Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de alcohol

Un invitado que no puede faltar en cualquier fiesta, reunión social o fin de semana, es el alcohol. A pesar de ser una bebida un poco contradictoria debido a sus efectos, si lo consumimos de manera moderada no corremos el riesgo de llegar a hacer el ridículo o terminar dormidos en cualquier lugar.

Para no aburrirnos de lo mismo, existen diversos tipos de alcohol que podemos ingerir. Entre ellos, se encuentran algunos como el vino, Vodka, Coñac y uno de los más populares de todos: la cerveza.

Cabe destacar que cada uno de estos tipos, cuenta con un grado de alcohol distinto, por lo que es muy probable que sintamos los efectos más rápido con algunas bebidas y consumiendo mucho menos.

Además de ello, cabe recalcar que los más intrépidos suelen realizar combinaciones de bebidas de entre los diferentes tipos de alcohol, lo cual no es muy recomendable si deseamos mantener la cordura durante toda la noche.

Estos son los tipos de alcohol que existen

Si eres fanático a esta bebida, existen varias de ellas que pueden ser utilizadas en diversas ocasiones:

Cerveza

La fermentación de almidones y granos, son los dos elementos necesarios para la creación de una cerveza. Esta bebida alcohólica es una de las más antiguas en el mundo, sin contar que es altamente popular en la actualidad.

Por si no lo sabías, existen dos tipos de cervezas: lagers y ales. Mientras que la primera de estas se fermenta a temperaturas drías, la segunda lo hace en temperaturas cálidas.

Coñac

El Coñac se obtiene gracias a la fermentación de juego de frutas o vinos. Este tipo de bebida es conocida por tener un grado de alcohol bastante elevado, por lo que no es recomendable ingerirlo en exceso.

Vodka

Se produce por la fermentación de maíz, trigo, caña de azúcar o papas. Y es la bebida alcohólica nacional de países como Rusia y Polonia. De hecho, el termino Vodka significa “agüita” en nuestro idioma.

Una de las razones que hace de este alcohol más accesible económicamente, se debe a que no requiere de prolongados procesos de destilación, además de que los ingredientes utilizados son fáciles de adquirir.

Vino

Conocido como uno de los licores más finos, el vino se obtiene al fermentar uva, de las cuales se utilizan una gran variedad que pueden cambiar el color de la bebida dependiendo del de su piel. Entre las tonalidades más conocidas, tenemos el rojo, blanco o rosa.

Bebidas que podemos encontrar en los bares

Además de existir las bebidas ya antes mencionadas, existen otras que se crean a partir de la combinación con otros elementos como frutas y hasta los mismos licores. Normalmente, estos los podemos encontrar en los bares.

Entre algunas de las combinaciones que se pueden hacer, se utilizan otros elementos como jugos, aguas minerales, cervezas, cremas, licores y hasta helados. Básicamente, cualquier ingrediente puede ser utilizado en la preparación de un coctel, aunque el resto dependerá de los gustos de la persona.

¿Es malo consumir alcohol?

Una fiesta o reunión difícilmente puede tornarse divertida con la falta de alcohol. Y a pesar de que no es completamente dañino ingerir esta bebida, en ocasiones hay que controlar la cantidad que bebemos, ya que esto puede traer algunos efectos que pueden ocasionar perdida de nuestras habilidades motoras o de la consciencia.

Lo peligroso aparece cuando intentamos realizar acciones como conducir mientras estamos bajo los efectos del alcohol, sin contar que el miedo por hacer algunas actividades peligrosas, puede llegar a desaparecer por completo.

Pero lo peor que puede ocasionar consumir alcohol, es una adicción. Mientras que varias personas pueden vivir días o semanas sin ingerir ni una gota de cerveza, vino, Vodka u otra bebida, existen otros que sienten la necesidad de hacerlo de manera más frecuente, por lo que se puede tornar en algo adictivo.

Beber alguno de estos tipos de alcohol en exceso, puede ocasionar también algunos problemas en le salud, especialmente en los riñones.

Como todo en esta vida, cualquier cosa en exceso es malo, en especial cuando se trata de una bebida que es completamente legal y que puede ser de gran ayuda para liberarnos un poco más de nuestras penas o hacernos pasarla mejor en una fiesta o evento social.

¿Qué pasa si tengo problemas con el alcohol?

Si has creado de manera involuntaria una fuerte dependencia hacía el alcohol, puedes sentarte a pensar sobre las razones por las que necesites consumirlo diariamente. Entre ellas, pueden encontrarse algunas como rencor, baja autoestima, depresión o falta de responsabilidad.

A pesar de que puedes curar la adicción con una voluntad fuerte o estableciéndote algunas metas, nunca está de más acudir a un centro de rehabilitación, psicólogo o algún otro profesional que pueda ayudarte a desligarte de la dependencia de tener que beber de manera frecuente.

El alcohol no es una bebida mala si la consumimos con moderación, ya que siempre se torna necesaria para mantenernos más activos en cualquier fiesta o celebración. Lo importante es beberla con moderación y responsabilidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies