Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de bienes

Los bienes son todos aquellos elementos físicos que logran adaptarse a ciertas necesidades humanas. Por esta razón, se pueden desglosar algunos tipos de bienes que se encargan en cubrir ciertos aspectos, como lo sería el caso de los bienes libres, económicos, de consumo, intermedios y muchos otros más.

Tipos de bienes

Cada uno de estos tipos de bienes, puede variar dependiendo de las condiciones. Por ejemplo, los bienes públicos son aquellos que a los que pueden acceder cualquier persona, mientras que los privados solo les pertenecen a algunas.

Bienes libres

No todos los bienes son palpables. Un claro ejemplo de ello, vendría siendo algunos que obtenemos directamente de la naturaleza, como lo sería el oxígeno. A estos se los conoce con el nombre de bienes libres debido a que son ilimitados.

Bienes económicos

Los bienes económicos mayormente son aquellos a los que solo el estado puede acceder, y con el que se comercializa con otros países para obtener un beneficio que servirá con el desarrollo del mismo.

A su vez, a estos bienes difícilmente pueden acceder todos, debido a que involucra algunos compuestos orgánicos como el petróleo, lo cual requiere de un personal capacitado para su extracción, el cual por supuesto será designado por el estado.

Bienes de consumo

Durante nuestro día a día requerimos de ciertas cosas que tienen un valor económico que siempre necesitaremos. Se le denominan bienes de consumo a todos aquellos bienes que tenemos en nuestra posesión o adquirimos por medio de la realización de un pago, como por ejemplo disfrutar de una cena en un restaurante o comprar un automóvil.

Bienes de inversión

Cuando necesitamos cierta cantidad de dinero para abrir un negocio, normalmente se recurre a lo que se llama inversión, lo cual consiste en utilizar cierta cantidad de dinero (que puede llegar a ser bastante alta) para lograr poner en marcha dicho negocio.

Por otro lado, los beneficios los estaremos obteniendo una vez que la inversión sea recuperada a través de las actividades económicas o ventas que se realizan dentro de dicho negocio.

Bienes intermedios

Para la producción de ciertos productos, se necesita por lo menos de una materia prima, a la cual se le denomina como un bien intermedio, debido a que es la vía principal que servirá para la elaboración de otro tipo de bienes.

Por ejemplo, se puede decir que la harina se considera como un bien intermedio, ya que será el ingrediente principal con el que se elabora el pan.

Bienes finales

La finalidad de los bienes intermedios es la de utilizar materia prima para elaborar un producto, que vendría siendo el final. En el caso de los bienes finales, son dichos productos que ya están creados para su consumo, como lo vendría siendo el mismo pan del que hablamos anteriormente.

Básicamente, los bienes finales son la siguiente etapa de los bienes intermedios.

Bienes públicos

Los bienes públicos son aquellos que pertenecen a toda la sociedad, aunque normalmente se encuentran administrados por el estado. Una escuela puede llegar a formar parte de un bien público, ya que cualquier persona que desee estudiar puede formalizar su inscripción, sin contar que es un derecho que no se le puede negar.

Como este tipo de bienes les pertenece a todas las personas, deben de ser cuidados por la mismas.

Bienes privados

A diferencia de los bienes públicos, los privados tienen más restricciones con respecto al acceso de las personas. Esto se debe a que pertenecen a sus dueños particulares, como lo sería el caso de una casa.

Bienes de propiedad privada

A pesar de que estos bienes perteneces a dueños particulares, pueden ser utilizados por el público en general, aunque esto será a cambio de un pago. Cabe destacar que los bienes de propiedad privada se reservan el derecho de admisión de las personas.

Bienes normales

Los bienes normales se caracterizan por aumentar su demanda a medida que los ingresos también aumentan. Algunos productos como unos zapatos, pueden llegar a generar grandes ventas, por lo que la demanda será mucho mayor y los ingresos igual.

Los bienes normales se pueden dividir en dos tipos:

  • Bienes de lujo o superiores: La demanda de este tipo de bienes suele incrementar de manera rápida, incluso más de lo que lo haría la renta de los consumidores.
  • Bienes de primera necesidad: Como su nombre lo dice, son bienes que son indispensables para la vida de cualquier persona, como lo sería el caso de los alimentos o productos de higiene personal. En este caso, su demanda crece en un ritmo menor al de la renta de los consumidores.

Bienes inferiores

Los bienes inferiores van disminuyendo a medida que la renta de los compradores va en aumento. La razón de ello, se debe a que, al tener más ingresos, las personas prefieren optar por productos de mayor calidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies