven:

  • Enzima lipasa

Esta es la enzima que tiene como objetivo el de desdoblar las sustancias grasas que se hallen dentro del organismo humano, de modo que puedan ser transformadas en sustancias grasas de menor complejidad molecular. De esta forma el organismo las absorbe de mejor forma y son utilizadas por el mismo en beneficio de él.

  • Enzima amilasa

Como bien dijimos al principio de este artículo, estas es la enzima que se encarga de canalizar todas las cadenas carbonadas de aquellos alimentos vegetales y animales, con el fin de desdoblarlas y convertirlas en sustancias simples que puedan ser asimiladas mejor por el organismo. La glucosa es afectada directamente por esta encima.

  • Enzima pepsina

Esta es la enzima que actúa de forma directa en aquellos procesos digestivos que contribuyen a una mejor absorción de proteínas. Es decir, así como la Amilasa desdobla las cadenas carbonadas, esta enzima desdobla las proteínas para que el organismo las digiera de mejor forma.

  • Proteasa

Estas enzimas son las que tienen como objetivo primordial el de romper todos esos enlaces peptídicos existentes en aquellas proteínas existentes en el organismo, lo cual contribuye a un mejor uso por el mismo para ellas.

Esto a su vez permite una mejor y más rápida asimilación por parte de todas las células que conformen este proceso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies