Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de análisis

El análisis se conoce como un proceso de investigación que se lleva a cabo con la finalidad de estudiar la función, naturaleza o significado de cierto elemento que se está estudiando.

SI hablamos de un producto que está siendo elaborado por alguna compañía, estas normalmente suelen llevar a cabo diferentes tipos de análisis, los cuales ayudarán a entender ciertos aspectos del producto, tales como su estructura, resistencia, forma, funcionamiento, valor, relación con su entorno, entre otros elementos más.

Análisis estructural

En el análisis estructural se busca llevar a cabo un estudio detallado sobre la durabilidad de los materiales o estructuras de oficios o máquinas, con la finalidad de obtener como resultado datos sobre la tensión, desgaste o resistencia al usarse. De dicha manera, se determina di cumplirá la función por la cual el objeto fue fabricado.

Este tipo de análisis suele ser utilizado en reiteradas ocasiones, por lo que es fácil mostrar ejemplos. Uno de ellos, son los estudios que se realizan sobre la estructura de un puente, lo cual será la forma de identificar si esta estructura se ve afectada por algunos factores como el peso, vibraciones y otros elementos más.

Otro ejemplo puede ser la carrocería de un automóvil, la cual requiere de ciertas pruebas e investigaciones para determinar si esta tendrá una resistencia al viento, lo cual es de gran importancia para cualquier vehículo.

Análisis morfológico

Como su nombre lo dice, el análisis morfológico se realiza con la finalidad de descubrir la forma del objeto. Para ello, se debe recurrir a una serie de códigos descriptivos, los cuales serán de gran ayuda para realizar una lectura completa del producto.

Por otro lado, también se pueden utilizar gráficos, planos y maquetas, elementos que ayudarán a representar el objeto en dos o tres dimensiones, además de que permitirán que conozcamos el tamaño real a través de una escala.

Análisis de funcionamiento

Cualquier producto que realice algún tipo de función, debe de ser puesto a prueba para determinar si cumple con los parámetros necesarios para lo que fue creado. Por esta razón, se lleva a cabo un análisis de funcionamiento, el cual desvela toda esa información.

Además de poner a prueba un producto para determinar su funcionamiento, también se deben de sacar otros aspectos el rendimiento que tenga, la cantidad de energía que use y el costo de los materiales que fueron implementados.

Los análisis de funcionamiento se llevan a cabo de manera constante dentro de las compañías, ya que el producto debe de pasar por este control de calidad para luego ser puesto a la venta en caso de que supere todas las pruebas a las que se estará sometiendo.

Análisis funcional

En este análisis solo se busca exponer un producto en específico y decir las funciones que cumplirá o aquellas razones por las que fue creado.

Análisis relacional

Los productos deben de estar adaptados a ciertas condiciones que los rodean, además de que también tienen la capacidad de relacionarse con otros. La manera de determinar estos factores, es a través del análisis relacional.

Como su nombre lo dice, en este análisis se busca determinar la manera en la cual un producto se estará relacionando con su entorno. Con estos datos, se puede determinar el impacto que tendrá a nivel económico, social, laboral y hasta ambiental (en caso de que represente una amenaza o no).

Análisis económico

A través del análisis económico se determina el valor final que posee un producto. Esto se debe a que debe de pasar primero por otros gastos, tales como los que se aplican en la producción y mercadotecnia.

Por otro lado, este análisis también se realiza para conocer el estado económico o financiero de una institución, empresa o dependencia.

Análisis tecnológico

Está más enfocado al estudio sobre la manera en la que un producto está hecho y todos aquellos materiales que fueron utilizados para su elaboración. Esto se logra gracias a análisis sobre las herramientas, técnicas, conocimientos y diseños que fueron aplicados durante su creación.

Análisis histórico

Cuando un producto lleva largos años en el mercado, normalmente se busca determinar cómo fue su demanda social en años pasados, de tal manera que se puede llevar un registro del momento en que fue inventado y sobre la evolución que ha tenido, así como también los usos que se le ha venido dando a lo largo de los años.

Gracias a este análisis, una compañía puede obtener las bases necesarias para empezar a llevar a cabo mejores en su producto, con la finalidad de ir perfeccionándolo con el tiempo.

Análisis comparativo

Se busca establecer una relación entre el producto de la compañía con otros en el mercado, con la finalidad de analizar las ventajas y desventajas que puede tener.

En este tipo de comparaciones se tocan temas como el valor de venta del producto, la función que cumple, tecnología que presenta y su funcionamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies