Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de adverbios

Los adverbios se caracterizan por ser palabras que no tienen un género ni número. Además de ello, actúan como modificadores del verbo, adjetivo y en algunos casos, otro adverbio.

Dentro de las oraciones se pueden incluir una gran variedad de tipos de adverbios, los cuales se encargarán de modificar un enunciado u oración, bien sea ampliando o matizando el significado de los verbos.

A continuación, podrás conocer los diferentes tipos de adverbios que pueden estar presentes dentro de una oración:

Adverbio de tiempo

Los adverbios de tiempo se caracterizan por mostrarnos más información sobre el momento en el que se lleva a cabo una acción. Dicho momento puede ser en el pasado, presente o futuro.

Entre algunos de los adverbios de tiempos que se pueden utilizar dentro de una oración, tenemos a los siguientes: Anteayer, ahora, hoy, mañana, todavía, ya, temprano, nunca, pronto y cuando.

Adverbios de lugar

Cuando se ejecuta una acción dentro de la oración, esta debe de hacerse en un sitio que, aunque no se describe con exactitud, le da sentido a todo. Y es claramente lo que significa un adverbio de lugar.

Ejemplos: acá, abajo, adentro, detrás, arriba, frente, fuera, hasta donde, lejos, por donde, delante, debajo, cerca, aquí, a través, allá, ahí y al borde.

Adverbios de modo

Señalan la manera en que es realizada la acción expresada por el verbo.

Ejemplos: Peor, bien, mal, así, solo, peor, como y deprisa.

Adverbio de cantidad o grado

La finalidad del adverbio de cantidad es la de complementar cuantitativamente toda la información que aporta el verbo. Normalmente este adverbio es utilizado para responder a la pregunta “¿Cuánto?”, debido a que siempre se suele dar como respuesta una cantidad que no es numérica o exacta.

Ejemplos: Más, menos, mucho, casi, basto, aproximadamente, bastante, mayormente, todo, suficiente, sólo, harto y azas.

Adverbios de afirmación

Con el adverbio de afirmación podremos enunciar que una acción dentro de la oración es verdadera. A través de este adverbio se puede expresar seguridad, certeza o acierto.

Ejemplos: Cómo no, desde luego, claro que si, exacto, indiscutiblemente, por supuesto, obvio, obviamente, sí, realmente, verdaderamente, claro, efectivamente, exacto.

Adverbio de duda

A diferencia del adverbio de afirmación, en el de duda no se expresa una seguridad con respecto a la acción que se lleva a cabo en la oración, por lo que las respuestas no serán certeras.

Ejemplo: Posiblemente, quizás, seguramente, ojalá, igual, a lo mejor, tal vez, si acaso.

Adverbio de negación

Normalmente se colocan justo antes del verbo, y son palabras que se utilizan dentro de la oración para negar un hecho.

Ejemplos: Denegar, no, nunca, ninguna, jamás, tampoco, rehusó, ningún, nadie, nada.

Adverbios según su estructura morfológica:

Adverbios simples

Son todos aquellos que se componen de una sola palabra, como, por ejemplo: si, ayer, no, mucho, cerca, bien, mal, lejos, quizás, entonces y luego.

Adverbios derivados

Se les dice derivados porque provienen de otra palabra, y normalmente pertenecen al grupo de aquellas que terminan en “-mente”, como lo sería el caso de algunas como: Lentamente, rápidamente, pacíficamente.

Adverbios según su naturaleza gramatical:

Adverbios léxicos

Sin la necesidad de considerar el tiempo o espacio de la enunciación, los adverbios léxicos pueden modificar al verbo como una circunstancia, la cual no debe de ser numérica.

A pesar de que a este grupo de adverbios corresponden los de terminación en “-mente”, también incluyen otros como adrede, regular, temprano, deprisa y bien.

Adverbios gramaticales

A diferencia de los adverbios léxicos, los gramaticales forman una clase cerrada, la cual se subdivide en demostrativos (aquí ahora), identificativos (antes, después), y cuantitativos indefinidos (mayormente y otros adverbios de cantidad).

Adverbios según su incidencia sintáctica:

Adverbios argumentales

Se encuentran comprendidos en el predicado. Por ejemplo, “Coloca el libro ahí”.

Adverbios atributos

El adverbio atributo se puede definir como una función sintáctica que se encarga de expresar una cualidad, estado o circunstancia del sujeto. Para ello, se utilizan los verbos ser, estar y parecer.

Ejemplos:

  • Sus hermanos están mal
  • Tu cara parece alegre
  • Adriana es rubia
  • Se encuentra divinamente
  • Tu primo está exhausto

Modificadores de adjetivos

Para definir el modificador de adjetivo, lo podemos hacer por medio de un ejemplo bastante sencillo.

Si nos topamos con una oración como “El examen estuvo bastante fácil”, el modificador del adjetivo “fácil”, vendría siendo bastante, razón por la cual recibe dicho nombre.

Adjunto o circunstanciales

La palabra adjunto viene de un anexo que, aunque no es indispensable dentro de una oración corta, puede llegar a modificar el verbo, otro adverbio o adjetivo. Por ejemplo: Hablar bien, muy bajo.

Adverbios oracionales

Tienen la facultad de modificar de forma general todo un enunciado. En pocas palabras, quiere decir que este tipo de adverbio modifica la oración. Entre algunos de los ejemplos que conforman los adverbios oracionales, tenemos algunos como: así mismo, claro, también y legalmente.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies