Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de carreras

El atletismo es uno de los deportes que abarca una serie de actividades que ponen a prueba el físico de cada uno de sus participantes e intenta llevar hasta el límite sus capacidades. Una de las ramificaciones de este deporte, tiene que ver con las carreras, que son competencias en donde se requiere de gran resistencia y velocidad para lograr llegar a la meta a pie.

Tipos de carreras

Existen diferentes tipos de carreras, las cuales cuentan con sus propias normativas y dificultades. Mientras que unas involucran la aparición de obstáculos como la carrera con vallas, otras requieren de trabajo en equipo (como la carrera con relevos) o capacidad individual.

Carrera de velocidad

Dentro del atletismo, las carreras de velocidad suelen ser las más cortas, aunque no por ello dejan de representar un reto que requiere de gran condición física. Cada uno de los competidores deberá de poner un pie en una estructura que se encuentra en el punto de partida, a la cual se le denomina taco.

Una vez que iniciar la carrera, el taco será de gran ayuda para impulsar el cuerpo hacía adelante, lo cual es un elemento esencial dentro de la carrera de velocidad, ya que cualquier ventaja puede hacer la diferencia entre la primera posición o un tiempo récord. La carrera de velocidad se caracteriza por llevarse a cabo en un circuito completamente plano y recto. Las competencias que se realizan en este deporte de atletismo, varían dependiendo de la distancia, la cual puede variar entre los 60 y 40 metros.

Carrera con vallas

También se lleva a cabo dentro de un circuito plano y recto. La única diferencia, es que cada uno de los competidores deberá saltar sobre unos obstáculos hechos de plástico, metal o madera, los cuales reciben el nombre de vallas.Estos obstáculos suelen tener una altura entre 91.4 y 106 centímetros de alto para los competidores masculinos.

Mientras tanto, en las carreras con vallas femeninas las alturas de estas son disminuidas un poco, llegando a los 76.2 o 84 centímetros de alto. La separación de estas vallas dependerá del tipo de carrera, bien sea de 100, 110 o 400 metro. Cabe destacar que será descalificado cualquier competidor que salte una valla que no le corresponda o derrumbe intencionalmente con su mano o pie al momento del salto.

Carrera de media distancia

Se trata de una prueba de atletismo en donde el participante debe de correr a pie distancias que pueden variar entre los 800 metros hasta los 3.000 metros. Sin embargo, en las competiciones oficiales de los juegos olímpicos, llega hasta los 1500 metros. A pesar de no ser una carrera a toda velocidad, como lo es el caso de primera de esta lista, la carrera de media distancia requiere de una combinación de aguante y aceleración.

Mientras que algunos participantes mantienen una misma velocidad durante todo el circuito, otros optan por variar para incrementar su resistencia. En este tipo de carreras la ejecución de los movimientos juega un papel clave. Y es que cada uno de los atletas debe de llevar a cabo zancadas cortas y sin elevar de manera exagerada la rodilla.

Carrera de larga distancia

Se trata de las mismas carreras a pie, aunque en este caso la distancia se alarga de los 3.000 metros hasta los 42 kilómetros, lo implica que se deberá de tener una resistencia aún mayor. En el caso de las competiciones que se realizan en los juegos olímpicas, las carreras de larga distancia tan solo llegan a los 5.000 y 10.000 metros de distancia.

Carrera con relevos

Los tipos de carreras ya antes explicados, se llevan a cabo por distintos competidores, pero de manera individual. Esto implica que no existe algo parecido al trabajo por equipo. Todo depende meramente de la fortaleza de cada uno de los competidores. Pero en las carreras con relevos, cuatro jugadores deberán de trabajar en conjunto para lograr llegar en la primera posición. Para ello, cada uno de ellos estará corriendo por turno, el cual empezará cuando un competidor le otorgue al otro una pequeña vara llamada “Testigo”.

Las carreras con relevo se llevan a cabo en una pista que no supera los 400 metros de largo. En caso de que un jugador llegue a dejar caer el testigo, el equipo recibirá una penalización de 10 minutos.

Carrera tipo marcha

La carrera tipo marcha se asemeja bastante a una persona caminando de manera rápida. La pierna que estará sirviendo de apoyo, no deberá de ser flexionada bajo ninguna circunstancia. A esto se suma que al menos un solo pie deberá de mantenerse en el suelo. Si se rompe esta normal, el jugador será descalificado. Las distancias más comunes en donde se llevan a cabo estas carreras tipo marcha, oscilan entre los 20 y 50 kilómetros de distancia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies