Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de diagnósticos

El diagnóstico de enfermería se basa en los conocimientos y habilidades en un área determinada, en donde la enfermera puede identificar y tratar los estados de las personas, logrando una mejora notable en la salud del paciente que se encuentra afectado por una enfermedad o estado.

Cabe destacar que existen diferentes tipos de diagnósticos, por lo que la enfermera debe de llevar a cabo un proceso de razonamiento crítico, el cual le permitirá emitir un juicio clínico sobre una respuesta de la persona que se encuentra afectada por problemas de la salud. En pocas palabras, la enfermera puede llegar a actuar como un profesional de referencia.

Por estas razones, los diagnósticos de enfermería son considerados como un elemento fundamental en la organización de conocimientos y habilidades.

¿Cuáles son los procesos que se deben de seguir para emitir un diagnostico?

Para que surja un diagnóstico de enfermería, este primero debe de atravesar a algunas etapas, tales como las siguientes:

  • Recolección de datos: Es una recogida de toda la información relevante que permitirá desarrollar el diagnóstico.
  • Detección de señales o patrones: Una vez que se recolecte la información necesaria, lo siguiente será determinar algunos cambios en el estado físico de la persona, como por ejemplo gasto urinario disminuido.
  • Establecimiento de hipótesis: Se plantean las alternativas que pudieron haber causado las señales o patrones.
  • Validación: A través de la validación se logra descartar las otras hipótesis que se presentaron, por lo que quedará simplificada en un solo problema.
  • Diagnóstico: Finalmente, se obtendrá el diagnostico una vez que se haya validado la hipótesis.

Tipos de diagnósticos de enfermera

Diagnósticos de enfermería reales

En este diagnóstico se lleva a cabo una completa descripción de todos los problemas y alteraciones en la salud que presenta el paciente. Se dicen es un diagnostico real porque son validados clínicamente, lo que implica que se realizó un completo análisis de los problemas que sufre el paciente, tal como los signos o síntomas.

Con la ayuda de un diagnóstico de enfermería real, se pueden tomar las acciones necesarias para que un médico pueda intervenir directamente con el paciente o también al momento de recomendarle el consumo de ciertas medicinas que ayuden a controlar las alteraciones de la salud.

Como es común en la mayoría de las farmacias, para adquirir cierto tipo de medicinas es necesario primero una especie de constancia médica, la cual se obtiene luego de haberse realizado un diagnóstico de enfermería real.

Diagnóstico de enfermería de riesgo

Cuando ingresamos a un hospital o clínica, es muy común ver a varios pacientes que se encuentran en la sala de espera aguardando a ser atendidos. Para esto, no existe ningún tipo de apuros, ya que el doctor debe de atender a cada persona con el debido tiempo.

Sin embargo, si una enfermera realiza un juicio clínico en donde llega a la conclusión de que una persona puede legar a tener una mayor vulnerabilidad que el resto de los pacientes, entonces se emite un diagnóstico de enfermería de riesgo, dándole prioridad a dicha persona por sobre las demás que se encuentran en la sala de espera.

En este diagnóstico se realiza una descripción de la alteración del estado de salud de la persona, en donde siempre deberá de ir el término “Riesgo de”. Por ejemplo, si una persona sufre de alguna enfermedad que lo haga vulnerable a cualquier elemento en su entorno, entonces sería un diagnóstico de riesgo de infección.

Diagnósticos de enfermería posibles

No siempre se tiene conocimiento pleno de algún problema que presente el paciente. Y esto es precisamente de lo que se tratan los diagnósticos de enfermería posibles, debido a que se describe un problema del cual solo existen sospechas, por lo que se necesita de información adicional para poder llegar a una conclusión concreta.

El hecho de que no sea un diagnóstico “válido” hasta que se confirmen las sospechas, hace que este tipo de diagnóstico de enfermería no sea reconocido oficialmente como tal, aunque suele ser un elemento de gran utilidad para la enfermería clínica.

En caso de que este diagnóstico evolucione, puede tonarse en un diagnóstico de enfermería que puede llegar a ser real o de riesgo. Por esta razón, puede estar presente en todos los diagnósticos de esta lista.

Diagnóstico de enfermería de bienestar

Son juicios clínicos que una enfermera realiza cuando se presentan situaciones o estados de funcionamiento eficaz, cuyo interés es el de crear una mejora. Para este tipo de diagnóstico, es obligatoria la presencia de dos circunstancias: el estado o situación de funcionamiento actual eficaz o el dese de un mayor bienestar.

Estos diagnósticos están más centrados en los deseos expresos por el cliente que en los observados.

Diagnóstico de enfermería de síndrome

Se componen por un grupo de diagnósticos reales o de riesgo, y cuya presencia es previsible debido a un acontecimiento o situación determinada. Cabe destacar que el diagnóstico de síndrome no excluye otros diagnósticos de enfermería a parte de los que ya se mencionaron.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies