Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de aluminio

Si buscamos en la tabla periódica, podremos encontrar que el aluminio forma parte de ella. La letra AL es la que representa a este elemento, y su número atómico es de 13.

Más allá de ser un elemento de la tabla periódica, este material tiene una gran variedad de usos, los cuales dependerán de los tipos de aluminio que se empleen. Por ejemplo, algunas aleaciones son de gran utilidad para fabricar objetos del uso común, como lo sería el caso de unos muebles.

Tipos de aluminio

Por otro lado, otras aleaciones de mayor resistencia, se utilizan para crear barcos, naves espaciales y hasta misiles. Esto implica que el aluminio es el metal ideal para el campo de la ingeniería, debido a que es resistente, maleable y actúa como conductor de electricidad.

Los diferentes tipos de aluminio pueden variar dependiendo de ciertos factores, los cuales explicaremos.

Según su estado:

  • W: Son todas aquellas sustancias que deben de ser tratadas por medio de la temperatura. Normalmente también se suele utilizar como adición a otras que son inestables.
  • F: Hace referencia a que el aluminio se encuentra en su estado más puro.
  • O: Se encuentra cocido.
  • T: Son aleaciones que requieren del calor para poder endurecerse.
  • H: Además de H, también existen otros tipos como H1. H2, H3 y H4. Son dados por los materiales que se endurecen una vez que han sido deformados.

Según el proceso utilizado en:

Aluminio fundido

Al encontrarse en un estado líquido, el aluminio fundido no requiere del uso de calor durante su uso. En el mayor de los casos, se utiliza una especie de molde de acero, que será el medio para darle forma a la pieza de aluminio que se desea crear.

Aluminio forjado

El aluminio forjado se encuentra en estado sólido. Para lograr manipularlo y dale la forma deseada, primero es necesario someterlo a procesos térmicos, cuya finalidad es la de ablandarlo para que pueda ser manejado fácilmente.

Aleaciones de aluminio que no pueden ser tratadas con temperaturas en:

  • 1100: Es aluminio que prácticamente se encuentra en su estado puro, y se caracteriza por ser bastante resistente, aunque también es fácil de darle forma. Cuando el aluminio es sometido a estas temperaturas, se puede emplear para fabricar paletas de ventiladores, latas o elementos decorativos.
  • 3003: A esta aleación de aluminio se añade un poco más de 1% de magneto. Su resistencia y facilidad para darle forma, lo hacen el aluminio perfecto para la fabricación de algunos productos como tanques de combustibles.
  • 5005: En su aleación con el aluminio se le suma menos del 1% de magnesio. A pesar de ello, son funciones son bastante parecidas a las dos anteriores, por lo que se pueden crear los mismos productos.
  • 5083: Su composición es de 5% de magnesio, 1% de magneto y un poco de cromo. Este último componente dependerá del uso que se le desee dar al aluminio a dichas temperaturas.

Al tener una gran resistencia, pero caracterizarse por ser liviano en comparación a los otros aluminios que hemos mencionado, lo hace el ideal para la fabricación de camiones y barcos, vehículos de transporte que necesitan de gran resistencia, pero un peso no tan pronunciado.

  • 5086: Su aleación es bastante parecida a la del anterior. Sin embargo, esta se caracteriza por tener una alta resistencia ante los daños atmosféricos, además de que cuenta con una gran maleabilidad.

Dichas características hacen que sea ideal para la fabricación de tanques, camiones blindados y otros vehículos o estructuras que requieran de una gran resistencia contra cualquier elemento que puede llegar a impactar.

También se pueden clasificar aquellas aleaciones que pueden ser manipuladas a ciertas temperaturas:

  • 2024: Posee una aleación de cobre de un 5%. Los usos que se le dan, pueden ser variados, aunque se destaca principalmente para la construcción de naves aeroespaciales.
  • 6061: Se caracterizan por ser uno de los mejores conductores eléctricos, por lo que puede ser utilizado en el campo de la ingeniería, aunque también para otros usos menos complejos, como lo sería el caso de la fabricación de objetos que utilizamos en nuestro hogar, como lo sería el caso de los muebles.

Su aleación está compuesta por menos de un porciento de silicio y un porciento de magnesio. También es excelente ante los procesos mecánicos.

  • 7050: Esta aleación se compone de un dos por ciento de magnesio, una cantidad mayor que esa de cobre y un cinco por ciento de zinc. En cuando a los usos que tiene, mayormente se emplea para la construcción de naves espaciales, además de que también se utiliza en la creación de misiles.
  • 7075: Es una de las uniones de aluminio más fuertes de todas, ya que posee un bajo porcentaje de cobre, cromo, magnesio, y zinc. A pesar de esta cualidad tan importante, sus usos aún siguen siendo bastante limitados, aunque no es de esperarse que en un futuro logren desarrollarse nuevas tecnologías que permitan su uso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies