Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de cortinas

Es muy común que una casa cuente con ventanas, ya que estas ayudan a ventilar mejor el interior. Sin embargo, esto también tiene algunas consecuencias, ya que una gran cantidad de luz puede invadir nuestro hogar, por lo que se necesita del uso de una cortina, cuya función es la de filtrar esos rayos solares.

Dependiendo de las necesidades de la persona o su presupuesto, existen diferentes tipos de cortinas, las cuales están hechas de materiales destinos o nos otorgan un cierto nivel de filtración solar. En otros casos, también pueden ayudar a mantener las temperaturas estables, ya que algunas cortinas cuentan con estructuras que evitan la entrada del calor o frio.

Debido a la gran variedad de tipos de cortinas que existen, es normal que te sientas un poco indeciso de cuál elegir. Por suerte, aquí te mostraremos cada una de ellas:

Cortina de junco

Son fabricadas con manera y se encuentran unidas gracias a materiales como el bambú o junco (he de allí su nombre). Debido al material que se utiliza, estas cortinas son bastante sólidas y residentes, además aportan ese diseño natural que se ve bien en algunas casas.

Una de las ventajas de la cortina de junco, es que filtra la luz solar. Esto quiere decir que es de gran utilidad para aquellas personas que desean dejar entrar la luz natural a sus hogares, pero con menos intensidad.

Cortina veneciana

Dentro del mercado de las cortinas existen una gran variedad de modelos para la veneciana. Entre ellas, se encuentran algunas con estampados o fabricadas con diferentes materiales como el aluminio o madera, por lo que también puede tener diferentes precios. Las ventajas de utilizar la cortina de veneciana, es tenemos la posibilidad de girar sus laminas, por lo que se puede controlar de cierta manera la cantidad de luz solar que entra a la casa.

Cortina tipo visillo

La cortina de visillo normalmente está hecha con telas finas que se fabrican por medio de la utilización de materiales como el lino. Al ser transparentes, nos da un cierto grado de visión de lo que se encuentra en el exterior.

Cortinas en caída o cortinones

A diferencia de los otros tipos de cortinas de los que hemos hablado, la de cortinones no actúa como un medio para filtrar la luz que viene del exterior. Más que eso, es un elemento decorativo que se utiliza en conjunto con otras cortinas, como las de visillo. Al estar fabricadas de materiales como el terciopelo y otras telas más gruesas, la cortina en caída debe de ser utilizada en ambos lados de la ventana, ya que esto evitará que interfiera con la luz solar que entrará en la casa por la otra cortina.

Cortina tipo estores

Se despliegan de manera vertical y cumplen la misma función de las cortinas de visillo, que es la de filtrar la luz exterior para evitar que esta entre de lleno en la casa. Esta cortina la podemos encontrar en una gran variedad de colores y da un aspecto más simple al hogar.

Cortina romana

La cortina romana se caracteriza por filtrar la luz o dejar que esta pase de manera libre. La razón de ello se debe a que cuenta con una pequeña cuerda, la cual levantará la cortina como un acordeón si tiramos de ella. Por otro lado, también puede volver a su posición original y cubrir toda la ventana en donde se encuentra instalada.

Cortina de enrollar

Estas cortinas se hacen a la medida exacta de las dimensiones de cada ventana, ya que su finalidad es la de cubrir por completo la luz solar que puede pasar. Sin embargo, posee otra cualidad importante: se puede enrollar para dejar pasar toda la luz. Esto se logra gracias al mecanismo de muelle, ya que la cortina se envuelve en un pasador.

Cortina plisada

Cuenta con panel horizontales que cumplen la función de una persiana graduable. En algunos casos, algunas de ellas permiten el descenso en la parte superior, con la finalidad de dejar entra un segmento de luz a tu hogar.

Cortinas celulares

Una de las características más peculiares de esta cortina, es que su estructura es bastante parecida a la de un panal. Esto no es meramente estético, ya que dicha forma ayuda a evitar que el calor o frio exterior invadan la comodidad del hogar, por lo que suele ser una alternativa bastante económica para aquellas personas que no desean comprar un calentador.

Estas cortinas cuentan con algunas variantes, en donde existen otras que, además mantener el interior a una temperatura estable, también puede evitar que la luz ingrese dentro del hogar.

Con todos estos tipos de cortinas que te hemos presentado, ya no tienes excusa alguna para colocar una de ellas en las ventanas de tu hogar. De ahora en adelante, cuentas con varias opciones que se pueden adaptar a tu presupuesto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies