Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de emociones

Las emociones son aquello que influyen de forma directa en nuestros pensamientos comunes, la conducta y hasta la salud mental y física. Actualmente, y luego de que muchos autores han intentado darle una definición concreta a lo que es una emoción, la verdad es que las teorías son extensas pero los conceptos son muy escasos. Sin embargo, estamos hablando de un tema que ha ido ganando terreno en los últimos años y el mismo ha sido estudiado durante una cantidad extensa de años, llegando a la conclusión de que es algo que interfiere en nuestras vidas de forma directa.

Entonces, ¿se pueden clasificar las emociones?, a pesar de que la definición es breve y muy poca de información, la verdad es que sí se pueden dividir las emociones en distintos tipos, basándose en experiencias y teorías.

Tipos de emociones

Es por ello que aquí hablaremos sobre los distintos tipos de emociones que existen, explicando cómo funcionan cada una de ellas y cómo reconocerlas.

Los tipos de emociones son los siguientes:

Emociones básicas

Estas emociones, también llamadas emociones primarias, con aquellas que experimentamos como respuesta a algún estímulo. Han sido seis las estudiadas y se conforman por la tristeza, la felicidad, la sorpresa, el asco, el miedo y la ira. Todas y cada una de ellas constituyen distintos procesos de adaptación y, por ende, existen en todos los seres humanos, sin influir en esto la cultura en la que se hayan desarrollado.

Emociones secundarias

Por lo general, este tipo de emociones son aquellas que siguen las seis anteriores y consisten en aquellas que se experimentan luego de una de aquellas. Es decir, una emoción básica es el miedo, y luego de sentir miedo podemos llegar a sentir enfado o amenaza, esas serían las emociones secundarias y dependen de las situaciones que estemos viviendo en una situación actual. Por lo general, este tipo de emociones son causadas por normas sociales y morales.

Emociones positivas

Las emociones dependen del comportamiento de la persona afectada, y el mismo puede ser tanto positivo como negativo. Las emociones positivas son emociones saludables ya que afectan de forma excelente al organismo de las personas que las siente, es decir, afectan el bienestar del individuo de forma positiva. Tienen muchas ventajas, como el hecho de que favorecen la manera de pensar, razonar y actuar de las personas e incluso afectan a la sociedad en general. Es decir, la alegría de una persona puede contagiarse hacia otra. La alegría, la satisfacción y la gratitud son emociones positivas que nos hacen sentir muy bien.

Emociones negativas

Entonces, las emociones negativas son todo lo opuesto a las positivas ya que suelen afectar el bienestar de las personas de forma negativa. Son conocidas mayormente como emociones tóxicas y provocan el deseo total de evitarlas y evadirlas totalmente. Dentro de los ejemplos más claros, están la tristeza, el pánico y el miedo. Sin embargo, es importante reconocer el hecho de que si estas emociones se sienten en pequeñas cantidades, no suelen ser perjudiciales. Además, son parte de la vida y forman parte importante del proceso de aprendizaje de cada persona, ya que debido a ellas la memoria emocional nos permite recordar todas las consecuencias que tienen ciertas conductas, lo cual nos ayuda a evitarlas para no repetirlas.

Emociones ambiguas

Las emociones ambiguas son aquellas que se conocen como emociones neutras. Es decir, las mismas no suelen tener emociones negativas o positivas como consecuencia de las mismas, tampoco saludables o tóxicas. Son simplemente emociones que están ahí pero no causan ni bien ni mal. Este tipo de emociones son aquellas que demuestran que somos seres complejos cuyas experiencias presentan distintos matices.

Emociones estáticas

Las emociones estáticas son muy reconocidas por distintos autores, y son aquellas que son producidas por manifestaciones artísticas. Es decir, se deben al arte, como la pintura y la música. Son efectos impresionantes que se derivan de otras emociones. Dicho de otro modo, y tomando en cuenta un ejemplo sencillo sobre este tipos de emociones, está el hecho de escuchar una canción que puede hacernos sentir muy tristes o muy felices, pero son emociones que se diferencian de las positivas y negativas, ya que se experimentan en un contexto artístico, mediado por símbolos en su mayoría.

Emociones sociales

Este tipos de emociones no son aquellas que se refieren a las emociones culturalmente aprendidas, sino que dependen de otra persona. Es decir, la venganza, la gratitud, el orgullo y la admiración son emociones sociales que sentimos gracias a otras personas.

Emociones instrumentales

Estas son las emociones que tienen un verdadero fin: manipular a alguien o lograr algo. Son difíciles de reconocer ya que las mismas pueden realmente parecer naturales.

Son emociones totalmente forzadas que esconden una intención, tanto buena como mala. Son muy utilizadas por personas que buscan siempre obtener lo que desean.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies