Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de carnes

La carne es uno de los alimentos que no puede faltar dentro de la dieta de cualquier ser humano (a menos que seas vegetariano). Estos tejidos musculares que provienen de los animales, aportan grandes cantidades de proteínas, grasas y vitaminas.

Tipos de carnes

A pesar de ello, existen diferentes tipos de carnes, las cuales pueden variar en su sabor, ternura, color y cantidades de proteínas que nos ofrecen. Estas carnes se dividen en rojas y blancas.

Carnes rojas

Las carnes rojas mayormente provienen de los mamíferos, y obtienen esta tonalidad rojiza cuando están crudas gracias al pigmento conocido como mioglobina. Entre ellas, tenemos algunas como las que se mostrarán a continuación.

Carne de vaca

Es una de las carnes que más contenido en grasa tiene, aunque cabe destacar que brinda a nuestro cuerpo vitaminas como la B, minerales y proteínas. La carne de vaca más grasa, suele pertenecer a aquellos animales de mayor edad. Por ende, su sabor será mucho más notable.

Por otro lado, la carne de terneros que no sobrepasan el año, es mucho más tierna. Esto se debe al tipo de alimentación que llevan, el cual solo se basa en la leche, mientras que una vaca ya adulta se alimenta del pasto. Como es hizo mención anteriormente, la carne de vaca se caracteriza por ser alta en grasa. Esto quiere decir que no debe de ser consumida en exceso, en especial por aquellas personas que sufran de diabetes o sobrepeso.

Carne de cerdo

Posee un porcentaje de carbohidrato de tan solo 1%, aunque es una de las carnes que más proteínas del tipo B tiene. Entre ellas, se encuentran la B6, B12 y B1. Además de ello, aporta una gran cantidad de proteínas debido a su elevado contenido de aminoácidos. Una de las cosas que más hay que tener en cuenta en la carne de cerdo, es que esta debe de estar lo más cocida posible para su consumo, ya que existen algunas bacterias que pueden llegar a nosotros si la ingerimos cruda.

Carne de caballo

A pesar de no ser tan consumida como el resto, la carne de caballo es baja en grasas si las comparamos con las otras.Además de ello, aporta un alto valor proteico a nuestro cuerpo, sin contar que también es rica en vitaminas del complejo B. Este tipos de carnes también se destaca por ser tierna, factor que va aumentando mientras el animal envejece. Su sabor es dulce.

Carne de ovina

La grasa de la carne de animales normalmente se hace más o menos concentrada dependiendo de la parte de su cuerpo. En el caso de la carne de ovina, algunos de sus cortes cuentan con grandes cantidades de grasa si la comparamos con la de otros. Aquellas personas que ingieren carne de ovina, estarán llenando su cuerpo con vitaminas del tipo B, entre las cuales tenemos B1, B3, B12 y B2.

Otra de las ventajas de consumir carne de ovina, es que esta ayuda a la formación de hemoglobinas, lo cual es de gran ayuda para combatir a la anemia ferropénica.

Carnes blancas

A diferencia de las rojas, las carnes blancas provienen de animales como las aves, peces y hasta algunos insectos. Su característica más notable, es su color blanquecino o pálido cuando se encuentra cruda, razón por la cual se le da este nombre.

Carne de pollo

Quizás sea una de las carnes que más se consume en el mundo, debido a lo fácil que es la cría de estos animales y por el poco espacio que ocupan. Mientras mayor sea la edad del moyo, su concentración de grasa irá incrementando. Dependiendo del corte, las cantidades de proteínas presentes en la carne de pollo irán aumentando. Por ejemplo, la pechuga es la parte que mayor cantidad de proteínas tiene, mientras que el muslo cuenta con un porcentaje mucho más bajo. Consumir este tipos de carnes blanca otorga a nuestro cuerpo vitaminas como la B12, B3, C, A y ácido fólico.

Pescado

De todos los tipos de carnes, la de pescado es una que no puede faltar en el menú de cualquier persona. La razón de ello, se debe a que es rica en proteínas, y llega a sobrepasar en este aspecto a las carnes rojas. Otro elemento importante en la carne de pescado, es que es baja en grasas. Adicionalmente, proporciona a nuestro cuerpo ácidos grasos omega 3, lo cual disminuye considerablemente la posibilidad de sufrir un infarto. El pescado también aporta calcio, fósforo, yodo, hierro y magnesio.

Carne de conejo

Las características de la carne de conejo pueden variar dependiendo de su crianza. Si estos crecen dentro de una granja, su carne tiende a ser mucho más tierna y con un sabor menos intenso. Por otro lado, los conejos silvestres poseen una carne más dura y de un sabor intenso. Al igual que el resto de las demás carnes, la de conejo aporta casi las mismas proteínas.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies