Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de dietas

No hay nada mejor que degustar los mejores platillos. A pesar de que nuestro paladar estará en el paraíso, cabe destacar que no todos los alimentos que ingerimos son sanos, por lo que pueden traer algunos problemas para la salud, tales como colesterol alto, entre otras más.

Para aquellos que sufren de estos males causados por una alimentación descontrolada, es necesario seguir diferentes tipos de dietas, los cuales se pueden adaptar a las necesidades de cada persona.

Tipos de dietas

Si quieres seguir una dieta, pero amas la carne, no necesariamente tienes que castigarte a ti mismo al abandonar dichos platillos para reemplazarlos por frutas y vegetales. Con una dieta mediterránea, puedes seguir consumiendo algunas, como lo sería el caso del pescado.

Por otro lado, los que desean dar un cambio drástico en la manera que se alimentan, pueden optar por la dieta vegetariana, en donde la carne será el elemento prohibido. A pesar de ello, también existen alguna variante como la dieta ovo-lacto-vegetariana, en donde también se pueden añadir algunos derivados de los animales, tales como la leche, huevo y otros productos lácteos.

Mejorar nuestra salud no es lo único positivo de empezar una dieta. De hecho, cientos de personas las inician con una única finalidad: la de perder peso. Estas también pueden tener sus variantes, y no todas ellas requieren del seguimiento de un estricto plan, ya que se pueden consumir carnes y otros alimentos que muchos no quisieran dejar de un lado.

Cabe destacar que el principal enemigo de toda alimentación, es la comida chatarra, por lo que es recomendable dejarla o reducir su consumo. Sin más preámbulos, aquí te mostraremos los tipos de dietas que puedes seguir.

Dieta vegetariana

Cuando alguien toma la decisión de hacer una dieta vegetariana, dicha persona se está exponiendo a uno de los tipos de dietas más difíciles, ya que solo pueden consumir aquellos alimentos de origen vegetal, por lo que la carne de animales y sus derivados ya no serán bienvenidos.

Las dietas vegetarianas incluyen algunos alimentos como frutas, verduras, hortalizas, granos y semillas. Su alguien desea perder peso y mantenerse sano, este tipo de dieta es lo ideal.

Sin embargo, existen algunas dietas que pueden variar ligeramente. Por ejemplo, en la dieta lacto-vegetariana, la persona puede incluir en su menú productos lácteos como la leche, debido a que estos son derivados que se obtienen directamente de los animales.

Por otro lado, también existe la llamada dieta ovo-lacto-vegetariana, en donde, además de añadir los vegetales y lácteos al menú, también se consumen huevos.

Dieta mediterránea

Aquella persona que adopta la dieta mediterránea, debe de llevar una alimentación característica de los pueblos del Mar Mediterráneo, lo que indica que el consumo de pescado es habitual, además de otros acompañantes como granos, frutas y vegetales.

La dieta mediterránea tiene una gran ventaja sobre las demás, ya que es libre de gluten, por lo que tiende a ser una gran elección para aquellas personas que sufran de enfermedades como la diabetes.

Por otro lado, también cabe destacar que es baja en sodio, debido a que se evita cualquier tipo de alimentos embutidos, los cuales pueden activar la hipertensión arterial de una persona.

Dieta para adelgazar

Mientras que las dietas anteriores se centran en brindar una buena alimentación a la persona que la está siguiendo, existen otras que se llevan a cabo con una única finalidad: la de bajar esos kilos de más.

La dieta para adelgazar tiende a ser la más difícil de seguir, debido a que no muchos cuentan con la determinación para llevar una alimentación sana y libre de grasas, la cual servirá para bajar de peso en un tiempo determinado.

Una dieta puede variar dependiendo del metabolismo de cada persona, aunque cabe destacar que estas se pueden dividir en las siguientes:

  • Dieta baja en hidratos de carbono: Se caracteriza por ser una dieta muy baja en carbonos, por lo que es una de las más populares para aquellas personas que deseen adelgazar.

En este tipo de dietas normalmente se permite el consumo de carnes, pescados, huevos, verduras, frutas, productos lácteos, frutos secos, entre otros. En este caso habrá que sacar del menú si excepción, será cualquier alimento que contenga azucares.

  • Dieta baja en grasas: Como su nombre lo dice, en esta dieta se busca eliminar por completo cualquier alimento que contenga grasas saturadas o trans, lo cual evitará que la persona Adquira peso rápidamente.

Sin embargo, cabe destacar que se pueden consumir otros alimentos ricos en grasas saludables, las cuales pueden ayudar a equilibrar el nivel de colesterol en nuestro cuerpo.

  • Dieta baja en calorías: Incluye alimentos como frutas y verduras, los cuales son mayormente utilizados dentro de este tipo de dietas. Si sigues una buena alimentación, podrás llegar a perder hasta un kilo por cada semana.
  • Dieta proteica: De todas las dietas para bajar que hemos presentado, la proteica es la más eficaz para bajar de peso. Además de ello, también nos ayuda a fortalecer nuestros músculos, por lo que también puede ser utilizadas para aquellas personas que se encuentran en el gimnasio o realizan algún tipo de actividad física.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies