Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de contratos de trabajo

Un contrato de trabajo es algo que muchos desempleados anhelan, debido a que dicho papel escrito será la manera de asegurar que estaremos laborando por un periodo determinado o indefinido, siendo este el mejor de los casos.

Tipos de contratos de trabajo

Sin embargo, cabe destacar que desde el año 2014, se implementó una reforma de los tipos de contratos de trabajo, por lo que actualmente contamos con algunos que pueden ser indefinidos, indefinidos de apoyo a emprendedores, temporales, en prácticas y de formación y aprendizaje.

Cada uno de los tipos de contratos de trabajo ya expresados, cuenta con ciertas condiciones que se deben de cumplir, sin contar que otorgan beneficios mayores o menores a los empleados, por lo que los destacaremos de manera detallada:

Contrato indefinido

Cuando una compañía contrata empleados, a estos normalmente se les otorga un contrato temporal, cuya expiración representará el fin de la labor de dicha persona. Sin embargo, en el caso del contrato indefinido, no se tiene un tiempo límite, por lo que se puede continuar prestando servicio por varios años más.

Normalmente el contrato indefinido puede darse de manera verbal. A pesar de ello, una de las dos partes (jefe o empleado) puede solicitar que todo se haga por escrito para que tenga una mayor validez.  En caso de darse esta situación, ninguna de las partes debe de negarse.

Existen varias razones por las que la compañía puede o debe de otorgarle un contrato indefinido a su empleado. La más frecuente de todas, es cuando el empleado ha trabajado por 24 meses en el mismo puesto.

Por otro lado, también puede suceder si al empleado no se le da ha dado de alta en la seguridad social una vez que ha transcurrido su periodo de prueba en el contrato temporal.

Contrato indefinido de apoyo a emprendedores

A pesar de también pertenecer a la modalidad de contrato indefinido corriente, el de apoyo a los emprendedores puede ser otorgado a un empleado que trabaje en jornada completa o tiempo parcial.

La idea de este tipo de contrato es la de crear un sistema de contratación estable para los trabajadores, los cuales suelen ser beneficiados con bonificaciones y deducciones fiscales.

El contrato indefinido debe de contar con ciertos requisitos, además de los beneficios que puede traer a sus empleados:

  • Uno de los principales requerimientos del contrato indefinido de apoyo a emprendedores, es que el trabajador se encuentre inscrito como desempleado.
  • La empresa que lleva a cabo este tipo de contrato debe de tener por lo menos unos cincuenta trabajadores.
  • La empresa podrá gozar de bonificaciones en la cuota empresarial para aquellas personas mayores de 45 años o jóvenes.
  • Se debe de mantener un compromiso por parte de la compañía, por lo que el trabajador debe de ser contratado por lo menos tres años.

Contrato temporal

Dentro de las empresas siempre existen puestos de trabajo que requieren del desempeño de ciertas actividades bastante concretas, por lo que siempre se opta por brindar un contrato temporal para que dicho cargo se desempeñe.

La idea de un contrato temporal es la de incorporar a un empleado dentro de un puesto de trabajo por tiempo limitado, el cual puede llegar a ser de un par de meses y con la posibilidad de que surja un segundo contrato, el cual será el último que se le dé.

A pesar de que existen diversos contratos temporales, estos son los más frecuentes o importantes:

  • De trabajo por obra o servicio terminado: Este tipo de contrato siempre se realiza por escrito, y su finalización se da una vez que el trabajador culmine con la obra o el servicio que se está llevando a cabo.
  • Eventual o por circunstancias de producción: Pueden ser de tiempo parcial o completo, y su duración se limita solo a los seis meses. Este contrato normalmente se da para atender circunstancias concretas relacionadas con la producción de una empresa.
  • De interinidad: La finalidad de un contrato de interinidad es la de ocupar un puesto que ha sido abandonado temporalmente por un empleado debido a ciertas razones. Un claro ejemplo de ello, sería una empleada que se encuentra en estado de embarazo y debe de abandonar su puesto de manera temporal hasta que pueda reincorporarse nuevamente.

Contrato de formación y aprendizaje

Cualquier persona recién graduada de la universidad se víctima de aquellos trabajos que exigen cierto nivel de experiencia. Para lograr adquirirla, algunas compañías ofrecen contratos de formación y aprendizaje, en donde se le pagará cierta cantidad de salario a la persona que se está formando.

Además de ello, este empleado también recibe algunos beneficios como la cuota de seguridad social y de trabajadores. En caso de que el contrato sea indefinido, también se le otorgarán incentivos.

Contrato en prácticas

El contracto en prácticas debe de acoplarse al nivel de estudio de la persona.

Su duración puede ser de un mínimo de seis meses y máximo de dos años. El tiempo de duración se pacta por un convenio entre ambas partes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies