Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de agua

El agua es uno de esos elementos naturalezas indispensable en la vida. De hecho, los científicos consideran que en cualquier lugar donde este líquido preciado se encuentre, habrá vida, incluyendo en otros planetas, de los cuales algunos contienen pequeñas dosis que se encuentran congeladas. Y es que podemos encontrar distintos tipos de agua.

Mientras que muchos el agua engendra vida, para otros es un líquido que tiene muchas utilidades en la vida cotidiana. Además de calmar nuestra sed, también sirve nos ayuda en la cocina, limpieza y aseo personal. Sin embargo, cabe destacar que existen diferentes tipos de agua: potable, salada, dulce, dura, negras, grises, residuales, muertas y alcaicas.

Antes de explicar estas variantes de aguas que podemos encontrar en cualquier ciudad o pueblo, primero que nada, es necesario conocer más acerca de este líquido que siempre estará en nuestro día a día.

¿Qué es el agua?

Para quienes no tenían conocimiento, el agua es una sustancia que se compone de dos partículas de hidrogeno y una de oxígeno. En la química, se conoce mayormente por su nomenclatura H2O, la cual representa los componentes ya explicados.

Este líquido es el que más abunda en la tierra. De hecho, la superficie de nuestro planeta está compuesta por agua en un 70%; y es uno de los factores por los cuales existe una amplia gama de vida marina, de la cual aún no conocemos en su totalidad debido a las limitaciones para descender a profundidades más bajas.

Estos son los tipos de agua que existen

Como se hizo mención anteriormente, existen varios tipos de agua que se encuentra entre nosotros. Mientras que algunas de ellas son completamente consumibles, otras son toxicas para nuestra salud. Si deseas saber más acerca de esto, aquí te mostraremos la gran variedad de aguas que podemos encontrar:

Agua potable

Como su nombre lo dice, este tipo de agua es con la que mayormente tenemos contacto. Y esto se debe a que puede ser ingerida tanto por seres humanos como animales, ya que es completamente limpia.

A pesar de ello, muchas personas también la utilizan para otros fines, como lo es el caso de la limpieza, el aseo personal y hasta dentro de la cocina.

Agua salada

El agua que más abunda en el planeta tierra, es la que compone todos los mares. A este tipo se le conoce como agua salada, ya que contiene altas concentraciones de sal. En diferencia del agua potable, esta no puede ser consumida, ya que esto es altamente peligroso, en especial para nuestros riñones.

Y es que, a pesar de sus “contras” para nosotros, el agua salada es la razón principal por la que exista una amplia variedad de vida marina.

Agua salobre

A diferencia del agua salada, la salobre posee una cantidad salina mucho menor, y normalmente la podemos encontrar en zonas subterránea o estancadas. A pesar de ello, aún debe de pasar por algunos procesos para convertirse en potable.

Aguas Dulce

Normalmente se encuentra en ríos, y es una de las más apropiadas y fáciles para convertir en agua potable a través de los tratamientos adecuados. Este tipo de agua se caracteriza por tener bajas concentraciones salinas, lo cual las hace indicadas para el consumo.

Agua dura

Se caracteriza por tener una gran cantidad de iones positivos, por lo que suele ser mucho más densa que el resto.

Aguas blandas

Es básicamente la contra parte del agua dura, ya que no posee una dureza relevante

Aguas negras

Se produce por los diversos usos que le dan las personas, bien sea combinándolas con otros líquidos o residuos provenientes de la industria o minería.

Aguas grises

Al igual que las aguas negras, las aguas grises también se producen como resultado del uso en otras actividades que no sean la de ingerirla, aunque estas se encuentran menos contaminadas.

Las aguas grises se generan tras realizar algunas actividades domésticas como lavar o cocinar, además de sus otros usos dentro del fregadero o baño.

Aguas residuales

Normalmente las podemos encontrar en lugares como las granjas. Y se caracterizan por tener elementos orgánicos disueltos o flotando sobre ella.

Aguas brutas

Como se ha hecho mención anteriormente, para que el agua sea potable, esta debe recibir un tratamiento extenso. Sin embargo, el agua bruta vendría siendo la fase previa a ello, ya que esta no ha tenido intervención alguna. Las podemos encontrar en reservas.

Aguas muertas

Se conocen mayormente por tener una circulación escasa o nulas. En la mayoría de los casos, las aguas muertas tienen falta de oxígeno.

Agua alcalina

El agua alcalina se define como el tipo de agua cuyo pH es superior a siete.

Agua subterránea

Las podemos encontrar justo debajo de la superficie terrestre, lo cual hace que se mueva lentamente en zonas con baja o alta presión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies