Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de ecosistemas

Un ecosistema no es más que un sistema conformado por una cantidad de organismos vivos (biocenosis), y el medio físico en el cual se van relacionando entre sí (biotopo). Dicho de otro modo, es una unidad que está totalmente compuesta de organismos que por lo general son independientes y comparten un mismo hábitat.

Habitualmente, forman parte de una serie de cadenas en las cuales se muestran las interdependencias de todos los organismos existentes dentro de ese sistema. Por otra parte, también se define como aquello que consiste en una comunidad biológica de un lugar exacto, y de todos esos factores físicos y químicos que constituyen el ambiente abiótico.

Para definirlo de forma más simple, hablamos de una relación directa entre distintos organismos, entiéndase como plantas, animales, bacterias, hongos y protistas. Estos organismos son los que forman la biocenosis y los flujos de energía y materiales que la atraviesan.

Al entenderse esto como un conjunto de seres vivos que se van relacionando poco a poco, aprendiendo a convivir entre sí, hablamos de organismos independientes que van formando cadenas alimenticias o tróficas. Por ende, se dividen en diferentes tipos de ecosistemas que se hablan a grandes rasgos en tan sólo tres.

Estos son los tres tipos de ecosistemas que existen:

Ecosistema acuático

Dentro de este tipo de ecosistema, los seres vivos se desarrollan bajo el agua. Los mismos tienden  a adquirir características físicas que son muy similares entre sí, lo cual se debe a su adaptación al agua.

Por lo general, en el ecosistema acuático las variaciones de la temperatura no suelen ser muy bruscas o marcadas, por lo que realmente no afectan la supervivencia de los seres vivos de ninguna forma. Este es el ecosistema de mayor tamaño, ya que acabar un 75%.

Este ecosistema permite que cada ser vivo se adapte a las diferentes situaciones y temperaturas. Dentro del mismo,  se encuentran algunos ecosistemas que se diferencian entre sí por las siguientes características:

  • Ecosistema bentónico: estos ecosistemas son aquellos que se ubican al fondo de los ecosistemas acuáticos, en donde aquellos que no suelen ser muy profundos se constituyen por algas, y los de mayor profundidad, se conforman en su mayoría por consumidores.
  • Ecosistema nectónico: en este tipo de ecosistema los animales suelen desplazarse con total libertad y facilidad, debido a sus medios de locomoción, los cuales les permiten adaptarse a todas las corrientes de agua.
  • Ecosistema plactónico: en este ecosistema los seres vivos suelen flotar en el agua terrestre o marina, es decir, no se trasladas por movimientos propios sino que por lo general se ven arrastrados por las corrientes de agua.
  • Ecosistema neustónico: dentro de este ecosistema, los seres vivos en la superficie del agua, flotando.

Ecosistema aéreo

Dentro de los tipos de ecosistemas que existes, este es uno de los más particulares ya que tienen la particularidad de ser de transición. Es decir, ningún ser vivo lo puede habitar de forma permanente, sino que buscan su descanso en la tierra, además de su alimentación y procreación. Dicho de otro modo, no resultan autosuficientes. Debido a esto, algunas personas suelen ubicar este ecosistema dentro del terrestre.

Ecosistema terrestre

La superficie de la Tierra llamada Biósfera es que la permite que este ecosistema se desarrolle. Dentro de todos los individuos que habitan en este ecosistema, los insectos suelen ser la mayoría, y es que existen más de 900.000 especies distintas. Luego de los insectos, las aves ocupan el segundo lugar dentro de la mayoría, y es que de las mismas existen 8.500 especies. Y luego, en tercer lugar, los mamíferos calzan de forma perfecta al existir 4.100 especies distintas.

Este ecosistema es totalmente diferente a los anteriores y específicamente se diferencia del acuático al contar con características variadas dentro de los individuos, lo cual se debe a los numerosos factores externos que van condicionando todas las especies existentes. Dentro de estos factores, se encuentran la luz solar, el agua y los nutrientes.

Dentro de los tipos de ecosistemas anteriores, este se caracteriza básicamente por toda la necesidad de agua que tienen los seres vivos que lo habitan, tanto los vegetales como los animales, y es que sin esa hidratación permanente no podrían subsistir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies