Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de competencia

La existencia de millones de compañías en todo el mundo, hace que el campo de la mercadotecnia sea mucho más difícil, debido a que siempre existirán diversos tipos de competencia entre las empresas, las cuales buscarán tener el dominio de los precios o compras. Aquellas que lo hacen, suelen ser las que cuentan con un mayor poder (hablando económicamente).

A pesar de que no existe una trasparencia absoluta de las compañías con los consumidores, es más que claro que si llega a existir competencia o rivalidad entre las compañías, en especial cuando estas ofrecen un producto similar o el mismo, lo cual desata una serie de acciones para lograr dominar el mercado y atraer a la mayor cantidad de compradores posibles.

¿Qué tipos de competencia hay entre las empresas?

Los tipos de competencias pueden variar dependiendo de ciertos aspectos. Si hablamos de la competencia perfecta, sería una situación en donde ninguna compañía puede llegar a influir en el precio, aunque es muy rara vez que veamos esto, debido a que siempre existirán aquellas empresas que tengan un mayor poder, siendo estas las que logran tener una gran influencia.

En el caso de la competencia imperfecta, solo algunas compañías cuentan con la ventaja de poder influir sobre los precios. En otra situación, también puede llegar a existir un único comprador en el mercado, lo cual sucede en el monopsonio.

Como se ha podido apreciar, existe una gran variedad de tipos de competencia en donde las empresas suelen estar involucradas, independientemente de si estas son grandes o pequeñas.

Competencia perfecta

Las condiciones en la competencia perfecta pueden llegar a ser poco realista, debido a que estas son muy estrictas. Esto se debe a que ninguna de las empresas puede influir en sus precios, debido a que los productores solo venden porciones pequeñas en relación a la producción total. Por otro lado, los compradores también consumen una proporción pequeña en relación a la producción total.

Los productos que son ofrecidos en la competencia perfecta son homogéneos entre sí. Por dicha razón, son sustitutos perfectos. En cuanto a los consumidores, estos conocen las ofertas de los productores, quienes también están al tanto sobre el precio de sus rivales.

Existen ciertos mercados en los que se ve la competencia perfecta, como lo sería el caso de la madera, cobre o petróleo. Para que se produzca este tipo de competencia, deben de darse algunas condiciones como:

  • Existencia de un alto número de competidores
  • Perfecta información, lo que quiere decir que todos los competidores conocen el precio de sus rivales y los compradores tienen conocimiento de las ofertas de los productores
  • La empresa tiene la posibilidad de vender de su producto toda la cantidad que desee

Competencia imperfecta

A diferencia del anterior tipo de competencia, en la imperfecta algunos de los agentes del mercado tienen en sus manos el poder de influir en los precios. La competencia imperfecta se divide en tres clases, entre las cuales tenemos las siguientes:

  • Monopolio: Esta competencia se caracteriza por la presencia de un solo productor. Como consecuencia, este puede poseer un control absoluto sobre los precios de sus productos, por lo que no existe manera de sustituirlos.

Servicios como el agua o la electricidad, son solo algunos que forman parte del monopolio natural, debido a que los sistemas de distribución normalmente son manejados por una sola empresa.

  • Oligopolio: A pesar de la presencia de pocos competidores en un determinado mercado, estos cuentan con la oportunidad de poder llegar influir en los precios de los productos o servicios que ofrecen. Mientras que las grandes empresas son las que pueden llegar a tener dicha influencia, las pequeñas no logrean hacerlo.

La competencia oligopólica puede apreciarse en el aluminio, siderurgia o computadoras.

  • Oligopolio con productos diferenciados: En este caso, las empresas líderes son las que logran ejercer una influencia sobre los precios, independientemente de si los productos comercializados se diferencian. Uno de los ejemplos para este tipo de competencia, es el mercado automotriz, en donde existe una baja cantidad de productores que ofrecen autos de distintas variedades y precios.

Monopsonio

En el monopsonio solo existe un único comprador dentro del mercado, lo cual le da la ventaja de poder controlar la cantidad y precios del producto o servicio, haciendo que los mismos sean menores cuando se trata de un mercado en donde existe una alta competencia. Por ejemplo, constructoras e industrias de armamentos, en donde el único comprador es el Estado.

Oligopsonio

A pesar de la existencia de pocos compradores, estos tienen la capacidad de influir en los precios, además de las cantidades en que se producen. Como consecuencia, el control queda en sus manos.

Un ejemplo claro del oligopsonio, puede ser una industria de tabaco, en donde este es se compra por unas pocas empresas, las cuales son las encargadas en producir los cigarrillos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies