Saltar al contenido
Tipos, clases, clasificaciones, estilos, formas

Tipos de acentos

El acento es uno de los elementos ortográficos que siempre estará presente en cualquier oración o palabra. Mientras que a algunos se les hace mucho más sencillo diferenciales, a otros simplemente se les pasa por alto escribirlos. Por suerte, si escribimos desde un ordenador, es fácil no olvidar colocar la tilde, ya que contamos con un gran aliado para estos casos: los auto correctores o remarcadores.

Sin embargo, dicho factor no es la razón para olvidar los tres tipos de acentos, los cuales son nombrados en el manual de ortografía de la Real Academia Española: acento ortográfico, acento prosódico y acento diacrítico o de tilde diacrítica.

¿Qué es el acento?

En terminología, la palabra “acento” proviene de latín “accentus”, lo que indica que es de origen griego.  A través del acento, el ser humano puede resaltar una silaba al utilizar una entonación mucho mayor, lo que implica que se realiza una pronunciación con más fuerza en la sílaba donde se sitúa el acento.

El acento puede ser distinguido de dos maneras, las cuales dependerán de si se realiza de manera tonal o escrita. En caso de ser la primera, se puede notar cuando una palabra o sílaba lleva acento porque hacemos una mayor entonación al momento de pronunciarla.

Por otro lado, si es de manera escrita, entonces notaremos como se mostrará una pequeña raya que se encuentra justo por encima de la vocal, lo que implica que debemos de hacer una entonación mayor al leerla.

También cabe destacar que las palabras que llevan acento deben de seguir tres normas ortográficas:

  • En aquellas palabras que son agudas, se les debe de colocar la tilde cuando estas terminan en la letra s, n o alguna otra vocal.
  • Las palabas graves son todo lo contrario, ya que no se utiliza la tilde cuando la palabra no termina en n, s u otra vocal.
  • En cuanto a las esdrújulas, estas serán las únicas palabras que siempre van a llevar acento.

Estos son los tres tipos de acentos que existen:

Acento ortográfico

El acento ortográfico es el más conocido, debido a que se puede diferenciar a los demás gracias a una pequeña raya oblicua que se encuentra justo arriba de la vocal, lo cual nos indicará que la silaba debe de ser pronunciada con mayor énfasis que el resto de las demás sílabas.

A este acento también se le conoce como tilde o acento gráfico, es de gran importancia incluirlo en las silabas respectivas cuando esto lo requiera, ya que una pronunciación sin la tilde (en caso de que la silaba lleve este acento), puede no ser apropiada.

Si llegamos a olvidar colocar el acento ortográfico, en una palabra, se puede considerar que está mal escrita, por lo que probablemente recibamos una pequeña corrección.

Entre otras palabras que llevan acento ortográfico, nos topamos con algunas como página, canción, fácil, común y acción.

Acento prosódico

Mientras estamos leyendo o expresando oralmente algunas palabras, inconscientemente hacemos una pronunciación con mayor intensidad en ciertas silabas. Sin embargo, cabe destacar que esto no indica que la tilde estará siempre visible, razón por la cual se le denomina a este hecho como acento prosódico.

Por ejemplo, si lees la palabra “Edificio”, lo más probable es que hayas hecho una pronunciación mayor en la silaba “fi”, aún si en la vocal no se visualiza la tilde. La razón de ello, se debe a que se trata de un acento prosódico.

Son varias las palabras que cuentan con este tipo de acento: bailar, cantar, encontrar, apoyar, subrayar, ocasionar, calmar, entre otras más.

Acento diacrítico o tilde diacrítica

A pesar de que también lleva una tilde visible, como lo sería el caso del acento ortográfico, el diacrítico sirve para ayudarnos a diferenciar algunas palabras que pueden escriben de manera exacta, pero que encierran conceptos diferentes.

Por ejemplo, no es lo mismo decir “Llame” que “Llamé”, ya que si colocamos la tilde en la letra “e” indicará que ya realizamos dicha acción, mientras que la palabra “Llame” (sin el acento) está más relacionada a una sugerencia u orden que le podríamos dar a otra persona.

En otros casos, también pueden cambiar el significado completo de una oración:

  • Sí, no fui a la escuela
  • Si no voy a la escuela tendré problemas

En la primera oración, podemos notar cómo la tilde en la vocal “Si” representa una afirmación, cosa que no sucede en la segunda.

Otros ejemplos más:

  • Se dio la oportunidad para ir a la playa
  • Sé que la situación no salió como lo esperaba

Cuando se anexa la tilde en el término “Se” se hace una pronunciación mucho más fuerte, lo que también implica que estamos exponiendo que sabemos algo.

  • A mí me encanta jugar baloncesto en las tardes
  • Mi celular no está funcionando de manera apropiada

En este caso, la palabra “mi” con tilde indica que la persona se está refiriendo a si mismo, mientras que la que no posee el acento hace referencia a un objeto que le pertenece.

tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies