Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de diamantes

El diamante es un material que se caracteriza por ser altamente versátil. Mientras que algunos lo ven como una joya para adornar ropa, zapatos, pulseras, anillos entre otras prendas, otros lo emplean como un objeto que es de gran utilidad para cortar otros.

Al tener una dureza de diez, lo hace un material altamente resistente. Por otro lado, esta joya se forma cuando el carbono se encuentra en su estado puro. A pesar de ello, si hablamos cristológicamente o químicamente, podemos definir algunos tipos de diamantes.

En el aspecto químico, se puede determinar si un diamante es lo suficientemente puro o no. En caso de que lo sea, su valor en el mercado es mucho mayor. Por otro lado, si carece de un nivel de pureza, su coloración se torna amarillenta.

Si nos guiamos por los tipos de diamantes según su corte, también podremos notar algunas diferencias. Los que tienen el corte perfecto, reflejarán la luz, lo cual hará de esta joya mucho más brillante. A continuación, podrás conocer los tipos de diamantes.

Según su color:

Quién no conozca de diamantes, probablemente piense que todos son iguales, y que su tamaño es lo único que importa. Uno de los elementos que incrementa el valor del diamante, es su color.

Para definir los colores, se utiliza una escala especial, la cual va desde la letra D hasta la Z, siendo la D el diamante más puro de todos.

Diamante incoloro D-F

Aquellos diamantes que pertenecen a la escala que va desde la D hasta la F, son considerados como los diamantes más costosos de todos. Si buscamos un diamante perfecto, hablando cristológicamente y químicamente, vendrían siendo aquellos que son transparentes e incoloros.

Cuando un diamante tiene dichas propiedades, significa que su pureza es mayor, y es la razón por la que son más valiosos dentro del mercado. Los que pertenecen a la escala que va desde la D hasta la F, son el claro ejemplo de ello.

Diamante cerca de incoloro G-J

En términos de pureza, los que pertenecen a la escala G-J vendría siendo los que les siguen a los primeros. A simple vista pudieran parece exactamente iguales, debido a que el ojo humano difícilmente puede notar la diferencia de coloración. Sin embargo, a través de procesos químicos se pueden distinguir.

Ligeramente incoloro K-M

Aquí es donde el color del diamante empieza a parecerse menos a los que tienen menor grado de impureza. Como su nombre lo dice, aquellos que pertenecen a la escala de K-M, empiezan a presentar a adquirir un color ligeramente amarillo, aunque es difícil de notar a simple vista.

Muy ligero amarillo N-R

Como se ha venido reiterando, para una persona es difícil notar la diferencia entre los tres tipos de diamantes ya descritos. Sin embargo, aquellos que empiezan su escala desde la letra N, ya empiezan a adquirir una coloración amarilla que, si se puede distinguir a simple vista, como lo sería el caso de los diamantes con tonalidad muy ligera amarilla.

Ligero amarillo S-Z

Este vendría siendo el menos puro de todos los diamantes, ya que dicho factor causa que sea de color amarillento, lo cual ocasiona también que pierda por completo su transparencia.

Según su corte:

Otro elemento que define el valor del diamante, es el corte que posea. Esto no es meramente estético, ya que tiene algunas influencias con respecto a la manera en que la luz puede ser reflejada por el diamante.

Por ejemplo, cuando un diamante tiene corte poco profundo, aunque parezca más grande, la luz conseguirá escaparse por los lados, causando una falta de brillo o destello.

Cuando se consigue un corte ideal en el diamante, este deberá de ser bien proporcionado, y cuyo ángulo obtenido brindará una apariencia luminosa.

El peor de los cortes para diamante, sería el que es profundo, debido a que ocasiona que la luz no pueda reflejarse, lo cual le dará una apariencia opaca. Un diamante que no brille, no puede ser considerado como una grandiosa joya de valor.

Características de un diamante

El diamante se ha convertido en una de las piedras más preciosas y buscadas por los aficionados a las joyas. Sus características son las siguientes:

  • El diamante cuenta con una dureza de 10, lo cual lo hace el material más duro que se conoce
  • El diamante es carbono en estado puro
  • Para que un diamante logre alcanzar el punto de fusión, este debe de ser sometido a temperaturas de 3550 grados centígrados
  • Su estructura es hexagonal
  • Como se hizo mención en la primera característica, el diamante es un material de gran dureza. Tanto así, que incluso se utiliza en algunas industrias como elemento para cortar
  • En su tiempo, la India fue una de las mayores fuentes de diamante en todo el mundo. Actualmente también existen otros lugares en donde se pueden encontrar antas cantidades, tales como África Central y Sudáfrica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies