Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de biodiversidad

Este planeta está repleto de seres vivos que pueden habitar dentro de un mismo ecosistema con total normalidad, a lo cual se le denomina como biodiversidad. De hecho, en ocasiones algunos dependen de otros, bien sea para depredación, parasitismo y simbiosis. Si llegamos a alterar dicho ecosistema, es probable que tenga graves consecuencias.

Teniendo en cuenta las diferentes especies, plantas y microorganismos, podemos deducir que existen diferentes tipos de biodiversidad, en las que se incluyen la diversidad de especies, diversidad genética diversidad de ecosistema y diversidad cultural.

Tipos de biodiversidad

Este último nos da a conocer que los seres humanos también podemos formar parte de una biodiversidad, la cual se divide en el tipo de culturas que se encuentran dentro de diferentes territorios, lo cual hace que las personas puedan vivir en harmonía y sin tantas diferencias de creencias.

Volviendo con la biodiversidad de los animales, esta se obtuvo como resultado de millones de años de procesos evolutivos que se dieron de manera natural. Sin embargo, cabe destacar que el ser humano también ha tenido una gran influencia debido a sus actividades.

Diversidad de especies

En las diferentes partes del mundo nos topamos con hábitats que cuentan con características particulares, los cuales tienden a variar dependiendo de la zona geográfica, ya que esto puede causar bajas o altas temperaturas, lo cual se traduce también en una gran diversidad de especies que pueden habitar en dichos climas.

La diversidad de especies significa todos aquellos seres vivos que habitan en un hábitat determinado. Cabe destacar que la convivencia no siempre será la misma, ya que existen carnívoros y vegetarianos, por lo que se pueden convertir en una lucha por la supervivencia.

En ocasiones, algunos seres vivos han tenido que adaptarse a lo largo de los años para poder soportar los cambios que puedan surgir en el hábitat donde se encuentran viviendo. Para preservar su especie, recurren a la reproducción.

Por supuesto, tampoco hay que olvidar que las plantas también forman parte de la diversidad de especies en un hábitat, ya que existen varios tipos de ellas.

Diversidad genética

Uno de los factores que hacen de las plantas, microorganismos y animales completamente diferentes, son sus genes. La diversidad genética hace referencia a esas particularidades que son trasmitidas de generación en generación. En caso de que alguna especie animal llegue a desarrollar ciertas características a lo largo de los años, lo más probable es que esta sea transmitida gracias a la genética.

La diversidad genética es bastante amplia. Por ejemplo, mientras que un mismo animal posee ciertas características en un tipo de hábitat, en otro pueden llegar a ser completamente diferentes. Si nos situamos a varios metros por debajo del mar, en donde no llega ningún tipo de luz solar, podremos notar cómo las especies acuáticas que habitan allí han podido adaptarse a tales condiciones, por lo que en la mayoría de los casos nos topamos con animales de un color blanco o transparente.

Por otro lado, si subimos un poco más a la superficie, los peces, plantas y otros seres que habiten en dicho ecosistema, serán completamente destinos, ya que las condiciones ambientales son diferentes.

Diversidad de ecosistema

Se refiere a la enorme cantidad de organismos que existen en todas partes del planeta tierra. Cabe destacar que cada uno de los animales que vive en un ecosistema en específico, van formando una cadena de dependencia, ya que interactúan entre ellos mediante procesos como la competencia, simbiosis, depredación y parasitismo.

Diversidad cultural

A lo largo del territorio terrestre, habitan diferentes culturas que pueden variar dependiendo de ciertos rasgos o costumbres, por lo cual esto entra en la categoría de diversidad cultural.

Gracias a este tipo de diversidad, los seres humanos pueden vivir en armonía, ya que no tendrán esos choques culturales que solo ocasionarían problemas entre ellos.

¿Cuál es la importancia de la biodiversidad?

Uno de los principales hechos que le da a la biodiversidad gran importancia, es su antigüedad. Al pasar los años, diferentes especies de animales y plantas han tendido la capacidad de adaptarse ante las condiciones climatológicas y ambientales. Más allá que eso, se trata de todo un legado que los seres humanos deben de conservar a toda costa.

Por otro lado, conservar la biodiversidad también se puede llegar a convertir en una necesidad desde el punto de vista ecológico. Si irrumpimos negativamente sobre formaciones naturales y destruimos la biodiversidad que existe en ellas, esto irá ocasionando fenómenos naturales que pudieran afectarnos.

Finalmente, la economía también se puede beneficiar de la biodiversidad, ya que esta se puede convertir en un depósito que sirve de gran ayuda para la producción de alimentos, como lo sería el caso de las cosechas. Además de ello, ciertas plantas también pueden ser utilizadas para motivos naturales.

A pesar de que la biodiversidad nos brinda tales ventajas, cabe destacar que siempre es necesario crear un equilibrio, ya que no podemos alterar los ecosistemas de manera descontrolada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies