Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de bordados

El bordado es una de las técnicas más antiguas que el humano ha logrado desarrollar. Desde tiempos remotos, como en la Antigua Grecia, se ha utilizado este método para decorar telas por medio de la utilización de agujas e hilo, las dos principales herramientas para llevar a cabo un bordado.

Teniendo en cuenta la gran antigüedad de estas técnicas para decorar telas, es algo completamente normal que se hayan desarrollado diferentes tipos de bordados, los cuales se adaptan a ciertos niveles de habilidad o gustos de la persona.

Los colores juegan un papel importante en el bordado

El bordado puede llegar a ser considerado como todo un arte, debido a que no solo se trata de utilizar una aguja para decorar la tela. Además de ello, también se debe tener en cuenta los colores que se emplean, obteniendo de esta manera una excelente mezcla de tonalidades para darle al bordado un acabado rico y sombreado.

También hay que resaltar que también existen diferentes tipos de lanas que pueden ser empleadas para el bordado, como lo sería el caso de la lana Appleton, una de las más antiguas que existe (la emplean desde hace casi 200 años), y que cuenta con un enorme catálogo de 420 tonos distintos.

¿Qué tipos de bordados se pueden emplear?

El tiempo ha sido el mejor aliado para las personas que les encanta realizar bordados. En la actualidad contamos con varias técnicas que se adaptan a las necesidades o el tipo de material que tenemos a la mano.

Bordado por relieve

Este tipo de bordado es uno de los más sencillos de llevar a cabo, debido a que son lisos, lo que implica que la pieza que se borda sobre la tela, apenas logra sobresalir, por lo que se obtiene una superficie casi lisa.

La manera de llevar a cabo este bordado es bastante sencilla. Primer que nada se realiza el bordado fuera de la pieza, para luego coserla sobre ella. En el caso de que se produzca algún tipo de error, este no llegará a afectar la pieza, debido a que primero se debe de hacer de manera individual.

Bordado según la materia de confección

Como su nombre lo dice, en este tipo de bordado se utilizan diferentes tipos de materiales, tales como la seda. En ciertos casos, se pueden utilizar otros de mayor valor, como lo sería el caso del oro.

  • Bordado en blanco: En este bordado se utiliza hilo blanco en piezas de mantelería.
  • Bordado a canutillo: Para obtener tal bordado, es necesario aplicar hilo de oro o plata.
  • Bordado de perlas: Con la ayuda del hilo de seda, se aplican pequeños fragmentos de perlas, lentejuelas o abalorios.
  • Bordado plano: Se ejecutan al aplicar hilos o tirillas metálicas sobre un tejido, y procurando de que no salgan o entre en el (como lo sería el caso de una costura común), sino más bien se busca sujetarlo por medio de puntadas de seda,
  • Bordado de oro matizado: Es una variante del bordado plano. Su finalidad es la de cubrir a tramos con sedas de colores el hilo o cordoncillo de otro, consiguiendo de esta manera proporcionar una mejor apariencia.

Bordados según su forma

Además de los materiales que se emplea, la forma también entra en la categoría de tipos de bordados:

  • Bordado de contorno: Como su nombre lo dice, solo se marcan los contornos y líneas internas principales de la figura.
  • Bordado aislado: Se toma como base el bordado de contorno, aunque en esta ocasión se añade el sembrar de puntos y ratitas bordadas en el campo de la tela donde se encuentran las figuras.
  • Bordado lleno: Se dice que un bordado es lleno debido a que todo el dibujo de las figuras se encuentra completamente bordado.

Bordado según el punto de costura

Se puede decir que los puntos utilizados en este tipo de bordados, son casi infinitos. Sin embargo, los más utilizados son los siguientes:

  • Vainica: Es una técnica tradicional en donde se extraen hilos para luego rematarlos, formando de esta manera preciados calados.
  • Bordado yugoslavo: Este bordado es uno de los más conocidos, debido a que es bastante sencillo de realizar. Además de ello, aporta una buena presencia.
  • Punto de cruz: Como su nombre lo dice, esta técnica consiste en formar cruces mediante los hilos contados de una tela.
  • Punto de Palestrina: Es una variante del punto de nudo.
  • Punto de cadeneta: Guarda similitudes con la cadeneta de ganchillo, debido a que su funcionamiento es básicamente el mismo.
  • Punto de Parma: Se logra a partir de varias cadenetas, las cuales se rellenan mediante el festón.
  • Bordado de lagartera: Tienen sus orígenes en el pueblo llamado Lagartera ubicado en España, y se distingue debido a sus tres variantes principales: bordados, deshilados y dibujados.
  • Hardanger: Se utiliza una técnica de deshilado de tela mediante calado. Esta técnica es extremadamente difícil de realizar, aunque los resultados son mucho mejores.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies