Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de desempleo

Cuando una persona tiene la edad, disposición y deseos de trabajar, pero aun así no es contratado por la compañía, se considera como desempleo, que vendría siendo el ocio involuntario de un individuo cuya meta es la de encontrar algún trabajo.

A pesar de que el desempleo es algo negativo para algunas personas, para otras no lo es tanto, debido que se convierte en una forma de pasar más tiempo libre con sus hijos, como lo sería el caso del desempleo transitorio. Por esta razón, existen varios tipos de desempleo, los cuales se producen por razones distintas, bien sea porque una compañía no requiere de personal de trabajo hasta ciertas fechas o hasta pro problemas económicos que pueda sufrir.

¿Cuáles son las causas del desempleo?

Cuando una persona desea encontrar empleo, pero aun así no es contratado o rechazado de manera consecutiva, puede deberse a ciertos factores, los cuales explicaremos a continuación:

  • Falta de experiencia: Algunas áreas de trabajo requieren de ciertos conocimientos que son indispensables para cualquier compañía. Si la persona que está solicitando dicho empleo no posee la experiencia necesaria, lo más probable es que sea rechazado.

En ocasiones el requerimiento de la experiencia suele ser una gran razón para el desempleo de muchos, aún si estos son profesionales. Por ejemplo, algunos puestos de trabajo requieren de años de experiencia como requisito, cosa que no la tendría una persona que apenas se está graduando de su carrera universitaria y desea desempeñarse en lo que ha estudiado.

  • Edad avanzada: Las compañías siempre se encuentran en la búsqueda de jóvenes que puedan desempeñarse de manera productiva. Por esta razón, existen algunas poblaciones de desempleados cuyas edades pueden llegar a ser más de 30 años.
  • La persona no encuentra el trabajo indicado: Esta es una de las tantas razones por la que un individuo puede llegar a mantenerse sin empleo por largo tiempo. Esto se debe a que la persona solo estará optando por aquellos trabajos que se adapten a lo que busca.

 ¿Qué tipos de desempleo hay?

Desempleo friccional o transitorio

Este tipo de desempleo se caracteriza por ser involuntario, lo que implica que la propia persona toma la decisión de abandonar su puesto de trabajo para optar por desempeñarse en otra compañía. Durante el tiempo que permanecerá desempleado, se le conocerá como desempleo friccional o transitorio.

Existen otros elementos que pueden ocasionar el desempleo transitorio. Por ejemplo, si una persona abandona su empleo debido a que debe de ocuparse de otras tareas más importantes, como la crianza de sus hijos, también se le considera que es un abandono de empleo temporal, debido a que posteriormente volverá a buscar otro trabajo.

Por último, también pasa lo mismo con aquellas personas que deciden abandonar su ciudad o país. Obviamente pasarán por el desempleo friccional, debido a que estarán empezando desde cero en otro lugar y luego de haber tenido un trabajo anteriormente.

Desempleo estacional

Muchas compañías no siempre necesitan de una gran cantidad de empleados durante todo el año. Por ejemplo, en épocas como la navidad, la demanda de los productos que se venden puede llegar a aumentar de manera considerable, por lo que se necesita de más trabajadores para cubrir la alta demanda.

Sin embargo, una vez que culmina la fecha, el contrato de la mayoría de los empleados suele disolverse, provocando así el desempleo estacional, debido a que las personas se mantienen sin trabajo durante cierto periodo y en la espera de que llegue algún evento como la navidad, eventos turísticos o verano.

Normalmente este tipo de desempleo se produce en aquellas poblaciones jóvenes, ya que la gran mayoría son estudiantes y buscan generar algunos ingresos durante sus meses de vacaciones, aunque también puede afectar a otras personas que tienen la necesidad de generar dinero mientras encuentran el trabajo ideal.

Desempleo cíclico

Ninguna compañía está exenta de presentar problemas en su economía. Cuando esto pasa, normalmente se ven en la necesidad de realizar algunos despidos del su personal, para así poder disminuir los gastos.

La razón por la que se le denomina como desempleo cíclico, es que probablemente dichas personas que han sido removidas de su trabajo por problemas económicos de la compañía o de crisis, tendrán la oportunidad de volver una vez que los ingresos se estabilicen por completo.

Desempleo estructural

El desempleo estructural se produce cuando la tecnología o conducta de los consumidores cambia de manera drástica, ocasionando que los empleados no tengan el tiempo suficiente para adaptarse a los cambios.

En consecuencia, los empleadores no logran encontrar el perfil del trabajador que buscan. Por ejemplo, si una compañía que antes fabricaba juguetes artesanales, se adapta para producir otros más tecnológicos, entonces la demanda cambiará de manera drástica, lo que conlleva también a que los empleadores busquen trabajadores que tengan alto conocimiento en el desarrollo de juguetes electrónicos e interactivos.

Para evitar el desempleo estructural, es necesario que la compañía se anticipe a estos hechos, e instruya a los trabajadores para que se adapten a los cambios que estén por surgir, los cuales normalmente tienen que ver con el ámbito tecnológico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies