Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de bosques

Lo que comúnmente se conoce como bosques, no son más que un tipo de ecosistema inmenso y precioso, además de necesario, que se caracteriza por contar con una gran diversidad de árboles de diferentes tamaños, desde los más pequeños hasta los más altos y frondosos.

Por otro lado, como bien sabemos, siempre que existe flora, también existe fauna. Debido a esto se consideran los bosques como un ecosistema importante y necesario para la vida en la Tierra. En estas florestas, como también se les conoce, habitan una gran variedad de seres vivos.

Además, es importante mencionar que la importancia de los bosques también radica en el hecho de que en los mismos suelen modular diversos ciclos hidrológicos importantes para nuestra existencia. Esto también ayuda a preservar el suelo y, al hablar de seres vivos como lo son la gran diversidad de plantas que se consiguen en estos ecosistemas, esto va generando una grandiosa cantidad de oxígeno que todos y cada uno de nosotros necesita para poder existir.

Este suele ser un ecosistema bastante complejo que se forma, además de por animales y plantas, también cuenta con una gran diversidad de hongos, protistas y procariotas, en donde las especies son muy diversas. Todo esto, en conjunto, forma un ciclo en el cual todos estos elementos comienzan a interactuar de un modo bastante concreto. Primero nacen, luego crecen, algunos de ellos sirven de alimentos para otros, finalmente mueren y se descomponen.

Tal como el agua, los bosques también cubren una grandiosa cantidad de superficie terrestre. Sin embargo, esto ha ido disminuyendo con el paso de los años por la mano del hombre. De este modo, muchos sitios forestales se han ido extinguiendo según el hombre más ha ido provocando esta eliminación según diversas actividades. Sin embargo, también es necesario mencionar que si bien la mayoría de estas extinciones se debe al ser vivo, la madre naturaleza también se ha visto afectada por eventos naturales que han provocado la desaparición de gran parte de los bosques.

Los bosques y las personas

Los bosques son lugares inmensos y llenos de colores, con árboles y plantas de cualquier tamaño y sentido, pudiendo atrapar a más de una mirada desde el externo espesor, hasta la belleza de estar en su interior. Sin embargo, no todas las personas serían capaces de adentrarse en este maravilloso mundo debido a la grandiosa variedad de especies que habitan en ellos, siendo la mayoría animales salvajes que no están acostumbrados a la simpatía humana.

Pese a esto, existen todos aquellos arriesgados que están acostumbrados a buscar placer en el peligro que esto trae consigo, por lo que buscan adentrarse en el denso bosque, con el fin de indagar en su interior y conocer cosas nuevas.

Sin embargo, también existen aquellos que más allá de la curiosidad, entran en el bosque en busca de plantas medicinales, venenosas, la caza de animales o bien, buscar la madera de ciertos árboles con el fin de comercializarla. Este mundo es bastante amplio, sobretodo porque ha ayudado a que el comercio vaya creciendo, y que muchas personas se salven.

Todas aquellas comunidades que viven cerca del bosque se acostumbran desde temprana edad a que existen plantas que son medicinales y que son capaces de salvar la vida de cualquiera. Es por esto que si bien suena increíble, algunas personas plantan pequeñas comunidades en estos lugares tan inmensos para vivir.

¿Existen distintos tipos de bosques?

Al ser un ecosistema complejo, cuentan con una clasificación muy acertada al realizarse según sus estructuras, las especies vegetales que se encuentren en ellos y toda aquella relación, por mínima que sea, que existe entre el bosque y los seres humanos.

Al expresar estas ideas, se dice entonces que no existe tan sólo un tipo de floresta, sino que la variedad de bosques que existe es bastante amplia y muy característica.

Para ampliar un poco más este tema, a continuación les dejamos la lista con los tipos de bosques que existen actualmente:

Bosques de hoja ancha

Los bosques de hoja ancha son aquellos que se caracterizan por contar con una gran diversidad de especies vegetales, cuyos tamaños sobresalen por su inmensidad. Además, estas especies suelen ser muy variadas, por lo que se considera un tipo de bosque con mucha diversidad en cuando a angiospermas se le conoce.

La selva es considerada un bosque de hoja ancha, gracias a la diversidad con la que cuenta tanto en especies, como en animales, siendo de gran tamaño y abarcando un gran espacio terrestre.

Estos bosques suelen conseguirse en diversas zonas de nuestro planeta, concentrándose en algunas zonas de los Estados Unidos y Europa.

Bosques de coníferas

Los bosques de coníferas son aquellos que se caracterizan por contar con una hermosa diversidad de especies de pequeño y mediano tamaño, que destacan gracias a que las mismas van dejando una gran estela de semillas de todo tipo, lo cual aumenta en gran medida la flora del bosque. Estas especies son conocidas como gimnospermas.

Estos bosques no cuentan con una diversidad tan amplia como en los bosques anteriores, quizás por su tamaño y el tipo de especies que se van reproduciendo en él. Pero son ecosistemas que valen la pena estudiar y prestar atención, ya que los mismos resultan ser muy importantes en nuestra tierra.

En México se consiguen ciertas zonas en donde estos bosques son visibles, asó como también en Chile y Europa.

Bosques mixtos

En efecto, así como nos lo indica su nombre, este es un tipo de bosque que combina una gran variedad de características de aquellos que ya hemos nombrado anteriormente. Contando entonces con angiospermas de enorme tamaño, y gimnospermas, de pequeño tamaño. Esto hace que este sea un tipo de bosque lleno de variedad, tanto en vegetación, como en flora y en fauna.

Si bien los bosques anteriores son sumamente importantes, estos lo son aún más gracias a la enorme diversidad de especias con las que cuentan, lo que los cataloga como un tipo de ecosistema que hay que proteger.

Se les consigue en algunas zonas de Estados Unidos y Europa.

Bosque perennifolio

Los bosques perennifolios son aquellos que se caracterizan por contar con especies vegetales de diversos tamaños y formas, pero siempre verdes. Es decir, a diferencia de algunos bosques, en donde los ciclos pasan y las hojas de los árboles cambian de color y lugar, esto no aplica en estos ecosistemas, sino que las hojas no caducan en ningún momento, siempre y cuando sea su ciclo de vida.

Esto nos quiere decir que los bosques perennifolios se mantienen siempre con las mismas características, sin contar con variaciones en las especies vegetales u hongos. Estos bosques se consiguen en un gran número de zonas en todo el mundo, abarcando partes de países como Chile, España y Alemania.

Bosques caducifolios

A diferencia de los anteriores, estos son un tipo de bosque completamente opuesto a los perennifolios, y es que incluso su nombre nos indica de qué van y cómo funcionan.

Estos se caracterizan por contar con caducidad en las hojas de los árboles, lo que quiere decir que las mismas, según sea su ciclo de vida, acaban por caer en cierta época del año. Esto nos indica que sus características suelen variar cada cierto tiempo, por lo que el color que predomina no es precisamente el verde. Esto va variando conforme las estaciones del año, según cada país, sean establecidas, de modo que los colores suelen ser diferentes cada cierto tiempo.

Al tratarse de zonas en donde las estaciones del año forman parte importante, se les consigue en diversas partes del mundo, en donde por lo general se les observa en países como Estados Unidos, Europa y Asia.

Bosques primarios

Los bosques primarios cuentan con una gran particularidad, y es que los mismos son aquellos que se caracterizan por mantenerse siempre naturales desde que se fueron creando de forma natural. Es decir, la mano del hombre no ha entrado en contacto con estas zonas en lo absoluto, por lo que no son ecosistemas que han sido alterados de ninguna forma posible.

Desde que se fueron formando, muchos años atrás, se han mantenido en constante crecimiento y modificación propia y natural, siendo entonces catalogo un ecosistema completamente protegido.

El hecho de que estas zonas se mantengan bajo protección, quiere decir que está prohibido que el ser humano se apropie de ellas.

Bosques antropogénicos

A diferencia de los bosques primarios, estos son aquellos en donde el ser humano ha tenido mucho que ver, sobretodo en sus modificaciones. Es decir, sn zonas en donde la mano del hombre se ha inmiscuido, modificando y alterando todo a su paso, siempre que sea de su agrado cualquier modificación.

Esto lo que nos dice es que en estas zonas existen productos o servicios que sirven para comercializar o salvar vidas, por lo que se van expropiando y utilizando para la venta de materiales importantes para la construcción, como lo es la madera.

El límite de modificaciones que pueda sufrir uno de estos bosques, dependerá siempre de la acción que el hombre quiera ejercer, siendo él quien decide cuánto más explotará el ecosistema. Sin embargo, esto no quiere decir que no sean lugares también utilizados como zonas recreativas, por lo que en estos bosques se pueden crear parques y demás zonas, en donde la naturaleza predomina y los parques pueden ser creados partiendo de la madera extraída de los árboles del bosque. Además, estas zonas precisamente se mantienen como patrimonio cultural y están protegidas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies